12.2.05

Vida sexual en Guantánamo

El sexo siempre está presente en nuestras vidas. También en los interrogatorios de Guantánamo.

Eso sí, en su versión sado. Muy sado. Como arrojar tinta roja a la cara de un preso y decirle que se trata de sangre de menstruación.

The prisoners have told their attorneys, who compiled the accounts, that female interrogators regularly violated Muslim taboos about sex and contact with women. The women rubbed their bodies against the men, wore skimpy clothes in front of them, made sexually explicit remarks and touched them provocatively, at least eight detainees said in documents or through their attorneys.

El sargento Erik Saar, ya retirado del Ejército, estuvo destinado en Guantánamo y presenció muchos interrogatorios mientras prestaba sus servicios como traductor de árabe. Ahora ha escrito un libro en el que describe estas técnicas de intimidación. Como marcan las normas, el Pentágono se está pensando si autoriza su publicación. Con un poco de suerte para la editorial, el permiso llegará antes de que culmine la investigación oficial de los abusos.