4.2.05

Aquel talibán olía a... victoria


Éste es de los míos.

El teniente general de marines James Mattis se ha unido a esa gloriosa tradición militar de la que forman parte el coronel Kilgore y el general Patton. En una conferencia en San Diego, California, Mattis ha dicho que es bastante divertido disparar al enemigo, es algo condenadamente divertido:

"Actually it's quite fun to fight them, you know. It's a hell of a hoot," Mattis said, prompting laughter from some military members in the audience. "It's fun to shoot some people. I'll be right up there with you. I like brawling."

En realidad, Mattis no se refería a cualquier enemigo, hay clases para todo, sino, en el caso de Afganistán, a aquellas personas que se dedicaban a abofetear a las mujeres por no llevar velo:

"You go into Afghanistan, you got guys who slap women around for five years because they didn't wear a veil," Mattis said. "You know, guys like that ain't got no manhood left anyway. So it's a hell of a lot of fun to shoot them."

Desconozco cómo Mattis podía saber que los afganos a los que disparaban sus hombres se dedicaban a golpear mujeres en sus ratos libres. Digamos que estaba hablando en sentido figurado. Pensemos en que se refería a los talibanes que habían impuesto un régimen medieval en su país que contaba a las mujeres como sus principales víctimas.

Sólo espero que Mattis no compartiera estos pensamientos tan viriles con sus soldados. La gente joven no suele asimilar bien tanta sutileza. Empiezan disparando a los bastardos y acaban vaciando el cargador al primer barbudo que les mira de mala manera.

Mattis es un general de marines de tres estrellas y un número elevado de condecoraciones en la pechera. Ha dirigido tropas en las guerras de Irak y Afganistán. Estaba al frente de los marines en Faluya cuando cuatro norteamericanos fueron asesinados y colgados de un puente. Su operación de castigo fue frenada a los pocos días por órdenes superiores.

Curiosamente, hace unos meses se habló de que Harrison Ford estaba interesado en interpretar el papel de Mattis en un proyecto de película centrado en los sucesos de Faluya. Ya tiene una buena frase para el guión.

"¿Hueles eso? ¿Lo hueles, muchacho? Es napalm. Nada en el mundo huele así. ¡Qué delicia oler napalm por la mañana! Un día bombardeamos una colina y cuando todo acabó, subimos. No encontramos un solo cadáver de esos chinos de mierda. ¡Qué pestazo a gasolina quemada! Aquella colina olía a... victoria".

Coronel Kilgore (Robert Duvall) en "Apocalypse Now".

"Compadezco a esos pobres contra los que vamos a luchar, porque no sólo vamos a disparar contra ellos. Nuestra intención es arrancarles las entrañas y usarlas después para engrasar las ruedas de nuestros tanques".

General Patton (George C. Scott) en "Patton".

La fuente:
Se me había olvidado decir que estas dos últimas citas están sacadas del excelente libro "Esto es un infierno. Los personajes del cine bélico", de Guillermo Altares (Alianza Editorial, 1999). Altares es un reportero de la sección de internacional de El País, que ha tenido sus "tours" por Afganistán e Irak y que, a diferencia del general Mattis, sabe que hay diferencias entre el cine y la realidad (y algunas terribles similitudes también).