31.1.05

Sexo, blogs y libros



Bueno, veo que nos hemos puesto muy serios con esto de las elecciones de Irak. Vamos a aligerar un poco el ambiente con el anuncio de una de las grandes aportaciones del mundo de los blogs a la industrial editorial norteamericana.

Éste va a ser el libro más vendido en Washington a partir del próximo mes de junio. Supongo que por razones legales, la editorial ha optado por llamarle novela.

Hace tiempo que el blog original de Washingtonienne fue cerrado, clausurado y sellado. Algunos de los amantes de esta ex funcionaria del Capitolio podían tener la tentación de querellarse. Pero no hay nada imposible en Internet. Una copia del blog puede encontrarse aquí.

En la capital norteamericana, políticos y periodistas tienen una forma curiosa de hojear los libros. Le llaman "the Washington reading". Se trata de ir rápidamente al índice de nombres del final del libro para ver si apareces citado. En caso afirmativo, te diriges temblando a las páginas en cuestión. Van a tener que echarle mucho valor para hacerlo en el caso del libro de Jessica Cutler.

Visto el previsible éxito de este blog/libro, no sé si debería cambiar de tema en la bitácora. Claro que si escribiera como Jessica, mi libro entraría en la categoría de ficción.

Algunos disparan demasiado rápido

En un reflejo de lo que ocurre en EEUU, algunos no han perdido el tiempo. Interpretan que las imágenes de las largas colas de votantes iraquíes refutan todas las malas noticias que los medios de comunicación han dado sobre Irak en los últimos meses. Se ha convertido en una costumbre entre los blogs y sus lectores afirmar que los medios tradicionales no se enteran de nada y están al servicio de oscuros intereses, es decir, vendidos a EEUU o a Al Qaeda.

No me voy a poner ahora a cantar las excelencias de esos medios, porque luego por las mañanas, cuando lees los periódicos, se te queda cara de tonto. Lo que sí me gustaría comentar es que la crítica a diarios e informativos de radio y televisión se está convirtiendo en un lugar común tan gastado como las diatribas contra Internet a las que son tan aficionados los directores de los periódicos.

Por ejemplo, echemos un vistazo a los titulares de primera página y de apertura de la sección de internacional de unos cuantos periódicos españoles a cuenta de las elecciones de Irak:

ABC:
Irak vence al miedo y acude a votar en una jornada histórica.
Chiíes y kurdos superan el miedo a las bombas y votan en masa en un ambiente casi festivo.


La Razón.
Irak mira hacia la democracia y planta cara a la amenaza terrorista.
Los iraquíes desafían a la violencia y votan en masa para dar inicio a la democratización del país.


La Vanguardia:
Los iraquíes votan en masa pese a los atentados suicidas.
Los iraquíes votan contra el miedo.


El País:
Los iraquíes desafían al terrorismo y acuden mayoritariamente a votar.
Los iraquíes desafían al terror con votos.


El Mundo:
Los chiíes acuden a votar en masa para hacerse con el poder en Irak.
Los chiíes celebran entre lágrimas y sangre la victoria en las elecciones.


¿Dónde está la manipulación, el antiamericanismo o el supuesto apoyo a la violencia siempre que sirva para criticar la posición de EEUU? El único matiz peyorativo, por ponerse exigente, está en el titular de El Mundo. Es correcto, pero se podría discutir el uso de la expresión "hacerse con el poder".

Los shiíes han tenido en las elecciones una oportunidad histórica para abandonar esa paradójica condición de mayoría oprimida. Sin embargo, nada de lo que han hecho sus líderes hasta ahora lleva a pensar que vayan a aplicar a las demás minorías el tratamiento que han recibido hasta ahora. Lo de "hacerse con el poder" suena un poco amenazante. (Evidentemente, los vendedores de bebidas alcohólicas en Basora cuyas tiendas han sido destruidas podrían tener una opinión diferente).

