19.1.05

Censure, pero sea amable

Nadie ha dicho que los censores tengan que ser gente desabrida y con malos modos. En el nuevo diario gratuito Qué, lo saben y por eso muestran sus mejores maneras cuando tienen que llamar la atención a esa banda de insurrectos que ha aceptado la invitación de contar con un blog gracias a la cortesía del periódico propiedad de Recoletos.

Y no encargan a becarios la desagradable tarea de avisar a los invitados de que han ido demasiado lejos. Los propios directores están dispuestos a asumir esta noble responsabilidad. Es lo que ha hecho el director de la edición del diario en Zaragoza, Nacho Iraburu, que ha enviado este email a uno de "sus" bloggers:

Me gustaría saber si el texto y la foto que incorporas en tu último trabajo en quezaragoza.com tienen algo que ver o si simplemente las has puesto ahí por casualidad y concurren al azar. El tema de fondo me extraña, al consultar tu propio blog que remites, y todavía me asombra más porque hasta ahora te hemos ido publicando, sin cortapisas, la información que has ido remitiendo en tu blog, incluidas las actividades que impulsas o los comentarios por hallazgos de San Agustín. Llámame cuando te parezca y hablaremos si quieres sobre el cauce informativo que hemos abierto. En todo caso, una línea que vamos a mantener a rajatabla es la del rigor, el respeto y la seriedad de cara a los lectores, en papel y en el diario electrónico.

Lo cuenta el receptor de la misiva: Antonio Tausiet. Dice que el texto, que fue borrado, trataba sobre la aparición de Qué "y las cifras de la competencia". Y sobre la foto..., ejem, es la foto del fundador del Opus Dei. Fina ironía, que se dice.

Me llama la atención lo de "llámame cuando quieras y hablaremos si quieres sobre el cauce informativo que hemos abierto". Censura vale, pero transparencia la que quieras, que aquí no borramos los posts porque seamos mala gente. Haremos lo posible para que las ovejas descarriadas vuelvan al redil.

Lo de los "hallazgos de San Agustín" supongo que es un tema delicado, así que no voy a entrar en él.

Se confirma que los rectores de Qué entienden las bitácoras como una fuente gratuita de información y que están dispuestos a leer todos y cada uno de los posts que se publiquen en "sus" blogs. También queda claro que se van a pasar el día dándole al botón de "borrar".

Bonito estreno:
Con los contenidos del diario en papel, la gente de Qué no es tan estricta. En la edición de Barcelona, se han estrenado alentando la bonita virtud de la xenofobia, según cuenta Magda Bandera. Será que les falta imaginación.

Miércoles:
Opiniones de sus lectores.