26.2.05

Las ventajas del diálogo

¿Quién dijo que los medios de comunicación tradicionales y los blogs están condenados a un permanente duelo en OK Corral? Sin contar con que muchos periodistas tienen un pie en las dos orillas (para tener una doble oportunidad de atormentarse), hay unos cuantos directivos, sobre todo de periódicos, que están comenzando a darse cuenta de que los blogs son una aportación tan interesante como arriesgada al mundo de la comunicación.

Con todo su estruendo, los blogs han llegado para quedarse. El hecho de que en España no tengan aún un impacto similar al de EEUU y otros países es sólo una cuestión de tiempo. Puede ocurrir que aquí no gestionemos bien ese tiempo de maduración, pero eso sólo lo sabremos más adelante. Y mientras tanto, será conveniente que hablemos del tema.

Hablar, o mejor dicho escribir largos emails, es lo que están haciendo dos representantes de esos dos mundos tan aparentemente opuestos. El director de The New York Times, Bill Keller, y el blogger Jeff Jarvis mantienen desde hace un tiempo una curiosa correspondencia de emails que Jarvis publica en su blog.

Ya hay gente que se pregunta de dónde saca Keller tanto tiempo libre. Hasta que no llegue el momento en el que Keller se dé cuenta de que le pagan una pasta como para pasarse el tiempo escribiendo emails al enemigo, podemos disfrutar del (muy civilizado) intercambio de opiniones.

El director del NYT se confiesa muy interesado en los blogs y reconoce que tiene la antena puesta para leer lo que cuentan sobre muchos de los debates políticos que están sobre la mesa, lo que incluye inevitablemente las críticas a su periódico. De entrada, no comete la grosería de meter a todos los blogs en el mismo saco y prefiere analizar tendencias. Y ésta la que más le preocupa:

Watching this entirely minor episode unfold also confirms my concern that in this disaggregated media environment, people tend to gravitate toward information and opinion that confirms their own prejudices, toward zones of comfort and affinity. There are, of course, blogs where you encounter intelligent, provocative debate and reflection, and I value them, but it seems to be a world in which people quickly harvest the stuff that conforms to what they already believe, where there's a lot more pronouncing and cheerleading than listening and reflecting, and where the market has little tolerance for ambiguity and complexity. (If you have another sister who is a cheerleader, I apologize for any offense given.)

Es una crítica razonable que se puede compartir sin problemas, y que de hecho se puede extender también a los periódicos.

Podríamos trasladar este intercambio epistolar en España. Supongo que habría que convencer, por ejemplo, a Juan Varela de que se carteara con el director de El País o el de ABC. Como Jesús Ceberio tiene fama de entregar sus artículos en el último minuto, supongo que es mejor pensar en Ignacio Camacho. Además, se conocen, lo que permite descartar el derramamiento de sangre.

Más:
James Wolcott no ha encontrado nada interesante el diálogo Keller-Jarvis.