¿Qué dirían algunos si un periódico hubiera titulado aquí en primera página como The Wall Street Journal?: Iraqi Voters, in Big Turnout, Step Toward Sovereignty. Si los votantes iraquíes han dado un (gran) paso en favor de recuperar su soberanía, significa que ahora no la tienen, y no precisamente por los atentados, sino por la presencia de 180.000 soldados extranjeros. ¿No dirían algunos que se está intentando ocultar el éxito de participación recordando el hecho conocido de que los iraquíes aún no son libres? (Y ahí si entra la influencia de los atentados contra la población civil).

Es cierto que si uno se pone a buscar encuentra errores y, también, algunos prejuicios. Yo mismo escuché ayer en TV una intervención bastante lamentable de un enviado especial. De hecho, la tontería era tan grande que el periodista se desprestigiaba a sí mismo en cuestión de segundos.

Aún veo que mucha gente sigue con el colesterol a tope, lo siento Juan Hervada, por el uso de palabras como resistencia, insurgente o terroristas. Los mismos que dicen que habría que prohibir el término resistencia son los que sostenían que los violentos eran sólo los restos de las fuerzas de seguridad de Sadam o terroristas de Al Qaeda. Y para ser sólo unos restos, están dando bastante guerra.

Y no entiendo que se diga que la palabra insurgentes tenga un matiz positivo, cuando pienso que no tiene ningún matiz entre la gente. Entre otras cosas, porque es una palabra de muy poco uso en España. No así en México, donde hay una Avenida de los Insurgentes.

La gente no es estúpida, ni siquiera la que lee periódicos, y si ve las imágenes de la destrucción causada en plena calle por un coche bomba no necesita que le digan que sus autores son resistentes o terroristas para tener una idea clara de lo que ha ocurrido. Al menos en España, cuando vea los cadáveres mutilados y los coches calcinados, recordará otros atentados terroristas desgraciadamente muy presentes en la historia reciente de nuestro país.

Suelo decir a veces, parodiando a no recuerdo quién, que utilizar el término terroristas en Oriente Medio es como intentar poner multas por exceso de velocidad en un gran premio de Fórmula 1. Uno se queda moralmente muy satisfecho, pero su trabajo no sirve para nada. Lo que importa no es utilizar el término adecuado, sino explicar los hechos y colocarlos en el contexto adecuado. Y no me meto en este último punto, porque entonces sí que tendría que empezar a atizar a los medios de comunicación, y hoy no toca.

30.1.05

Irak: la hora de cantar victoria

Unas horas después de que millones de iraquíes recorrieran un peligroso camino hacia las urnas, tanto el presidente Bush como la secretaria de Estado Rice han hecho declaraciones públicas para felicitar al pueblo iraquí por el éxito de la jornada electoral. Rice ha llegado a decir que la participación confirma el acierto de Bush en su apuesta por la autodeterminación iraquí.

Muchos medios de comunicación norteamericanos describen la votación como una victoria de la estrategia del Gobierno de su país. Para una vez que le sale algo bien a Bush en Irak, se supone que lo menos que puede hacer es felicitarse por el resultado.

El único inconveniente es que es discutible considerar las votaciones de hoy como parte de la estrategia de EEUU. Ahora quizá sí, pero no siempre ha sido así. Por eso, el blog Needlenose titula su artículo de hoy The Elections Bush didn't want. En resumen:

-Tras el derrocamiento de Sadam, Washington pretendía que un consejo de políticos elegidos por EEUU redactara una Constitución y sólo después se celebrarían elecciones.

-La presión del gran ayatolá Sistani en favor de elecciones directas fue ignorada durante unos meses hasta que Washington, a través del cónsul Bremer, aceptó la formación de unos organismos similares a los caucus con los que algunos Estados norteamericanos eligen a sus candidatos a las elecciones. Una vez más, los shiíes se negaron a aceptar soluciones que no pasaran por el sufragio universal. Los políticos y los periodistas norteamericanos temían que la ventaja demográfica de los shiíes diera como resultado la formación de una república islámica inspirada en la teocracia iraní.

