24.2.05

Un disparo meditado

No fue un acto de desesperación ni un impulso del momento. El hijo de Hunter Thompson ha hecho saber que el suicidio del periodista fue una decisión largamente meditada. Durante muchos años.

Dating back at least 10 years, Thompson had told his son and daughter-in-law that he planned to commit suicide. Even then, when Thompson would have been 57, the rollicking writer had outlived his own expectations.

"He thought he'd be lucky to make it to 21," Juan Thompson said.

"Then 30 was a big deal," Winkel Thompson added. "Forty was a big shocker."

Su hijo, Juan Thompson, siempre dio por hecho que su padre terminaría poniendo fin a su vida. Nunca hubiera aceptado la idea de terminar inmóvil y rodeado de tubos y médicos en la cama de un hospital.

Lo que no sabían es cuándo daría ese paso. En los últimos años, su salud se había deteriorado y había tenido que pasar por la mesa de operaciones. A Thompson siempre le sorprendió haber vivido tantos años. No quiso seguir apurando la suerte.