10.2.05

Diario de la tregua (Día 2)

Los grupos armados palestinos lanzan decenas de cohetes y granadas de mortero contra objetivos israelíes en el sur de Gaza. El Ejército israelí informa que 18 proyectiles cayeron impactaron sin causar víctimas en asentamientos y puestos militares, además de en localidades israelíes situadas al otro lado de la frontera. Hamás anuncia que se trata de una represalia por la muerte ayer de un palestino. Fuentes palestinas sostienen que se trataba de un joven que paseaba cerca de su casa en Rafa. Fuentes militares israelíes afirman que los soldados dispararon varias veces para alejar a un grupo que se acercaba de forma sospechosa a la valla de un asentamiento. Abú Mazen ordena a las fuerzas de seguridad palestinas que impidan cualquier violación de la tregua.

En otro suceso, los soldados matan en Cisjordania a un palestino que, según la versión militar, no detuvo el coche cuando se acercaba a un control militar. Los israelíes afirman que el coche había sido robado el día anterior en territorio israelí.

El Gobierno israelí suspende la reunión de coordinación con responsables de las fuerzas de seguridad palestinas a causa del ataque de morteros en Gaza.

El presidente palestino, Abú Mazen, enviará a un representante personal a Líbano para convencer al grupo integrista Hizbolá para que no interfiera en las negociaciones con Israel. El ex ministro Abdelfatah Hamayel solicitará a Hizbolá que no financie ni apoye futuros atentados de los grupos radicales. Fuentes cercanas a Mazen creen que los integristas libaneses pretenden que Hamás y la Yihad Islámica torpedeen el proceso iniciado.

Israel abre su frontera para permitir el paso de mil trabajadores palestinos. Sin embargo, por cuestiones burocráticas, las empresas israelíes que tenían que presentar los contratos no lo hicieron, sólo veinte personas han podido pasar.