-Justo antes de abandonar Irak, Bremer aprobó una serie de decretos para el periodo de transición que, en teoría, las nuevas autoridades iraquíes no podrían alterar hasta la negociación de la Constitución. Algunos de esas normas persiguían garantizar que la nueva mayoría no vulnerara los derechos de las minorías. Sin embargo, al tratarse de una imposición que limitaba la soberanía de los vencedores de los comicios, los decretos fueron olvidados muy pronto.

-La única victoria de EEUU fue la elección de Iyad Alaui como primer ministro interino. La ONU y los partidos shiíes tenían otro candidato, pero Alaui consiguió el puesto, no tanto por la intervención de Washington, sino por la habilidad de Alaui y el poco interés de los líderes shiíes por dirigir un Gobierno aún mediatizado por la ocupación.

La razón última que explica por qué ha habido elecciones directas hoy en Irak hay que buscarla en la persistencia de Sistani y sus seguidores. No estaba en los planes de Bush, aunque hay que reconocerle su capacidad para rectificar.

Bush sólo puede cantar victoria si todos hacemos un esfuerzo y olvidamos lo que ha sucedido en Irak en los últimos 20 meses. Aunque bien pensado, no conozco a ningún político que enfrentado a una noticia positiva, diga públicamente que ha sido posible a pesar suyo. Pero los demás no estamos obligados a creerle, ¿no?

Irak: Día 1



La conferencia de prensa de los responsables de la Comisión Electoral Iraquí, que estoy viendo ahora, ha arrojado algunas dudas sobre las cifras de participación en las elecciones de Irak anunciadas por los medios de comunicación. A las 2 de la tarde, una hora antes del cierre de los colegios, se ha dicho que un 72% de los iraquíes censados había ejercido su derecho al voto. Resultaba un dato extraordinario, dando por hecho una participación mínima entre los suníes.

Unas horas más tarde, la Comisión Electoral ha informado que la cifra se basaba sólo en estimaciones enviadas por sus representantes en las provincias. El porcentaje real sólo se conocerá en los próximos días, cuando todos los datos vayan llegando a Bagdad. Los resultados de los comicios se sabrán dentro de una semana.

Los dirigentes de la comisión han dicho que estiman que el número de votantes puede alcanzar los ocho millones. El censo electoral incluye a unos 14 millones de personas, por lo que el índice de participación podría ser del 57% (o por no ser tan precisos, entre el 55% y el 60%). La razón de la confusión parece estar en que el porcentaje del 72% no incluía las provincias de Anbar, donde se encuentran Faluya y Ramadi, y de Nínive. En ambos casos, se trata de provincias suníes, ferozmente castigadas por la guerra y los atentados del grupo de Al Zarqawi, en las que la abstención será muy alta. Obviamente, al contabilizar los datos de estas zonas, el porcentaje nacional resultante tendrá que ser menor.

En cualquier caso, y como se esperaba, las imágenes han demostrado que tanto los shiíes como los kurdos han votado de forma masiva, convencidos de que se abre una nueva era para su país y sus aspiraciones políticas. Las elecciones tienen un carácter prácticamente inédito en la historia de Oriente Medio en las últimas décadas. Por primera vez, un grupo social, étnico o político tiene la oportunidad de alcanzar el poder sin necesidad recurrir a las armas.

Los shiíes van a acceder al poder de forma democrática en un proceso doloroso, regado por la sangre de los atentados que han seguido produciéndose también en el día de las elecciones y en un país aún ocupado por más de 150.000 soldados extranjeros. Pero al menos, saben que no han tenido que organizar un golpe de estado o una campaña de limpieza étnica. Sus dirigentes parecen estar convencidos de que no podrán gobernar en solitario, aunque tengan la mayoría de los votos. Como la primera función de la Asamblea que se elige hoy es la redacción de una Constitución, están obligados a integrar las aspiraciones de kurdos, shiíes, turcomanos y cristianos. Y eso es lo que han dicho que van a hacer.

