30.4.05

Una investigación fracasada

La investigación sobre el tiroteo del coche en el que viajaba la periodista italiana Giuliana Sgrena ha terminado como empezó: los norteamericanos sostienen que los soldados cumplieron con su trabajo cuando dispararon contra el vehículo y los italianos afirman que no había razones para tirotearlo. Sgrena estaba siendo trasladada al aeropuerto de Bagdad en la noche del 4 de marzo, pocas horas después de ser liberada por sus secuestradores.

La investigación conjunta ha fracasado porque ambas partes discrepan sobre los hechos que ocurrieron. Los militares dicen que el coche circulaba a gran velocidad, al menos a 90 kilómetros por hora y que no frenó cuando los soldados les dieron el alto con luces y disparos al aire. Los investigadores italianos afirman que el coche no iba tan rápido y que la primera señal que recibieron de que se acercaban a un control fue una luz y, casi inmediatamente después, los disparos.

Para llegar a esta conclusión, los norteamericanos se han basado en la declaración de sus soldados, que han sido exonerados, y los italianos en la de los dos supervivientes: Sgrena y el agente de inteligencia que resultó herido. En el tiroteo, murió el agente Nicola Calipari.

Norteamericanos e italianos tampoco se ponen de acuerdo sobre otra incógnita clave: ¿cómo es posible que los soldados no supieran que Sgrena estaba siendo evacuada por agentes de los servicios de inteligencia de su país? Aquí las versiones vuelven a separarse. La versión militar acusa a los italianos de no haberse coordinado con el Ejército norteamericano. Los italianos alegan que los militares estaban perfectamente informados de la operación.

"Por respeto a Calipari y por un mínimo de dignidad nacional, no se podía pedir al Gobierno italiano que firmara una reconstrucción de los hechos que se correspondía con lo ocurrido esa noche", ha dicho el ministro italiano de Exteriores, Gianfranco Fini.

Con este resultado, no parece descabellado afirmar que la idea de la investigación conjunta sólo fue un detalle que Bush tuvo con Berlusconi para que su aliado afrontara en mejores condiciones la indignación sentida en Italia por este accidente absurdo. Nos quedamos sin saber con total seguridad si el incidente dice mucho de la forma en que los soldados de EEUU emplean sus armas de fuego en Irak o si tiene algo más que ver con los errores cometidos por los servicios de inteligencia italianos.


Liberada y tiroteada. Guerra eterna, 4 de marzo.
Sgrena: la versión del Ejército. Guerra eterna, 5 de marzo.
Una lluvia de balas. Guerra eterna, 6 de marzo.
Emboscada o accidente. Guerra eterna, 6 de marzo.
La autopista del terror. Guerra eterna, 7 de marzo.
La segunda investigación. Guerra eterna, 9 de marzo.

29.4.05

La muerte y la intimidad


Las personas con los rostros tapados no son delincuentes. Son soldados norteamericanos rindiendo honores a sus compañeros muertos en Irak. El Pentágono afirma que ha tapado sus caras para proteger su intimidad.

Hundreds of Photos Of Caskets Released.

Y de premio, un helado

El sargento Erik Saar denunció hace unos meses el trato vejatorio que sufrían los presos de Guantánamo en los interrogatorios. Lo contaba en un libro que estaba pendiente de publicación, a la espera de que el Pentágono diera su permiso. Saar había estado destinado en la isla como traductor de árabe.

Ahora el libro está a punto de aparecer en las librerías y Saar ha concedido una entrevista al programa "60 Minutes" de la CBS para denunciar que también se montaba una especie de teatrillo para impresionar a los congresistas y altos cargos militares que visitaban las instalaciones de Guantánamo.

Los interrogatorios se preparaban con el fin de que los invitados pudieran apreciar por sí mismos los grandes progresos que se hacían. Buscaban a un preso que ya había cooperado y le hacían las mismas preguntas. Ante la satisfacción de los testigos, el detenido repetía las preguntas. Una congresista demócrata ha contado ahora que vio cómo premiaban al preso con un helado. Un portavoz militar ha negado que se montaran los inetrrogatorios para engañar a los políticos.

En cualquier caso, los políticos volvían con la impresión de que se estaba haciendo un gran trabajo en Guantánamo. Y de torturas, nada. Si hasta les daban helado.

28.4.05

Irak: Gobierno con retraso

Tres meses después de las elecciones, el Parlamento iraquí ha aprobado la lista del nuevo Gobierno iraquí presentada por el primer ministro Ibrahim Yafari. Hay una cierta confusión sobre el número total de ministros, porque algunos medios incluyen los ministros en funciones, y otros no. El Gabinete se compone de 27 ministros, 5 ministros en funciones y cuatro viceprimeros ministros.

Entre las carteras aún por adjudicar de forma definitiva, están las de Defensa y Petróleo. El propio Yafari es el ministro en funciones de Defensa, a la espera de pactar el nombramiento para el puesto de un suní que sea aceptado por los partidos miembros de la coalición. Se dice que algunos de los candidatos manejados han sido vetados por sus antiguas relaciones con el partido Baas. Yafari ha dicho que los nombramientos temporales se confirmarán en unos pocos días.

Vuelve a primera línea Ahmed Chalabi, el político del exilio en quien pensaba el Pentágono para dirigir los destinos de Irak tras el derrocamiento de Sadam. Chalabi es viceprimer ministro y uno de esos ministros en funciones, en concreto de Petróleo.

180 de los 185 parlamentarios presentes votaron a favor del Gabinete. 90 diputados no participaron en la votación.

El gran ausente es el primer ministro saliente, Iyad Alaui, y su partido. Los partidos de la alianza shií ganadora de las elecciones no tenían mucho interés en incluir a Alaui por su política de recuperar a antiguos altos cargos del Baas en puestos importantes de la Administración.

Yafari tenía de tiempo hasta el 7 de mayo para entregar al Parlamento la lista de su Gobierno. Entre los muchos rumores que han circulado en las últimas semanas, está el que contaba que los kurdos estaban impidiendo el acuerdo para provocar el fracaso de Yafari, incómodos con sus ideas islamistas. Nadie lo confirmó, pero, por si acaso, Condoleezza Rice telefoneó al presidente recién elegido, el kurdo Talabani, para convencerle de que acelerara el proceso.

La llamada fue una buena idea. La tardanza en formar el Gobierno estaba provocando numerosas críticas entre la población iraquí, que contemplaba perpleja cómo sus políticos eran incapaces de nombrar un Gobierno.

27.4.05

¿Se siente engañado?

Poco a poco, lentamente, los norteamericanos empiezan a pensar que les han engañado. ¿Armas de destrucción masiva? ¿Dónde? El 50% de ellos cree que el Gobierno de Bush les engañó de forma deliberada sobre el arsenal iraquí, según una encuesta de Gallup.

Gallup preguntó sobre este asunto por primera vez en mayo de 2003. Desde entonces, el porcentaje de engañados ha ido creciendo de forma progresiva: 31% en mayo de 2003, 39% en julio, 43% en enero de 2004 y 47% en octubre de 2004.

Más atentados

El número de atentados terroristas graves en todo el mundo se multiplicó por tres en el año pasado, según un recuento hecho por la Administración norteamericana. La cifra de ataques "significativos" fue de 655, frente a 175 en 2003.

Como las mentes perversas pueden deducir que la guerra contra el terrorismo no va tan bien como se esperaba, el Departamento de Estado ha decidido no incluir este recuento en el informe anual sobre el terrorismo. El dato se ha conocido ahora gracias a que el Congreso de EEUU fue informado. Hace un año, Estado se vio obligado a rectificar tras anunciar que el número de atentados había descendido. En realidad, había ocurrido lo contrario.

