11.1.05

Los números de las elecciones

Me pregunta Wallenstein en un comentario si creo que la victoria de Abú Mazen quedará deslegitimada por las acusaciones de fraude. Supongo que EEUU y Europa tenían tantas ganas de ser testigos de un triunfo claro del candidato de Fatah que es poco probable que los observadores internacionales armen mucho ruido. Por otro lado, tampoco hay que ir de puro y casto en este tema. Muchos países del Tercer Mundo celebran elecciones, bien acogidas en Occidente, en las que el candidato del partido en el poder cuenta con más ventajas.

Lo que sí se puede cuestionar son las cifras de participación facilitadas por la Autoridad Palestina. Como dice Eugenio García Gascón en El Correo, votaron 775.000 palestinos, sobre un censo de 1,1 millones de personas registradas para votar en los comicios. ¿Un 70% de participación? No, tanto:

Ahora bien, la Comisión Electoral Central reconoció la existencia de otro censo que elaboró hace años Israel y según el cual, debidamente actualizado, en los territorios ocupados existe una población mayor de 18 años de 1,8 millones de personas. Como sea que la CEC a última hora autorizó a toda la población -y no sólo a los censados para las elecciones- a que participaran en los comicios, se deduce que el índice de participación fue muy inferior al 70%, aproximadamente el 43%. Esos datos permiten deducir que Abú Mazen únicamente obtuvo el apoyo del 26% de las personas que podían ejercer su derecho al voto.


El porcentaje del 43% que cita Eugenio es una estimación imposible de confirmar. Se desconoce cuántos de los no registrados para votar en las elecciones tomaron finalmente la decisión de hacerlo.