La violencia ha acompañado a los iraquíes hasta los mismos centros de votación. Por la mañana, ha habido al menos ocho atentados suicidas en Bagdad. La cifra total de muertos en todo el país es de 36, 22 en Bagdad. Además, un avión de transporte británico se ha estrellado cerca de Bagdad, sin que se sepa cuántos soldados o civiles extranjeros han muerto.

Las crónicas de los corresponsales cuentan que los votantes de Bagdad podían escuchar el sonido de las explosiones mientras hacían cola ante los colegios electorales. Ninguno se movía de la fila. Su acto de valentía es un llamamiento claro y nítido a sus líderes para que sean capaces de pactar una Constitución en la que todos los grupos étnicos y religiosos puedan expresar sus ideas sin miedo a acabar torturados en una celda.

No sabemos aún qué efecto tendrán estas elecciones en el resto del mundo árabe. De entrada, pocos habitantes de Oriente Medio tendrán ganas de cambiarse por los iraquíes si eso supone vivir en un país consumido por la violencia y sin los servicios públicos imprescindibles. En el futuro, si los iraquíes consiguen una Constitución democrática y la salida de las tropas norteamericanas, los demás árabes se preguntarán por qué los iraquíes tienen acceso a unos derechos que a ellos se les niegan.

El camino hacia la democracia en Irak tiene ante sí tantos obstáculos que las elecciones de hoy, por sí solas, sólo sirven como el comienzo de una historia que no tiene aún asegurado un final feliz. Pero sin las votaciones, este camino habría quedado abortado casi antes de arrancar.

28.1.05

Sobre niños y armas



Al igual que en el caso de elpais.es y su anuncio con la imagen de las torres gemelas, dos periódicos norteamericanos de la cadena Examiner han sufrido un patinazo por culpa de un anuncio publicitario. La protesta de la web The Electronic Intifada ha provocado la retirada de la campaña y las disculpas de sus responsables.

El anuncio consiste en dos fotos, la primera de una niña tocando el violín y la segunda de una niña palestina empuñando un arma. The Electronic Intifada se quejó de que se equipare a los niños palestinos, cuando ellos son también víctimas de la violencia.

The pictures are undated and unsourced, however the implication is clear: the girl with the rifle is supposed to represent a Palestinian girl and embody what the PLO stands for.

Such anti-Palestinian stereotypes obscure the reality that over the past four years Palestinian children have been the principal victims of violence and other human rights abuses in the Israel-Palestine conflict.

Se cuentan por centenares los niños palestinos e israelíes que han muerto tiroteados o en atentados en los últimos cuatro años.

Gaza: victoria de Hamás

La segunda ronda de elecciones municipales en los territorios palestinos ha dado una clara victoria a Hamás. Las diez localidades en las que ha habido votaciones están en Gaza. Los integristas han obtenido 75 de los 118 concejales que estaban en liza. Fatah y sus aliados se han quedado en 39. El índice de participación ha sido del 80%, muy superior al porcentaje que hubo en las elecciones presidenciales que ganó Abú Mazen.

Cheney, el esquiador


Foto: Herbert Knosowski, AP.

Dick Cheney pronunció algunas emotivas palabras en los actos celebrados en Polonia por la conmemoración del 60 aniversario de la liberación del campo de Auschwitz:

"The story of the camps reminds us that evil is real and must be called by its name and confronted," Cheney told a gathering in Krakow. "We are reminded that anti-Semitism may begin with words but rarely stops with words and the message of intolerance and hatred must be opposed before it turns into acts of horror."