Viaje con nosotros

La Rand Corporation ha publicado un informe en el que dice que un futuro Estado palestino será viable si garantiza la seguridad de sus habitantes y de Israel. Gran deducción. Además, apunta que habrá que construir un corredor de 225 kilómetros para que conecte Gaza y Cisjordania.

El corredor incluirá una línea de tren de alta velocidad, una autopista, un acueducto, y líneas eléctricas y de fibra óptica. La factura saldría por 33.000 millones de dólares en los primeros diez años, 760 dólares anuales por persona. Con un poco de suerte, los israelíes no tendrán que ver nunca más a un palestino.

El eslogan de la Rand en su web es: "Análisis objetivo, soluciones efectivas".

26.4.05

La realidad se impone (un poco tarde)

Dos conexiones sirias que dejan en mal lugar a la Administración norteamericana. El jefe del equipo de la CIA para la búsqueda del arsenal prohibido en Irak, Charles Duelfer, ha añadido un epílogo (pdf) de 92 páginas a su informe definitivo. En el nuevo texto, Duelfer considera "improbable" que el régimen de Sadam trasladara a Siria antes de la guerra las nunca encontradas armas de destrucción masiva.

La otra noticia tiene que ver con John Bolton, el aguerrido neocon elegido por Bush para ser el próximo embajador en la ONU y cuya confirmación por el Senado ha encontrado algunos obstáculos. Los informes de la CIA enviados a los senadores demuestran que Bolton acusó a Cuba, en 2002, y a Siria, en dos ocasiones en 2003, de tener en marcha programas de armas de destrucción masiva con evidencias muy débiles, en opinión de los servicios de inteligencia.

La actitud de Bolton cumple el patrón empleado a menudo por el Pentágono en los meses anteriores a la invasión de Irak: rechazar las conclusiones de los espías sobre el peligro iraquí y acusarles de estar ocultando una amenaza mucho más seria de lo que plasmaban sus informes. Acto seguido, se solicitaba la información en bruto con que contaban los servicios y se interpretaba de forma que se ajustara a las necesidades políticas de los jefes.

No es de extrañar que los británicos estén cruzando los dedos para que Bolton no salga elegido.

Periodistas secuestrados


Foto: Vadim Ghirda, AP.

Miembros de la comunidad árabe en Rumanía se manifiestan por la libertad de los periodistas rumanos secuestrados en Irak, Sorin Miscoci, Marie Jeanne Ion y Ovidiu Ohanesian, y de su traductor iraquí Mohammed Munaf. Los cuatro permanecen desaparecidos desde el 28 de marzo.

Esta tarde, vence el ultimátum anunciado por sus secuestradores. Amenazan con asesinar a los rehenes si el Gobierno rumano no retira de Irak sus tropas.

Informes del caso Abú Ghraib

Los enlaces a los informes y reportajes relacionados con las torturas de Abú Ghraib, de los que hablaba el domingo, estaban en mis artículos anteriores. Para los interesados, aquí están todos los citados:

Fotos Abú Ghraib. CBS News.

Informe Taguba. Informe del general Antonio Taguba.

"Torture at Abu Ghraib". Artículo de Seymour Hersh en The New Yorker.

Transcripción de la comparecencia de Taguba en el Senado.

Informe del Comité Internacional de la Cruz Roja. 24 págs, pdf.

Informes sobre la prisión de Abú Ghraib y la 205 Brigada de Inteligencia Militar del teniente general Anthony Jones y del general George Fay. 177 págs, pdf.

Informe de la comisión Schlesinger. 126 págs, pdf.

James Miller (II)

The Observer ha tenido acceso a un documento del Ejército israelí sobre la investigación de la muerte del periodista británico James Miller. El fiscal militar ha decidido no presentar cargos contra el principal sospechoso, un teniente.

Los papeles citados por el semanario británico revelan que los soldados y el teniente alteraron sus testimonios. Además, el autor del informe sospecha que se hicieron modificaciones en las armas de los soldados implicados para impedir que las pruebas de balística les delataran.

In addition, the report alleges the barrel of the rifle understood to have been used in the shooting two years ago was changed. Rifles submitted as part of the investigation could not have been those used in the shooting because it was "impossible" that bullets found at the scene in Rafah belonged to the weapons surrendered, adds the report.

"It is important to point out that during the investigation a concern was raised, based on intelligence information, that some of the soldiers later changed the barrel they used during the event with a different barrel," it continues.


A ello hay que sumar la desaparición de las cintas de vídeo de las cámaras situadas en el puesto militar desde el que se hicieron los disparos.

Adiós, Asad

Los titulares dan por concluida la retirada siria de Líbano. Quedan aún unos 300 soldados, pero sólo les quedan un par de discursos y de marchas militares. Partirán cuando termine la ceremonia oficial que se celebrará este martes en el valle de la Beká. En sólo dos meses, habrá concluido la retirada de 14.000 soldados.

Una retirada fulgurante. Sin que desde Damasco haya salido críticaa reconocibles a la decisión del Gobierno de Asad. Evidentemente, el régimen no lo habría permitido, pero llama la atención que ningún miembro de la vieja guardia siria haya mostrado su malestar.

Podemos ver el vaso medio lleno o medio vacío. Es posible que Asad controle los resortes del poder con más decisión que la que le supone la prensa internacional. También puede ocurrir que hasta los sectores más recalcitrantes en Damasco hayan llegado a la conclusión de que conviene asegurar el control de la situación en Siria, antes que continuar con una aventura que sólo provoca problemas internacionales al régimen.

The Economist apunta las pérdidas económicas que tendrá que afrontar Siria al perder la ventana libanesa al exterior. También habrá que sumar a la factura los negocios, limpios o algo más sucios, que la élite siria manejaba en Beirut.

La aportación siria al fin de la guerra civil libanesa fue amortizada hace mucho tiempo. Lo que deja detrás es un legado de parálisis y abusos que no se borrará fácilmente. En el valle de la Beká, dicen que comienzan a respirar más libremente. Ya hay familias que exigen saber dónde están los desaparecidos a manos de los servicios de inteligencia sirios. Oiremos hablar de estos casos en los próximos meses.

El editorial del diario libanés The Daily Star apunta además las secuelas en la mentalidad de la gente. Los libaneses deben volver a asumir su responsabilidad, ya no tendrán que esperar a que otros les digan lo que deben hacer. Pueden empezar por limpiar la economía del país de la corrupción, una de las consecuencias menos sangrientas, pero más duraderas, de una ocupación:

Now the Syrians have withdrawn, the Lebanese will have to break their habit of paralysis and start doing things a new way. It is not only necessary that the Lebanese rid themselves of the tanks, soldiers, guns and security agents; they must also unshackle the economy and the private sector from the chains of corruption that have characterized the era of Syrian occupation.

El enigmático asesinato de Hariri ha arrebatado a Asad la posibilidad de presentar la retirada como un gesto hacia los libaneses. No conviene exagerar la importancia de las manifestaciones de la oposición, porque también los grupos prosirios sacaron a su gente de la calle. Pero sin esa movilización popular, es obvio que la decisión siria no se habría producido, al menos ahora.

Mal asunto para Asad. Los dictadores no deben dar imagen de debilidad. Sus compatriotas pueden tomar nota.

