11.3.05

Ayudar a las víctimas

Hace unos días, Pilar Manjón criticaba al Gobierno por no prestar la ayuda necesaria a las víctimas del 11M. Se refería sobre todo, por lo que recuerdo, a la asistencia sanitaria. Es muy posible que tenga razón y es imprescindible que las víctimas continúen alertando de esas necesidades para que el Gobierno tome nota inmediatamente.

En un artículo de The Guardian, leo otra opinión que no contradice lo anterior, pero que ayuda a situar el problema de la ayuda a las víctimas en una perspectiva histórica que nadie parece interesado en destacar. La opinión es de otra víctima, Luis Portero:

"Las víctimas están recibiendo mucha ayuda", dice Luis Portero, de la Asociación de Víctimas del Terrorismo. ¿Quiere decir eso que van a poder recuperar a sus seres queridos? No, pero sí significa que han cambiado las cosas, en cuanto a las actitudes hacia las víctimas en este país desde los tiempos en que la gente era asesinada por ETA y nadie quería hablar de ello.

El dolor va a continuar, pero el dolor puede hacer que tengas una perspectiva diferente sobre la vida, puede hacer que seas más sensible hacia el dolor de otros, y que conviertas tu sufrimiento en un regalo para los demás. Las víctimas del Holocausto y de la Segunda Guerra Mundial no tuvieron la ayuda que tenemos ahora nosotros y, en ese sentido, somos afortunados".