El vicepresidente de EEUU eligió con acierto su discurso. No se puede decir lo mismo de su indumentaria en el acto que tuvo lugar en Auschwitz.

El frío era intenso, la temperatura estaba varios grados bajo cero. Como contaron algunos supervivientes del holocausto, era parecido al que sufrían todos los días a las cinco de la mañana cuando eran obligados a formar ante los barracones. Sólo llevaban encima unos harapos y unos zuecos de madera, por supuesto sin calcetines.

"And think how cold it was here in the winter when we stood outside for hours in our striped uniforms and wooden shoes, without socks and woolen coats like we have today."

Todos los asistentes al acto iban bien protegidos del frío. En atención a la solemnidad del momento, la mayoría de los invitados llevaba abrigos oscuros.

Cheney parecía que acababa de salir de una estación de esquí: plumífero, gorro de lana con las palabras "Staff 2001" y botas de monte. WP:

There is little doubt that intellectually Cheney approached the Auschwitz ceremony with thoughtfulness and respect. But symbolism is powerful. That's why the piercing cry of a train whistle marked the beginning of the ceremony and the glare of searchlights signaled its end. The vice president might have been warm in his parka, ski cap and hiking boots. But they had the unfortunate effect of suggesting that he was more concerned with his own comfort than the reason for braving the cold at all.

27.1.05

Periodistas en Bagdad


Florence Aubenas, periodista de Liberation.

Todos los interesados en saber por qué tantos medios de comunicación no han enviado a sus periodistas a cubrir las elecciones de Irak pueden leer este artículo de Gustavo Sierra, del diario argentino Clarín. Sierra ha vuelto a Bagdad y cuenta cómo trabajan los reporteros que se han atrevido a entrar en Irak, el lugar más peligroso del planeta para los periodistas occidentales:

Ropa oscura, si es posible muy pasada de moda. Nada de gorros o pañuelos árabes. Evitar los anteojos de cualquier tipo. Las cámaras ocultas. Nunca salir a la misma hora o en el mismo auto. Cuando se sale, dar un rodeo para estar seguro de que nadie te sigue. Ir sólo a lugares que se conocen bien y donde hay alguien que te esté esperando. Tener el chaleco antibalas y el casco a mano pero oculto de alguna mirada indiscreta. Siempre moverse con un chofer y un traductor de absoluta confianza. Esconder las credenciales. No hablar ni una palabra en otro idioma que no sea árabe.

La periodista francesa Florence Aubenas, del diario Liberation, continúa desaparecida desde hace tres semanas. No se ha recibido ninguna reivindicación ni ninguna imagen, ni de ella ni de su intérprete iraquí, pero Liberation está convencido de que ambos fueron secuestrados cuando viajaban cerca de Bagdad.

El diario francés ha dedicado una sección en su web a Florence Aubenas y Hussein Hanoun al-Saadi, y a la movilización por su liberación.

Auschwitz


Judíos checoslovacos a su llegada en tren al campo de Auschwitz en mayo de 1944. (Archivo de Yad Vashem).


Los zapatos de los presos asesinados se conservan en el museo de Auschwitz. Foto: Reuters.


Bracha Ghilai, de 75 años, muestra su brazo en su casa de Tel Aviv en enero de 2005. Foto: AP.

Se dice que siempre faltan palabras para describir el Holocausto, y es muy probable que sea verdad. Dentro de unos años, cuando muera el último de los supervivientes, esa carencia se hará aún más aguda. Y aunque sea cierto, habrá que seguir intentándolo, porque será entonces el momento en que corramos el riesgo de olvidar para siempre todo lo que ocurrió.

Los libros de historia nunca olvidarán el Holocausto, de la misma forma que siguen recordando muchas otras tragedias humanas. Pero en la medida en que deje de estar presente dentro de nosotros, habrá desaparecido.