24.4.05

Hay que salvar a los generales

El Ejército de EEUU ha marcado los límites en los castigos a las torturas de Abú Ghraib: los soldados, a la cárcel; los generales, impolutos. Ninguno de los cuatro altos mandos militares en Irak en el momento en que se produjeron los hechos, incluido el teniente general Ricardo Sánchez, recibirá sanciones administrativas ni se presentarán cargos contra ellos. Sólo la general Janis Karpinski, jefe de las prisiones militares en Irak, será castigada con una sanción que, probablemente, pondrá fin a su carrera en el Ejército. Ya estaba suspendida en sus funciones desde entonces.

La mayoría de los informes de investigación realizados por los propios militares había denunciado los fallos de liderazgo y la responsabilidad de los jefes militares ahora exonerados. Ninguno había pedido que se les llevara ante los tribunales, pero casi todos revelaban graves errores que habían tenido consecuencias en el funcionamiento de la prisión de Abú Ghraib.

No han importado que la prisión fuera un caos y un desastre, y que los policías militares no tuvieran los medios para vigilar a una población penal tan numerosa. Tampoco que los soldados no hubieran recibido la preparación necesaria ni que muchos de ellos desconocieran cómo les influía la aplicación de las Convenciones de Ginebra. Ni que los agentes de la CIA y el personal de compañías de seguridad privada camparan a sus anchas por la prisión entregando prisioneros que no eran inscritos en el registro oficial.

La absolución sin juicio no ha encontrado punible la decisión de Ricardo Sánchez de entregar a los jefes de la Brigada de Inteligencia Militar (los encargados de los interrogatorios) el control operativo de Abú Ghraib, vulnerando las instrucciones habituales en los manuales militares, que recomiendan mantener separadas las funciones de interrogador y de carcelero.

Tampoco se ha dado importancia a las órdenes de Sánchez por la que se autorizaba a utilizar determinadas medidas en los interrogatorios, como el uso de perros, que terminaron degenerando en la aplicación de torturas.

La decisión no parece prestar atención al hecho de que los altos mandos militares no hicieron nada para solucionar los problemas de Abú Ghraib cuando tuvieron la oportunidad de hacerlo, varios meses antes de que aparecieran las fotografías inculpatorias. Sánchez pudo haberlo hecho cuando recibió, el 6 noviembre de 2003, el informe del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) sobre violaciones de los derechos humanos en las cárceles de Irak. ¿Cuál fue la respuesta? No se inició ninguna investigación. Casi dos meses después, el 24 de diciembre, los militares intentaron limitar a los miembros del CICR el acceso a las zonas donde se habían producido las torturas con una carta en la que les recordaba que debían solicitar un permiso por anticipado cada vez que quisieran inspeccionar esos lugares.

En realidad, Sánchez sí hizo algo poco después de que el CICR entregara su informe. Fue el 19 de noviembre cuando entregó el mando de Abú Ghraib al jefe de la 205º Brigada de Inteligencia Militar, el coronel Thomas Pappas. El destino jurídico de Pappas y de su segundo, el teniente coronel Steven Jordan, aún está en el aire, porque podrían ser procesados. No apuesten por ello. Pappas podría contar qué órdenes le dieron los generales.

Tampoco ha habido motivos para investigar al general Miller que llegó a Irak en otoño de 2003 para aplicar allí las técnicas de interrogatorios que tan buenos resultados estaban dando en Guantánamo. Pocos días después de su visita, Pappas trasladó su cuartel general desde Camp Bocca, cerca del aeropuerto de Bagdad, a Abú Ghraib, y empezó a cumplir las instrucciones de Miller, que le ordenó que trabajara en estrecha colaboración con la unidad de policía militar que vigilaba la prisión. Y así lo hizo.

No se ha encontrado, aparentemente, nada punible en las presiones de los generales Sánchez, Miller y Fast sobre el coronel Pappas, con los que se reunía con una cierta frecuencia, para que obtuviera, con la máxima urgencia, resultados en los interrogatorios que sirvieran en la lucha contra la insurgencia. No era de extrañar, dado que la mayoría de los presos de Abú Ghrain poco o nada tenía que ver con el movimiento insurgente. Las redadas se caracterizaban por su carácter indiscriminado ante la dificultad de los norteamericanos en encontrar a los autores y responsables de los atentados y emboscadas.

En el mejor de los casos, para los intereses del Gobierno y del Ejército norteamericanos, el alto mando militar en Irak perdió el control de sus subordinados y concedió el mando de Abú Ghraib a oficiales que permitieron o alentaron torturas y abusos. Tampoco hay motivos para castigar esa conducta.

Habrá que llegar a la conclusión de que los soldados que cometieron las torturas fueron castigados por sacar fotografías.

Army criticized over Abu Ghraib probe. CNN.
U.S.: Investigate Rumsfeld, Tenet for Torture. Human Rights Watch.

Defina tortura. Guerra eterna, mayo 2004.
Sospechas, pruebas e indicios. Guerra eterna, mayo 2004.
Investiguen, pero sin pasarse. Guerra eterna, mayo 2004.
Pirámide de torturas. Guerra eterna, agosto 2004.
Torture at Abu Ghraib. Seymour Hersh, The New Yorker, Abril 2004.

22.4.05

Ratzinger, en 1943

No es un tema que llegue a la categoría de debate, aunque algunos quieren meter el dedo para hacer sangre: la prensa sensacionalista inglesa o algún representante de la caverna. La militancia en las Juventudes Hitlerianas, breve y forzada por las circunstancias, de Joseph Ratzinger ha provocado algún arqueo de cejas e insinuaciones que no tienen mucho sentido.

La prensa alemana ya ha recordado que intelectuales como Gunter Grass y Jurgen Habermas también formaron parte en su adolescencia de las Juventudes Hitlerianas y ahora están fuera de toda sospecha.

La biografía de Ratzinger escrita por John Allen y los propios textos del Papa admiten pocas dudas. Todo estudiante de instituto estaba obligado a alistarse en las juventudes del partido nazi. Los directores del colegio podían inscribir a sus alumnos de forma automática.

Como otros jóvenes alemanes de la época, Ratzinger fue reclutado por el Ejército y estuvo destinado en una unidad antiaérea. En los últimos meses de la guerra, desertó y, también como otros, acabó en un campo de prisioneros.

Es cierto que resulta llamativa la foto de Ratzinger con uniforme del Ejército alemán. No hay muchos Papas que cuenten con esa imagen. Pero sólo se trata de una consecuencia de haber elegido a un Papa que nació en Alemania a principios del siglo XX.

Se dice que la familia de Ratzinger tenía sentimientos antinazis (aunque había un tío cercano a los nazis y que escribió un artículo de contenido antisemita), precisamente por su catolicismo. Es un dato coherente con lo que cuentan los libros de historia sobre las distantes relaciones de los nazis con Baviera, la región natal del Papa.

En la biografía de Hitler, de Ian Kershaw, aparece en varias ocasiones la cautela con la que se manejaban los dirigentes nazis en sus tratos con la jerarquía eclesiástica católica y la población bávara. Evidentemente, la represión alcanzó también a muchos religiosos. Sin embargo, en los primeros años del nazismo en el poder, los nazis eran conscientes de que la Iglesia católica era la única organización permitida que no estaba completamente controlada por adictos a Hitler.

Otra cosa es que por un exceso de beatería, haya gente que pretenda borrar ese dato de la biografía personal de Benedicto XVI. En la biografía completa distribuida por la agencia Efe, se omitía el dato. No creo que dedicarle una línea en un artículo de dos folios, hubiera sido un motivo de excomunión.

El diario de mayor tirada de Israel, Yediot Ahronot, tituló con las palabras "Fumata blanca, pasado negro". El gusto del Yediot por los titulares impactantes no es representativo de la opinión de los judíos sobre Benedicto XVI. En Israel, cualquier mención al nazismo produce escalofríos, pero ni el Gobierno ni las organizaciones judías han mostrado hostilidad hacia el nuevo Papa.

