21.1.05

Palabras, palabras



George Bush:

We are led, by events and common sense, to one conclusion: The survival of liberty in our land increasingly depends on the success of liberty in other lands. The best hope for peace in our world is the expansion of freedom in all the world.

Freedom. Liberty. Free. En sus distintas variaciones, la palabra libertad se repitió 49 veces en el discurso de Bush en su toma de posesión. Hubo otras palabras que brillaron por su ausencia: Osama, Qaeda... Irak. ¿Quién quiere manchar un momento tan emocionante hablando de cosas desagradables?

Es más sencillo colocar de forma genérica esos asuntos en un contexto alentador y excitante: la lucha por la libertad. No hay valor más digno ni bandera más necesaria para cualquier político. También ha sido a lo largo de la historia el gran pretexto, enarbolado con las peores intenciones por políticos sin escrúpulos o incluso dictadores. Ya saben, aquello de "libertad, libertad, cuántos crímenes se han cometido en su nombre".

No se puede negar que Bush ha presentado a sus compatriotas una meta tan ambiciosa que quizá resulte imposible acercarse a ella. Las elecciones de Afganistán e Irak son momentos importantes en la historia de esos países, y es de esperar que también sean el comienzo de algo memorable. Pero Bush no se conforma con objetivos tan modestos. Su discurso, en teoría, le obliga a una defensa intransigente de la libertad y democracia en todo el planeta, también en aquellos países, aliados de EEUU, donde sólo hay dos opciones, la dictadura o el régimen autoritario.

¿Presionará a esos aliados para que garanticen los derechos políticos de las mujeres, celebren elecciones libres, respeten los derechos de las minorías y no torturen a los adversarios políticos? Si hay que guiarse por lo que ha ocurrido en los últimos cuatro años, la respuesta debería ser: no lo creo.

Quizá, como se ha escrito en el diario francés Liberation, "el problema con este discurso es que tenemos la impresión de que lo hemos oído mil veces y ya no nos lo creemos".

Extra, extra:
Howard Kurtz, WP. Cobertura del discurso de Bush por los medios de comunicación norteamericanos.
No room for progressives on cable news inauguration coverage. En los canales televisivos de noticias (CNN, FOX, MSNBC), los políticos y periodistas conservadores derrotaron en número a los progresistas por goleada. FOX: 19 a 7. CNN: 10 a 1. MSNBC: 13 a 2.