22.2.05

El candidato de los shiíes

La Alianza Iraquí Unida (shií) ya tiene candidato para el puesto de primer ministro: Ibrahim Yafari, líder del partido islamista moderado Dawa. El laico Ahmed Chalabi se ha retirado de la pugna. Chalabi, en tiempos favorito de los neoconservadores y del Pentágono, cayó en desgracia y buscó el apoyo del Gobierno de Irán en uno de los giros de 180 grados más espectaculares que se han visto en Oriente Medio. Su reciclaje no ha sido suficiente como para recibir el apoyo de los partidos shiíes.

El actual primer ministro en funciones, Iyad Alaui, ha presentado su candidatura, pero los pobres resultados de la coalición que promovió reducen sus posibilidades.

La coalición shií tendrá que pactar con los kurdos para conseguir que el nombramiento de Yafari salga adelante (necesita una mayoría de dos tercios). A cambio de su visto bueno, los kurdos aspiran a convertir a uno de los suyos, Yalal Talabani, en presidente.

Al igual que Alaui, Yafari es médico de profesión. En los últimos años, vivió exiliado en Londres. Dawa es uno de los partidos más antiguos que existen en Irak y, más allá del Kurdistán, fue el único que tuvo arrestos para enfrentarse abiertamente a la dictadura de Sadam.

La principal aspiración de Dawa es convertir a Irak en una república islámica en la que la sharia (ley religiosa) sea la principal fuente de legislación. Una vez que el nombre de Yafari apareció colocado como principal favorito a dirigir el Gobierno, el líder de Dawa ha intentado tranquilizar a los otros grupos étnicos con el mensaje de que intentará imponer la visión shií del Islam.

Perfil de Ibrahim Yafari en BBC News.