21.2.05

Hunter Thompson (1937-2005)

.

Hunter Thompson ha muerto. O por ser más preciso, se ha pegado un tiro en la cocina de su casa de Woody Creek, Colorado. Tenía 67 años. Una generación entera de periodistas norteamericanos quiso alguna vez ser como Thompson. Pronto llegaron a la conclusión de que ni la calidad de su escritura ni su hígado iban a estar a la altura de las circunstancias. Convirtió una forma tan comprometida como desquiciada de escribir en un estilo propio.

Le llamaron el periodismo gonzo. Se suponía que estaba emparentado con el nuevo periodismo que Tom Wolfe y Terry Southern estaban inoculando en el mundo algo monótono de los medios de comunicación de su época. Los popes de la prensa se alarmaban al ver a estos periodistas inmiscuirse en el relato de los hechos. El sagrado icono del periodismo objetivo saltaba hecho pedazos.

"El periodismo objetivo es una de las razones por las que se ha dejado que la política de EEUU se haya hecho tan corrupta", solía decir Thompson. Nunca intentó aparentar lo que no era cuando escribía. Eso sí, sobre el terreno, tenía que mostrarse menos explícito. De otra manera, todas las comisarías del país habrían tenido su foto bajo el cartel de "Se busca".

Donde Wolfe era elegante y vagamente conservador, Thompson era radical, caótico y sinvergüenza. Odiaba a Nixon, se mofaba de la ley y el orden, se presentó a las elecciones de sheriff en un pueblo (perdió) y consumió la mayor parte de las drogas que pueden elaborarse en un laboratorio y algunas otras sustancias menos artificiales.

Wikipedia dice que Thompson está considerado el padrino del movimiento blogger. Un poco exagerado, pero no andan demasiado confundidos. Ahora muchos están golpeando los últimos clavos en el ataúd de la objetividad periodística. Hace ya mucho tiempo, Hunter Thompson le dio una patada al ataúd y no le gustó cómo sonaba.

Fear and Loathing, Campaign 2004. Hunter Thompson. Rolling Stone octubre 2004.
Young Doctor Thompson. Esquire 1993.
Hunter Thompson Links.
The Great Thompson Hunt.
Hunter S. Thompson, gonzo. Periodistas 21.