25.2.05

Un Gobierno diferente

Segundo capítulo de las reformas palestinas iniciadas tras la muerte de Arafat. El Parlamento ha aprobado la composición del nuevo Gobierno, que volverá a presidir Abú Alá. El primer ministro acaba de descubrir que las cosas han cambiado lo suficiente como para tener que prescindir de varios de los candidatos a ministros que llevaba en su cartera.

Al final, el Gabinete cuenta con siete ministros del anterior Gobierno y 17 nuevos nombres. El Parlamento vetó la primera lista de Abú Alá por estar repleta de representantes de la vieja guardia cercana a Arafat. La presión combinada del presidente, Abú Mazen, y de los diputados de Fatah ha servido para impedido que el Gobierno se convertiera en un contrapeso a las aspiraciones reformistas de los nuevos tiempos.

Para alivio de EEUU y la Unión Europea, Salam Fayyad continuará siendo ministro de Finanzas e intentando ordenar la enmarañada red de las cuentas públicas. El ministro de Interior será el general Nasser Yussuf, cuya misión será poner orden en las fuerzas de seguridad. Arafat había vetado en varias ocasiones su presencia en el Gobierno por considerarlo demasiado independiente. El gran aliado de Mazen en Gaza, Mohamed Dahlan, tendrá la cartera de Asuntos Civiles.

Conclusión rápida: esto no hubiera pasado con Arafat. Abú Alá ha recibido un aviso. Si se resiste a las reformas, puede que no tenga otra oportunidad. Abú Mazen ha superado otro obstáculo y parece tener aliados de peso entre los miembros del Parlamento.