Ratzinger ha enviado un mensaje al rabino jefe de Roma en el que promete "continuar con el diálogo y reforzar la cooperación con los hijos y las hijas del pueblo hebreo". Ese es un tema más difícil que un dato del pasado juvenil del Papa. Juan Pablo II protagonizó varios gestos de acercamiento con el judaísmo y el islam y, de hecho, fue uno de los pocos líderes políticos y religiosos que recibieron elogios tanto en Jerusalén como en Damasco.

Benedicto XVI provocó un terremoto en el diálogo interreligioso con el documento vaticano "Dominus Iesus", que recordaba que las otras religiones están en una situación de inferioridad frente al cristianismo. Ahora, como Papa, deberá intentar compatibilizar el rigor doctrinal que le caracterizó con un diálogo sincero con otras confesiones.

21.4.05

Ultimas noticias de Guantánamo

Otros 18 presos de Guantánamo han sido puestos en libertad. Todos ellos serán devueltos a sus países, 17 a Afganistán y uno a Turquía, donde no se presentarán cargos contra ellos. Al igual que en otras ocasiones, la medida se justifica con el anuncio de que los presos ya no son considerados "combatientes enemigos". Sin dar más detalles. Puede ser que después de tres años y medio de interrogatorios, sus carceleros hayan llegado a la conclusión de que ya no son peligrosos o que ya no se les puede extraer más información.

Hasta ahora, 232 personas han sido excarceladas de Guantánamo. 167 recibieron la libertad y 65 fueron entregados a Gobiernos extranjeros. Algunos de estos últimos fueron liberados posteriormente.

Actualmente, quedan unos 520 detenidos en Guantánamo. Se supone que una vez al año sus casos son revisados.

20.4.05

La Iglesia tiene miedo

En un mundo en el que la Iglesia Católica se siente cada vez más en minoría, incluso en Europa, los cardenales no han querido experimentos ni tampoco apostar por la carta de la juventud, por un Papa tan joven como lo era Karol Wojtyla en 1978. No importa que no pueda encandilar a los jóvenes con su vigor o espontaneidad. Corren tiempos difíciles para la Iglesia, como bien sabe Ratzinger, y por eso era más importante mantener a salvo la integridad de la fortaleza.

El artículo completo en Informativos Telecinco.

19.4.05

Ratzinger

La Iglesia católica ha decidido reforzar los muros de su fortaleza. El cónclave ha dicho qué tipo de Iglesia prefiere. Joseph Ratzinger será Benedicto XVI y podrá continuar, obviamente desde una posición más alta, el trabajo que desarrolló durante el Papado de Juan Pablo II al frente de la Congregación para la Defensa de la Fe.

Antes de entrar en valoraciones, conviene leer a Ratzinger que, como teólogo de prestigio en el mundo católico, cuenta con una gran producción editorial. Pero quizá el texto con carga más simbólica es la homilía que pronunció ayer en la misa anterior al inicio del cónclave.

Hemos colocado el texto íntegro en la web de Informativos Telecinco.

Alarma infundada

El rescate de 150 civiles shiíes secuestrados por radicales suníes en la ciudad iraquí de Madaen, al sur de Bagdad, ha terminado con buenas noticias. No han encontrado a un solo rehén. Los rumores vuelan en un país como Irak, pero pocas veces provocan la movilización de tres batallones del Ejército iraquí y un amago de crisis entre las autoridades elegidas no hace mucho por el Parlamento iraquí.

La noticia partió de los medios de comunicación iraquíes y fue recogida por las agencias extranjeras. Un grupo desconocido amenazaba con matar a 150 shiíes, quizá más, a menos que todos los miembros de esta fe religiosa abandonaran la ciudad. En la zona, se habían producido asesinatos y ajustes de cuentas por razones sectarias, así que la noticia parecía creíble. Si el grupo de Al Zarqawi estaba implicado, cualquier cosa era posible.

Algunos políticos shiíes amenazaban desde Bagdad con un conflicto entre suníes y shiíes de proporciones incalculables. Se hablaba de limpieza étnica a golpe de fusil. 400 soldados se preparaban para entrar en la ciudad. El domingo, las tropas entraban en la ciudad preparadas para lo peor. El sábado, explotó una bomba en una mezquita shií. No hubo heridos. El líder espiritual de los shiíes pidió al Gobierno que intentara resolver la crisis de forma pacífica.

Las agencias difundieron fotos de civiles asustados abandonando la ciudad con lo puesto. La televisión iraquí Al Iraqiya dio a conocer informaciones alarmantes sobre la situación dentro de la ciudad.

No todo eran rumores publicados en los medios. Fuentes del Ministerio de Interior contaban a la agencia France Press que "tras horas de combates, los soldados iraquíes controlaban ayer (el domingo) la mitad de la ciudad y habrían liberado a entre 10 y 15 familias, aparentemente atrapadas en la zona tomada por los suníes". Habrían liberado. Aparentemente. Cuando los periodistas utilizan el condicional, es que no lo tienen muy claro.

No hubo combates. Los soldados rastrearon toda la ciudad, entraron en las casas y no encontraron ningún rehén. Algunas informaciones cuentan que sí detuvieron a algunos insurgentes, quizá del tipo de pasaban por allí. No había ninguna rebelión suní. Ni centenares de secuestrados.

¿Qué ha ocurrido? Aparentemente (con perdón), la noticia surgió de algunos diputados shiíes que acusaban al Gobierno, aún dirigido de forma interina por Iyad Alaui, de no defender a sus correligionarios de las agresiones suníes. Alaui ha recuperado para puestos de responsabilidad en la Administración a antiguos funcionarios relacionados con el Baas, el partido de Sadam Hussein, y algunos de los futuros gobernantes quieren poner fin a esa política.

Pretenden una depuración radical de la Administración que incluya no sólo a los autores de atrocidades, sino también a muchos funcionarios suníes que sólo tenían el carné del partido Baas para conseguir un empleo o escalar posiciones sociales.

El retraso en formar un Gobierno tras las elecciones del 30 de enero comienza a pasar factura. Alguien quería ajustar cuentas con el Gobierno saliente o enviar un aviso al nuevo Gobierno. Jugaron con fuego, aunque, esta vez, afortunadamente, nadie se quemó.

18.4.05

Irak/Al Qaeda: la versión de la CIA

El senador demócrata Carl Levin ha difundido varios documentos de la CIA y de otros servicios de inteligencia norteamericanos sobre la supuesta relación entre Al Qaeda y el régimen de Sadam Hussein sugerida o mantenida por altos cargos de la Administración de Bush antes de la invasión de Irak. Los documentos han sido desclasificados recientemente.

Levin sostiene que estos documentos demuestran que los espías no creían que hubiera una relación "operativa" entre miembros de Al Qaeda y el Gobierno iraquí. Los papeles se refieren a la denuncia de que los seguidores de bin Laden recibieron entrenamiento en campos iraquíes y la supuesta reunión de abril de 2001 en Praga entre Mohamed Atta y un espía iraquí.

En ambos casos, los servicios de inteligencia no encuentran datos o pruebas que confirmen estas sospechas que Cheney no tuvo inconveniente en airear en numerosas conferencias y entrevistas.

Los documentos (en pdf) incluyen grandes fragmentos tachados por razones de seguridad. Se puede acceder a los documentos desde la página del comunicado de Levin.

