14.4.05

La muerte de James Miller



Dos años después del suceso, el Ejército israelí ha absuelto al teniente israelí acusado de matar en mayo de 2003 al periodista británico James Miller. Hace un mes, renunció a presentar cargos contra el teniente H. por carecer de pruebas. Dijo entonces que recibiría una sanción por uso inapropiado del arma de fuego. Ahora ha decidido que tampoco tiene pruebas para esta reprimenda.

Miller, de 34 años, recibió un tiro en el cuello cuando se acercaba de noche a un vehículo militar israelí en Rafa, en Gaza. El reportero, premiado por un reportaje sobre Afganistán, llevaba un pañuelo blanco y un casco blanco con la marca "TV". Los soldados dijeron que se estaba realizando en esos momentos una operación contra los bunkers subterráneos que utilizan los grupos radicales.

Un cámara de Associated Press grabó la escena sin que en sus imágenes se apreciara el tiroteo que, según el Ejército, se estaba produciendo en esos instantes.

La familia de Miller acusó al Ejército israelí de encubrir el crimen y de negarse a una investigación completa e independiente.

El reportaje en el que estaba trabajando, "Death in Gaza", fue completado por compañeros de Miller y se emitió en el Reino Unido y EEUU hace un año.