8.4.05

El valle

Juan Varela nos recuerda la herida pendiente del Valle de los Caídos, un campo de prisioneros del franquismo que ha tenido, durante la democracia, una extraña bula. Quizá haya sido por su lejanía de Madrid o por su aspecto horroroso, pero nadie ha querido meter mano a este engendro desde 1975.

Dejando tranquilas las tumbas, situadas en una zona subterránea, muchas cosas se podrían haber hecho allí para que sirviera, esta vez de verdad, de recuerdo a todos los muertos de la guerra civil. Ahora se dice que el Gobierno está pensando qué hacer y que no lo tiene muy claro. En esta ocasión, no sirve con retirar de noche una estatua. Es la oportunidad de pensar con la cabeza, no con la grúa.