15.4.05

Ahora van en serio



Malas noticias para las webs de los medios de comunicación tradicionales. La amenaza ya no proviene sólo del robot loco de Google. Una versión algo más humanizada, Yahoo, ha tenido más visitantes en seis de los últimos 14 meses que CNN.com, el líder hasta ahora. Y no lo hacen volcando todos los teletipos que pasan por sus tripas, sino con una inteligente selección de fuentes:

A decade into the consumer Internet revolution, industry executives and analysts say users favor sites that offer information from more than one news organization. Yahoo, for example, has agreements to display or link to content from about 100 news organizations, from USA Today to French news service Agence France Presse. Users can search through about 7,000 additional online news sources that Yahoo catalogs for information.

Cada vez está más claro que las webs informativas no pueden sobrevivir volcando los contenidos de su soporte tradicional ni abrumando al usuario con información de agencia. En la medida de que puedan tener contenido propio con un valor especial para el usuario, podrán hacer frente a unos competidores como Google y Yahoo que cada día se van a hacer más sofisticados. De lo contrario...

14.4.05

La muerte de James Miller



Dos años después del suceso, el Ejército israelí ha absuelto al teniente israelí acusado de matar en mayo de 2003 al periodista británico James Miller. Hace un mes, renunció a presentar cargos contra el teniente H. por carecer de pruebas. Dijo entonces que recibiría una sanción por uso inapropiado del arma de fuego. Ahora ha decidido que tampoco tiene pruebas para esta reprimenda.

Miller, de 34 años, recibió un tiro en el cuello cuando se acercaba de noche a un vehículo militar israelí en Rafa, en Gaza. El reportero, premiado por un reportaje sobre Afganistán, llevaba un pañuelo blanco y un casco blanco con la marca "TV". Los soldados dijeron que se estaba realizando en esos momentos una operación contra los bunkers subterráneos que utilizan los grupos radicales.

Un cámara de Associated Press grabó la escena sin que en sus imágenes se apreciara el tiroteo que, según el Ejército, se estaba produciendo en esos instantes.

La familia de Miller acusó al Ejército israelí de encubrir el crimen y de negarse a una investigación completa e independiente.

El reportaje en el que estaba trabajando, "Death in Gaza", fue completado por compañeros de Miller y se emitió en el Reino Unido y EEUU hace un año.

Hersh, el bocazas

La revista New York revela el lado oscuro de Seymour Hersh, una de las plumas más afiladas del periodismo de investigación de EEUU. Lo que cuenta es que la pluma no es nada comparada con la lengua, ya que Hersh tiene la mala costumbre de exagerar, elucubrar y, a veces, hasta de mentir en las numerosas conferencias que pronuncia en su país.

El artículo establece una importante salvedad con los artículos que Hersh escribe para la revista The New Yorker. Entre ellos está el reportaje que reveló las torturas de la cárcel iraquí de Abú Ghraib. El equipo de editores revisa cada uno de los datos y el director está al tanto de las identidades de esas fuentes anónimas que pueblan sus artículos.

En la descripción de Hersh, que el propio periodista no tiene inconveniente en confirmar, éste aparece como un bocazas que se toma demasiadas libertades con los hechos con la intención de que su audiencia sea consciente del lado oscuro de la guerra contra el terrorismo y del campo de batalla iraquí. Paradójicamente, en ese fervor misionero no se comporta de forma muy diferente a los dirigentes políticos cuya política denuncia.

El riesgo añadido reside en la blogosfera, siempre encantada en rebotar todo artículo que revele algún asunto podrido. Qué coño. Yo mismo lo hice una vez con una intervención en la que Hersh describía una conversación con un militar norteamericano que denunciaba la muerte innecesaria de unos civiles iraquíes.

Lo que queda de Hersh, lo que tiene realmente valor, a diferencia de su fervor tertuliano, son sus artículos de The New Yorker y su libro, publicado en España. Eso sí hay que tomárselo en serio, porque, afortundamente, Hersh no dicta esos textos, sino que los escribe. Y hay alguien, viejas virtudes del periodismo aún presentes en algunos lugares, que lo revisa y lo edita.

13.4.05

Los iraníes también se van de Líbano

No son sólo los soldados sirios los que están a punto de abandonar Líbano. Las tropas de otro país cercano, Irán, también han puesto fin a más de 20 años de presencia en Líbano. Y lo han hecho en medio de un singular secreto.

Con la atención puesta en Damasco, y en otro ejemplo de lo difícil que resulta a los servicios de inteligencia occidentales conseguir informaciones confidenciales de Teherán, nadie había prestado demasiada atención a estos soldados. Se daba por hecho que seguían allí, pero parece que ya no es así.

Según cuenta hoy The Washington Post, citando fuentes oficiales norteamericanas y europeas, la mayoría de los soldados, tropas de élite de los Guardias Revolucionarios, abandonaron Líbano hace ya tiempo. Es probable que permanezan varias decenas de "asesores militares", pero también es posible que cuenten con cobertura legal dentro de la poderosa embajada iraní en Teherán.

La salida no significa el fin de la influencia iraní en Líbano. El régimen de Teherán es el mentor religioso y militar de Hizbolá, que cuenta con una milicia armada enfrentada a Israel y un influyente grupo parlamentario en la Asamblea libanesa.

12.4.05

Aborto legal en Irán

El Parlamento iraní ha aprobado una ley que permitirá que las mujeres puedan abortar cuando el embarazo constituya un riesgo para sus vidas, así como en los casos que se compruebe que el feto sufre deformaciones congénitas.

"Se permite el aborto en los primeros cuatro meses de embarazo con la condición de que el matrimonio lo acepte y que tres médicos confirmen de que el feto sufre una deficiencia mental o malformación física, o que la vida de la madre esté en riesgo", según el texto legislativo divulgado por la agencia oficial iraní IRNA.

La nueva ley no admite la interrupción del embarazo en caso de violación.

La actual legislación iraní castiga con penas de cárcel de entre tres y diez años a las mujeres que se someten a un aborto y a los que lo practican. Según la prensa local, alrededor de 80.000 mujeres iraníes se someten anualmente a un aborto.

El comando de la ricina

El 5 de enero de 2003, la Policía británica descubrió que un grupo de presuntos terroristas integristas preparaba un atentado en Londres con uno de los venenos más potentes que existen: la ricina. Todos ellos fueron detenidos. Tony Blair dijo: "El arresto demuestra que ese peligro es real, que está presente y entre nosotros, y que su potencial es enorme".

El 5 de febrero de 2003, Colin Powell, en su discurso ante el Consejo de Seguridad de la ONU para denunciar el programa iraquí de armas de destrucción masiva, citó las detenciones de Londres y denunció que los terroristas detenidos estaban relacionados con el grupo de Al Zarqawi que había encontrado refugio en Irak. Un gráfico colocaba al denominado "UK Poison Cell" dentro de la estructura del grupo "iraquí" de Zarqawi.

La semana pasada, la justicia británica ha emitido su veredicto: inocentes. Los acusados no estaban preparando un ataque terrorista y la ricina sencillamente no existía. Entre los argumentos de la sentencia, hay un dato contundente: dos días después de las detenciones, el principal asesor científico de las autoridades antiterroristas británicas (y director del Biological Weapon Indentification Group) finalizó los análisis de laboratorio y llegó a la conclusión de que no había ningún rastro de ricina entre las sustancias incautadas en la operación policial.

Alguien se equivocó al facilitar la información a las autoridades. Cuando Powell pronunció su discurso, Londres ya sabía que la ricina no exitía. Pero eso de "UK Poison Cell" sonaba tan bien que no pudieron resistir la tentación.

