26.1.05

Las guerras son caras

La invasión y reconstrucción de Irak iba a ser un camino de rosas. Los militares que anunciaron que se necesitarían centenares de miles de soldados para pacificar Irak fueron tachados de alarmistas y desinformados. Lo mismo se dijo de los economistas que preveían un coste superior a los 100.000 millones de dólares.

Fin del flashback. La Casa Blanca ha solicitado al Congreso de EEUU otros 80.000 millones de dólares para continuar costeando los gastos de la guerra en Irak y Afganistán. El total de la factura de los costes de la guerra contra el terrorismo y las campañas militares desde el 2001 asciende ya a 280.000 millones de dólares. Y seguirá creciendo.

Comparación histórica: EEUU se gastó 613.000 millones de dólares en la Primera Guerra Mundial y 623.000 millones en la guerra de Vietnam (en ambos casos, la cifra se refiere a dólares del 2005, teniendo en cuenta la inflación).

De los 203.000 millones autorizados hasta ahora por el Congreso, unos 121.000 se han gastado en Irak, 53.000 en Afganistán y 29.000 en la guerra contra el terrorismo y la inversión en seguridad en EEUU y el extranjero. Las cifras no incluyen los miles de millones que EEUU se ha comprometido a gastar en la reconstrucción de Irak y Afganistán.

La mayor parte del nuevo fondo suplementario que pide el Gobierno irá a parar a las arcas del Ejército. También incluye otros gastos desconocidos hasta ahora. Se piden 1.500 millones de dólares para la construcción de la nueva embajada norteamericana en Bagdad. Cuando se abrió en junio la representación diplomática, se dijo que albergará a 1.700 personas, mil norteamericanos y 700 iraquíes. Los costes de las medidas de seguridad serán obviamente inmensos.

Según el NYT, hay otros gastos incluidos en los 80.000 millones solicitados, la construcción de bases militares permanentes:

One military expert who has been briefed by the Pentagon said on Tuesday that part of the $80 billion would be used to establish more permanent military bases in Iraq, assuming the new Iraqi government permits a long-term American military presence. The Congressional agency estimated that the war in Iraq and other military operations against terrorism could cost $285 billion over the next 5 years.

Los costes de las guerras son un factor decisivo, no el único, en el aumento galopante del déficit presupuestario en EEUU. La Casa Blanca dijo ayer que el déficit llegará este año a los 427.000 millones de dólares.

Si duele gastarse los dólares a este ritmo, más duro es el precio en vidas. Hoy miércoles ha sido la jornada con más víctimas para el Ejército norteamericano en Irak desde el comienzo de la guerra. Un helicóptero de transporte se ha estrellado a unos 350 kilómetros al oeste de Bagdad. Se sospecha que la causa ha sido el mal tiempo, pero a esta hora aún no se sabe con seguridad. 31 personas han muerto, todos ellos marines. Desde marzo de 2003, los militares han perdido 33 helicópteros, 20 de ellos por fuego enemigo.

La cifra de bajas norteamericanas es ya de 1.408 muertos.