15.2.05

Diario de la tregua: Día 7

Miles de palestinos reciben en Gaza los cadáveres de 15 militantes de grupos armados entregados por el Gobierno israelí en un gesto relacionado con la tregua acordada en la cumbre de Egipto.

Soldados palestinos matan en Hebrón a un palestino de 13 años, Sabri Fayiz Rajub, cuando se abalanzaba sobre ellos armado con un cuchillo, según la versión militar israelí. Fuentes palestinas, citadas por Al Jazeera, denuncian que se trató de un asesinato a sangre fría y que el muerto ni siquiera estaba cerca de los soldados.

Un puesto militar israelí en el sur de Gaza es atacado con el lanzamiento de un cohete sin que haya heridos. Ningún grupo palestino reivindica el ataque.

El Gobierno israelí revela que existen planes desde hace años para la construcción de un nuevo asentamiento en Cisjordania, al sur de Jerusalén. El ministro de Vivienda, el laborista Isaac Herzog, afirma que el asentamiento no se construirá. El proyecto sería una violación de la Hoja de Ruta acordada en la cumbre de Aqaba.

En una entrevista con The New York Times, el presidente palestino, Abú Mazen, afirma que la guerra contra Israel ha terminado de hecho y que ha encontrado en Sharon un "lenguaje diferente" en su relación con los palestinos. Mazen dice que su mayor prioridad en estos momentos es conseguir la libertad de los presos palestinos. Además, cuenta que Hamás se ha comprometido ante él a presentarse a las elecciones legislativas de julio, lo que hará más fácil su conversión en un movimiento político.

El jefe del Ejército israelí se opone a la entrega a los palestinos del control del pueblo de Uja, cerca de Jericó, por estar demasiado cerca de la carretera del valle del Jordán, utilizada por vehículos israelíes. La negativa complica las negociaciones para que la Autoridad Palestina asuma el control de Jericó.