11.4.05

Benditos pixels



Esta fotografía (aquí ampliada) aparecida en The New York Times (y descubierta gracias a Elástico) demuestra hasta qué punto la tecnología es una esponja que lo absorbe todo. Echando mano del cálculo estadístico de la abuela, se puede llegar a la conclusión de que miles de personas sacaron fotografías, con sus móviles, del cadáver de Papa. Lo hicieron las mismas personas que se habrían escandalizado si alguien hubiera osado sacar una foto de su parienta o progenitor de cuerpo presente con el vodafone.

Para entenderlo, siempre se pueda echar mano del argumento que comienza con las palabras "hay que ver, estos italianos...", por aquello de que los romanos estarían dispuestos a prescindir de sus tarjetas de crédito, pero nunca de sus telefoninos. En realidad, la osadía está a la altura de los intentos de la Iglesia por aceptar uno de los principios de los medios de comunicación de masas, en especial de la televisión: lo que no se ve, no existe. Si no hay imágenes, no hay noticia.

Escenas del entierro de un Papa que hasta ahora estaban vedadas a los feligreses han podido verse ahora gracias a las imágenes facilitadas por la propia televisión vaticana. La única línea roja trazada por la Santa Sede protege el secreto del cónclave, aunque creo que en este caso las imágenes escondidas no están a la altura del hecho: ¿qué tiene de especial ver a gente votando? Quizá la Iglesia tenga más miedo al audio que al vídeo: no quiero ni imaginarme lo que dirían los comentaristas entre votación y votación.

Por cada nuevo artefacto de comunicación que se ha inventado ha surgido un dignatario religioso que lo ha condenado. Cuando los artefactos incluían el uso de imágenes, las iglesias elevaban el tono de sus advertencias. Si el pecado está en todos los sitios, cualquier medio de propagarlo a millones de personas podía convertirse en un instrumento de Satanás. El cine, la televisión o la música rock han pasado por la lista de prohibiciones. Quizá me haya pillado mirando hacia otro lado, pero no recuerdo que la Iglesia haya condenado esta vez el teléfono móvil multimedia.

Es probable que Hans Kung me mate por decir algo así, pero sospecho que la Iglesia Católica ha abandonado su visión pesimista del ser humano. Si se pasan por el móvil fotos del Papa muerto, la jerarquía eclesiástica pensará que es con buena intención. Las nuevas tecnologías acabarán con el pecado original y Satanás terminará trabajando de administrativo en la SGAE. Pobre Nostradamus.

9.4.05

The Blogger Horror Picture Show

Lo de Blogger empieza a ser cómico. O patético. O para coger un AK-47. Ahora resulta que también tiene problemas con la página que sirve para resolver los problemas:

This would be funny if it weren't frustrating some users. We've discovered a problem with the page people use to report problems. Just letting you know that we're fixing it now and if you plan on writing support, please take note.

La parte contratante de la primera parte, supongo.

Barcepundit sugiere, previa consulta, eliminar los cookies, pero, qué quieres que te diga, uno termina cogiendo cariño a esos pequeños bichitos que pueblan las tripas del ordenador. Y me parece que eliminarlos sin piedad es una forma de provocar daños colaterales que no me agrada. ¿Acaso ellos tienen la culpa de que Blogger esté pasando por la crisis de la mediana edad?

Obviamente, Barcepundit cree en la libre empresa y tiene una gran confianza en el departamento de errores de las compañías. Por eso, supongo que les asaetea con emails informando de errores. Yo prefiero blasfemar (en silencio, no es la época más apropiada para maldecir) e imaginar retorcidos tormentos aplicados a las carnes de los ingenieros de Blogger. ¿Qué ocurre con esta gente? ¿Trabajaban antes en Microsoft o en el Pentágono? ¿En la televisión?

Luego vendrán las lágrimas, como siempre. Que cómo has podido dejarme por otra/o. Que lo nuestro empezó hace tantos años. Que ahora me dejas cuando ya no soy tan joven.

Leo que los presidentes de Israel, Siria e Irán se han dado la mano en el funeral del Papa (no al mismo tiempo). Yo no soy tan comprensivo como esta gente. Están avisados.

8.4.05

144.000 soldados

La cifra de soldados norteamericanos en Irak oscila en función de las rotaciones de las tropas y de los acontecimientos. El número aumentó poco antes de las elecciones iraquíes y se daba por hecho que se reduciría poco después. El servicio de estudios del Congreso de EEUU ha publicado el último balance oficial, al menos que yo haya visto. A fecha de 4 de marzo de 2005, había en Irak 144.875 soldados norteamericanos. El reparto:

68.603 del Ejército de Tierra, 2.099 de la Armada, 7.334 de la Fuerza Aérea y 22.255 marines. A ellos hay que sumar 33.030 de la Guardia Nacional y 11.554 de la Reserva. El recuento añade unos 23.900 soldados de otros países.

Cónclave

En los últimos días, he descuidado algo el blog y he dejado escapar algunas noticias interesantes, a su vez medio enterradas por la cobertura de la muerte del Papa: las dificultades que está teniendo el presidente palestino, Abú Mazen, en su proyecto de reforma de las fuerzas de seguridad palestina (y el consiguiente aumento de los incidentes violentos), o los planes de Sharon de expandir los asentamientos que rodean Jerusalén.

Además, se ha conocido el informe sobre la situación política del mundo árabe, publicado por una agencia de la ONU que revela dos cosas: por todo Oriente Medio hay un movimiento popular que pide más libertad y democracia, y, en segundo lugar, los tímidos intentos por poner en marcha reformas
democratizadoras no están dando resultados por la resistencia de los Gobiernos autoritarios y los errores de la política exterior de EEUU.

Me temo que le estoy poniendo los cuernos a Guerra Eterna con otro asunto: el blog sobre el cónclave que sacamos en Informativos Telecinco. No me he convertido en un vaticanista de la noche a la mañana. No me dedico a propagar opinión sobre quién debería ser el elegido, sino a propagar información. Nos dedicamos a dar más datos de los cardenales más influyentes (ya publicados: Arinze y Tettamanzi), recordar historias antiguas de otros cónclaves y, sobre todo durante la próxima semana, explicar cuáles son las principales tendencias dentro del Colegio Cardenalicio, según las han descrito en los últimos años los periodistas expertos en el ramo.

Contra lo que se pudiera pensar leyendo algunas crónicas periodísticas, no todos los cardenales piensan igual, ni siquiera todos los que suelen recibir la etiqueta de conservadores, sobre algunos de los retos a los que se enfrentará la Iglesia Católica, y todas las religiones, en los próximos años,

Leía el otro día que la responsable de educación del PSOE está en contra de haya una asignatura optativa a la religión para los alumnos que no la cursen. Igual es una buena idea si de lo que se trata es de que los estudiantes sepan menos sobre el mundo en que viven. Me parece que es un poco difícil conocer la historia de cualquier país o zona del mundo sin conocer el papel, en ocasiones nada edificante, que ha tenido la religión. En el caso de Oriente Medio, resulta bastante obvio.

Así que si los estudiantes no se van a enterar de nada por los libros escolares, al menos que sepan cosas nuevas por los blogs. Y no hacemos exámenes.

El valle

Juan Varela nos recuerda la herida pendiente del Valle de los Caídos, un campo de prisioneros del franquismo que ha tenido, durante la democracia, una extraña bula. Quizá haya sido por su lejanía de Madrid o por su aspecto horroroso, pero nadie ha querido meter mano a este engendro desde 1975.

Dejando tranquilas las tumbas, situadas en una zona subterránea, muchas cosas se podrían haber hecho allí para que sirviera, esta vez de verdad, de recuerdo a todos los muertos de la guerra civil. Ahora se dice que el Gobierno está pensando qué hacer y que no lo tiene muy claro. En esta ocasión, no sirve con retirar de noche una estatua. Es la oportunidad de pensar con la cabeza, no con la grúa.

