20.1.05

Una esponja peligrosa



Desde los tiempos en que Arabia Saudí prohibió a Pokemon por "promover el sionismo y el juego", no me había reído tanto. Un grupo conservador norteamericano lanza una campaña contra un personaje de dibujos animados, SpongeBob SquarePants (en España, Bob Esponja), porque, dicen, se está utilizando para promover la homosexualidad entre los niños. Una respuesta apropiada:

Mark Barondess, the foundation's lawyer, said the critics "need medication."