25.3.05

No tendrán asilo en Canadá

Las autoridades canadienses han negado el asilo al ex soldado estadounidense Jeremy Hinzman, de 26 años, que desertó del Ejército y huyó de su país para no tener que ir a luchar a Irak. Era la primera vez que la junta de inmigración tenía que tomar una decisión sobre los casos de ex soldados norteamericanos.

Hinzman, casado y con un hijo, era un soldado de la 82 División Aerotransportada que estuvo destinado en Afganistán y que abandonó su unidad cuando ésta fue trasladada a Irak. Otros nueve militares han presentado solicitudes de asilo en Canadá.

El tribunal ha dicho que Hinzman no ha demostrado que pueda ser perseguido injustamente si tiene que volver a EEUU, donde contaría con todas las garantías necesarias en un juicio.

Aunque el rechazo contra la guerra en Irak es casi tan amplio ahora como lo fue contra la guerra de Vietnam, las autoridades canadienses no han querido esta vez apoyar las peticiones de los desertores.