6.4.05

Un kurdo en Bagdad

Han tardado más de dos meses desde la fecha de las elecciones, pero hoy el Parlamento iraquí ha puesto la primera piedra para contar con un Gobierno representativo. El líder kurdo Yalal Talabani ha sido elegido presidente de Irak. Es la primera vez en la historia de Irak en que un kurdo ocupa el máximo cargo político.

También fueron elegidos los dos vicepresidentes: el shií Adel Abdul Mahdi y el suní Ghazi Yauar. Los tres cargos han salido elegidos con 227 votos. Hubo 30 votos en blanco.

Si ha habido acuerdo para la elección del presidente y vicepresidentes, es de suponer que pronto se elegirá con el mismo consenso al primer ministro, cargo que recaerá en el shií Ibrahim Yafari. También necesita dos tercios de los votos para salir elegido.

El umbral de los dos tercios, completamente lógico para la futura aprobación de la Constitución, ha resultado un reto casi insuperable para el nuevo Parlamento. Las autoridades norteamericanas impusieron esta norma, que tenía la ventaja de forzar un consenso entre los grandes grupos étnicos que forman el país. También servía para que los kurdos, los mejores aliados de EEUU en Irak, no quedaran arrinconados en el reparto de los cargos.

Está por ver a qué acuerdo han llegado shiíes y kurdos sobre el control de la ciudad de Kirkuk, que los kurdos quieren que quedé ya asignada dentro de la región de Kurdistán. Los shiíes prefieren que este tan asunto tan controvertido sea solventado al negociar la Constitución.

Hace unos días, se produjo en Irak una noticia importante que quedó oculta por los acontecimientos de Roma. En los sermones del viernes, varios dirigentes religiosos suníes pidieron a sus fieles que apoyen a las nuevas fuerzas de seguridad iraquíes y que, incluso, se alisten en la Policía si están dispuestos a ello.

El mismo día, el líder espiritual shií, el gran ayatolá Sistani, publicó una fatua en la que ordena a sus seguidores que colaboren con la Policía. No es una recomendación, sino un mandato moral.

Algunos de los dirigentes religiosos suníes que hablaron a favor de la Policía son miembros de la Asociación de Ulemas, una organización caracterizada por sus mensajes contra las fuerzas militares norteamericanas. Quizá sólo sea un indicio de que los dirigentes suníes comprenden que sólo fortaleciendo a la policía iraquí podrán acelerar la salida de las tropas de EEUU.

Otra cruzada francesa

Los franceses están orgullosos de su historia, su lengua y su cultura. De lo que no deberían estar tan contentos es de su forma de defenderlas. Su última ofensiva contra Google, según cuenta The Economist, tiene todo el aspecto de una cruzada emprendida por un perdedor. A Chirac le llamó la atención la iniciativa de Google de digitalizar y colocar en la red miles de textos de las bibliotecas universitarias norteamericanas y británicas. Quiso hacer lo mismo con las francesas, lo que es una gran idea.

Pero no podían dejar que Google difundiera esos tesoros. Quieren poner en marcha un buscador que piense en francés. Le HAL. ¿Por qué? Porque Google es norteamericana y sus responsables hablan en inglés. Y por algo más: "No tengo nada en particular contra Google", dice Jean-Noël Jeanneney, director de la Biblioteca Nacional de Francia. "Sólo digo que esta empresa comercial es la expresión del sistema americano, en el que la ley del mercado es el rey". ¡Aaaagh! ¡Anatema!

Quizá el problema no sea de los franceses, sino de una élite envejecida que se resiste a admitir que el mundo está cambiando. A fin de cuentas, el 74% de las búsquedas por Internet se hacen con la versión francesa de Google.

5.4.05

35.000 artículos

En las 24 horas posteriores a su muerte, se publicaron en Internet 35.000 artículos sobre Juan Pablo II. Lo ha descubierto Global Language Monitor, que ha rastreado artículos aparecidos en páginas web y en la prensa escrita (en este caso, registrados por buscadores como LexisNexis).

Las palabras (en inglés) más asociadas a la figura del Papa son: historic, conservative y beloved.

En términos de ranking, el fallecimiento del Papa ha superado con claridad a otra noticia masiva de los últimos meses, la reelección de Bush, que sólo provocó unos 3.500 artículos. Y supongo que estamos hablando en ambos casos de textos escritos en inglés.

¿Es demasiado? ¿Se nota o no que se trata de la primera muerte de un Papa en pleno apogeo de los medios de comunicación de masas? ¿Soportaron las masas este tratamiento de choque?

3.4.05

El Papa y las otras religiones

A lo largo de su papado, Juan Pablo II ha desarrollado un gran interés por profundizar el diálogo con otras religiones. Los frutos de ese diálogo han sido bastante escasos, pero al menos han servido para marcar el camino a su sucesor. El que venga después sabrá que no puede abandonar esa línea, aunque la brecha que separe a todas las religiones parezca infranqueable. El concepto de "guerras de religión" nos parece algo superado en Europa. En otras partes del mundo, es desgraciadamente una realidad que no se puede obviar.

Karol Wojtyla quiso asumir personalmente la responsabilidad de acercarse al judaísmo y al islam. Fue el primer Papa en visitar una sinagoga (en Roma en 1986) y en visitar una mezquita (en Damasco en 2001). Cuando estuvo en Jerusalén, se acercó al Muro de las Lamentaciones. Allí depositó, como hacen los judíos, un trozo de papel entre las piedras del muro, en el que solicitaba perdón por los siglos de persecuciones de los judíos por los cristianos.

Los líderes religiosos musulmanes que hoy han mostrado su reconocimiento a la figura del Papa recuerdan probablemente las imágenes de su entrada descalzo en la mezquita de Damasco, donde rezó ante lo que la tradición dicta que es la tumba de Juan Bautista.

En el mundo islámico, se reconoce que la defensa de la paz tan frecuente en los discursos del Papa no estaba contaminada por intenciones políticas ocultas. Al mismo tiempo, la postura intransigente de la Santa Sede contra el aborto y cualquier método anticonceptivo ha hecho que los líderes religiosos islámicos y católicos mantengan posiciones similares en los foros internacionales convocados a tal fin.

La lucha contra la Unión Soviética acercó a Juan Pablo II a Estados Unidos tanto que se podría pensar en una especie de alianza entre Reagan y Wojtyla para acelerar el fin del comunismo. Sin embargo, cuando años después EEUU fue a la guerra para responder a la invasión iraquí de Kuwait y para derrocar a Sadam Hussein, el Vaticano mantuvo una voz propia diferente a la de las grandes potencias occidentales.

La Iglesia Católica casi ha descartado la guerra como instrumento para solucionar los conflictos entre los seres humanos. En el pasado, los Papas eran también caudillos militares que mantenían el principio de que donde llegaba la fe, debía llegar la espada. Ahora, la diplomacia vaticana prefiere creer que la guerra sirve sobre todo para castigar a los inocentes.

Este acercamiento a otras religiones se ha quedado en simples gestos, porque hay un límite en el reconocimiento de los "dioses" de los demás. Supongo que era inevitable, pero la Iglesia Católica no ha querido renunciar a la idea del misionero. Si aceptas otra religión como verdadera, como otra forma que tienen otras personas de acercarse a Dios, ¿qué sentido tiene ir a esos países para convertir a los fieles de otras religiones?

