30.3.05

Haciendo negocios en Irak


En efectivo, por favor. Foto: Newsweek

Paso 1:
La empresa Custer Battles sobrecarga en varios millones de dólares las facturas que pasa a las autoridades norteamericanas que gobiernan en Irak.

Paso 2:
El inspector general del Ejército advierte en un informe de noviembre de 2003 que los servicios que aporta Custer Battles son lamentables y que no obedecen las órdenes de los militares.

Paso 3:
Un alto cargo de la Fuerza Aérea de EEUU recomienda en un informe del otoño de 2004 que no se concedan más contratos a esta empresa por sus prácticas fraudulentas.

Paso 4:
Se presenta una demanda contra Custer Battles por la que se le acusa de haber defraudado 50 millones de dólares al Gobierno norteamericano.

Paso 5:
El Gobierno de EEUU, presunto estafado, decide no personarse en la demanda, lo que hará que ésta no prospere. El juez que lleva el caso ha pedido en dos ocasiones al Departamento de Justicia que participe en el proceso judicial. De momento, no ha recibido respuesta.

"El Gobierno no ha movido un dedo para recuperar los 50 millones de dólares que Custer Battles le ha estafado", dice el abogado de los demandantes. "Le apuesto 50 dólares a que no se presentarán", dice el abogado de la compañía, que niega los cargos y que sigue operando en Irak.

Si lo hubiera contado Michael Moore, parecería que se lo ha inventado. Pero no, lo cuenta Newsweek: "Follow the money".