9.3.05

Dios no habla por su boca


Ovadia Yosef.

Lo mejor que se puede decir de los integristas de todas las religiones es que su relación con Dios está sobrevalorada. El líder espiritual del partido ultraortodoxo Shas ha dicho a sus seguidores que Ariel Sharon es una especie de reencarnación del mal y que será castigado por Dios por su plan de retirada de Gaza. Palabra del rabino Ovadia Yosef en un sermón pronunciado en una sinagoga:

"¡Qué hombre más cruel y malvado capaz de hacer algo así. Dios le asestará un golpe y (Sharon) morirá. Dormirá y no se despertará".


Desde el asesinato de Rabin, la justicia israelí se toma más en serio las amenazas de los ultras e integristas por el miedo a que den algún tipo de cobertura religiosa o ideológica a los dispuestos a llegar hasta el magnicidio. En esta ocasión, el fiscal general ha decidido no presentar cargos contra Yosef. No estaba claro que el discurso del rabino sefardí fuera una orden enviada a sus seguidores.

Ovadia Yosef, informado por los dirigentes de su partido de ciertos inconvenientes legales a cuenta de sus palabras, ha rectificado. Ha dicho que desea una larga vida a Sharon y que recupere la sabiduría para poder así rectificar.

Dios estará ahora más tranquilo.