La contradicción quedó patente cuando el Vaticano publicó, el 5 de septiembre de 2000, "Dominus Iesus", un documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que presidía el cardenal Ratzinger. El texto negaba que otras religiones pudieran ofrecer la salvación e insistía en que conseguir conversos al cristianismo es "un deber urgente". Aceptaba que los otros fieles podrían salvar su alma, no decía exactamente cómo, pero destacaba que se encontraban en una situación de inferioridad frente al cristianismo.

Unos días antes, Juan Pablo II beatificó a Juan XXIII y Pío IX. La decisión escandalizó a muchos judíos, porque Pío IX figura de forma prominente en el panteón de los líderes religiosos cristianos que promulgaron decisiones basadas en la consideración de los judíos como seres inferiores. En 1862, promulgó un edicto por el que los judíos no podían testificar contra cristianos ante la justicia, no podían tener casas en propiedad, no podían abandonar sus barrios al caer el sol y, por último, debían pagar un impuesto con el que se costearían los gastos de la residencia en la que vivían los catecúmenos cuya función era, precisamente, convertir a los judíos. Menudo beato.

Se dice que Juan Pablo II nunca demostró esa superioridad del cristianismo, tal y como está expresada en "Dominus Iesus", cuando se reunía con dirigentes de otras religiones. Quizá el texto de Ratzinger, apoyado después por Wojtyla, marque los límites de algo que no tiene mucho futuro, el diálogo entre religiones, pero que es necesario mantener vivo. Al menos, puede servir para impedir que haya personas que sean perseguidas y asesinadas por sus ideas religiosas.

2.4.05

En Italia ya se pelean

Al hilo de la abundancia de información sobre la agonía del Papa, en Italia algunos ya se han molestado por la rapidez con que un periódico ha querido dar la muerte del Papa. El director del periódico católico Avvenire, Dino Boffo, ha dicho que "por desgracia, hay páginas que son lápidas, con fechas de nacimiento y de muerte". Se refiere a La Stampa, que utilizó (en papel, no en la web) el formato habitual en las necrológicas: nombre, año de nacimiento y año de defunción.

El director de La Stampa dice que lo han hecho así "por respeto".

Mirando a Roma

Christiane Amanpour, la principal corresponsal de la CNN, ya está en Roma, con lo cual supongo que ya se puede decir que los ojos de todo el mundo están puestos en el Vaticano a la espera de noticias sobre el Papa. Parece una forma ridícula de comenzar un artículo sobre la agonía de Juan Pablo II, pero en el fondo tiene que ver con una realidad evidente. Esta será la primera vez en que fallece un sumo pontífice en una nueva era de la comunicación, basada en la abundancia de las fuentes informativas. El silencio informativo parece un término contradictorio en sí mismo.

La muerte de un Papa siempre ha sido un acontecimiento global. No son sólo los mil millones de católicos los que están pendientes de lo que ocurra en la Santa Sede en las próximas semanas. De una manera u otra, los fieles de las otras religiones, los agnósticos y (algo menos) los ateos recibirán miles de datos informativos sobre el relevo del líder espiritual y político de la Iglesia Católica. Y es posible que ese diluvio de información termine por agotar, y a veces por enfurecer, a mucha gente, incluidos los católicos.

La lista de formas de comunicación, no sólo de los medios, que existe actualmente es inmensa: televisiones y radios que emiten noticias las 24 horas del día, prensa gratuita leída por millones de personas aunque sea por unos minutos, Internet y todos sus hijos (webs, blogs...) y toda una serie de innovaciones tecnológicas puestas al servicio de la comunicación entre personas. Otros medios más tradicionales, como la prensa y las agencias, también se parecen poco a lo que eran, por ejemplo, en 1978.

A lo largo del día de hoy, he pensado que los periodistas deberíamos ir aprendiendo a dosificar la información. En cadenas de TV y webs, hemos visto las primeras historias sobre cómo será el cónclave y quiénes son los papabiles, los cardenales que podrían estar en la lista de candidatos a suceder a Juan Pablo II. Aún no ha muerto el Papa y ya estamos especulando con el nombre del sucesor.

Hay políticos que van más lejos que los periodistas. El político mexicano Diego Fernández de Cevallos ha interrumpido las sesiones del Senado de México para anunciar la muerte del Papa y pedir un minuto de silencio.

Tengo la sensación de que a veces más es menos. Cuando dentro de unos días, sin las urgencias de hoy o mañana, estemos en condiciones de explicar bien cuáles son las corrientes de opinión que hay dentro del colegio cardenalicio y, quizá, aventurarnos en el terreno de los candidatos, para entonces es posible que la opinión pública esté algo agotada por tanta información. Quizá en ese momento la gente sólo quiera saber el nombre del nuevo Papa y prestará menos atención a las buenas historias que, estoy seguro, se escribirán.

Uno de nuestros principales pecados es dar demasiada información sobre algunos hechos. Una forma de consolarse es pensar que, años atrás, lo más habitual era lo contrario.

Por último, una recomendación libresca. Acabo de leer un libro que explica con precisión cómo es un cónclave y explica el sentido de todos los ritos que se producen entre la muerte de un Papa y la elección del sucesor. Se llama "Conclave. The politics, personalities and process of the next Papal election".

Su autor es John Allen, corresponsal en Roma de la revista norteamericana National Catholic Reporter, y comentarista sobre asuntos del Vaticano en la CNN. El libro, publicado en 2002 y actualizado en 2004, incluye una selección de los diez candidatos más firmes para suceder a Juan Pablo II (a criterio del autor, obviamente), con perfiles más breves del resto de los cardenales. Diez dólares en Amazon no es mal precio.

Lo interesante del libro es que se atreve a contar cuáles son los grandes temas sobre el futuro de la Iglesia que tendrán los cardenales en la cabeza cuando se planteen la elección del nuevo pontífice. En la Iglesia no hay partidos políticos y la división entre conservadores y progresistas es a veces discutible (un mismo cardenal puede mantener ideas conservadoras sobre asuntos doctrinales y ser muy progresista sobre otros temas más, digamos, sociales). Lo que sí hay son distintas corrientes de pensamiento que Allen identifica con bastante claridad.

Y contra lo que dicen muchos análisis ya aparecidos en los medios de comunicación, Allen no da por hecho que el nuevo Papa tenga que ser una fotocopia de Juan Pablo II, aunque sólo sea por el hecho de que todos los cardenales electores menos tres han sido elegidos por él. Allen explica que aunque un cardenal esté de acuerdo con Juan Pablo II en un 95%, pensará mucho en el 5% restante en el que ha discrepado, con la intención de votar a un candidato que sea capaz de corregir esos errores.

Leer este libro no es perder el tiempo y puede que hasta ayude a rectificar algunos de los fallos que aparecerán en las próximas semanas en los medios de comunicación. En el caso del libro de Allen, más es más.

Documentos:
Universi Dominici Gregis es la constitución apostólica firmada por Juan Pablo II en 1996 que regula las normas que regirán el cónclave que elegirá a su sucesor.

1.4.05

3.0

No me pregunten cómo, pero Juan Varela ha conseguido introducir el concepto de periodismo 3.0 en la edición española de la revista Foreign Policy: "Periodismo 3.0 desde el margen".

"Los ciudadanos asaltan los medios y les arrebatan el trono de la verdad objetiva. Comandos de superusuarios aprovechan los instrumentos digitales para denunciar el monopolio de la información y disputar a los medios la atención del público más inquieto. Surge el Periodismo 3.0 o periodismo participativo para hacer de la información una conversación entre ciudadanos comprometidos, que no quieren estar al margen, parapetados en la objetividad y la neutralidad".

El desafío definitivo a los medios de comunicación tradicionales se apunta en el horizonte. Y los muros que protegen el castillo no son tan inexpugnables como creen los caudillos de los medios.