Una forma de entenderlo es saber que el genocidio no fue un hecho aislado, sino una cadena de acontecimientos que comenzó hace muchos siglos. Su culminación esperó hasta que el progreso tecnológico, en unas circunstancias históricas excepcionales, permitió la construcción de una maquinaria industrial diseñada y puesta en práctica para la eliminación sistemática de seres humanos.

Porque la verdad está ahí, y resulta incómoda para aquellos que no son alemanes y, en principio, carecen de responsabilidad por lo que ocurrió. Los años 40 no fueron el primer momento de la historia en el que los judíos fueron obligados a llevar una prenda (un gorro, un brazalete...) para ser identificados en público. Tampoco fue la primera vez en que se les prohibió ejercer algunos oficios. Ni tampoco fueron asesinados en masa por primera vez con el fin de servir de excusa para desviar la ira de la gente o de objetivo de una idea racista y criminal.

Las palabras se quedan cortas, así que las imágenes sirven para rellenar algunos de los huecos que dejan. Estas tres fotografías cuentan una parte de la historia. Piensen en ese tren que acababa de llegar a Auschwitz una mañana de mayo de 1944. Piensen en miles de trenes más. Vean los zapatos que dejaban atrás los condenados a las cámaras de gas y vean millones de zapatos más.

Y, por último, el brazo de Bracha Ghilai y su número tatuado. No es necesario que piensen en las personas que se salvaron tras pasar por los campos de exterminio. De hecho, es mejor que piensen sólo en esa mujer de 75 años.

Ante un genocidio, cada vida salvada es una derrota de los verdugos.

Es otra forma de entender las lecciones del Holocausto. Por terrible que fue, no sirvió para vacunar a la especie humana contra la repetición de un hecho similar. Puede ocurrir mañana, a una escala más reducida, contra un pueblo diferente, en un espacio de tiempo mayor.

Nunca es demasiado tarde para detenerlo. Incluso cuando se mira para otro lado al principio y se reacciona con retraso, se puede salvar la vida de personas como Bracha Ghilai.

Yad Vashem. Museo del Holocausto en Jerusalén.

Candidatos clandestinos

Por cada artículo o crónica televisiva sobre la violencia en Irak, hay un comentario de alguien que dice que los medios de comunicación no están contando la auténtica realidad del país, que están exagerando las malas noticias y ocultando los progresos. Veamos lo que les cuenta a los candidatos un dirigente del principal partido shií e integrante de la coalición favorita para ganar las elecciones:

The instructions are simple - avoid public places and do not reveal your identity, the cleric advised. Most candidates should stay at home as much as possible, he added.

Supongo que ahora no dirán que el clérigo shií es francés, ¿no?

También supongo que no le acusarán de ser un cobarde. Se trata del jefe de campaña de la coalición, uno de los pocos dirigentes de su partido que se atreve a dar su nombre y comparecer públicamente por televisión. Estremece pensar que la principal función de los candidatos es mantenerse vivos hasta el día de las elecciones.

26.1.05

Las guerras son caras

La invasión y reconstrucción de Irak iba a ser un camino de rosas. Los militares que anunciaron que se necesitarían centenares de miles de soldados para pacificar Irak fueron tachados de alarmistas y desinformados. Lo mismo se dijo de los economistas que preveían un coste superior a los 100.000 millones de dólares.

Fin del flashback. La Casa Blanca ha solicitado al Congreso de EEUU otros 80.000 millones de dólares para continuar costeando los gastos de la guerra en Irak y Afganistán. El total de la factura de los costes de la guerra contra el terrorismo y las campañas militares desde el 2001 asciende ya a 280.000 millones de dólares. Y seguirá creciendo.

Comparación histórica: EEUU se gastó 613.000 millones de dólares en la Primera Guerra Mundial y 623.000 millones en la guerra de Vietnam (en ambos casos, la cifra se refiere a dólares del 2005, teniendo en cuenta la inflación).

De los 203.000 millones autorizados hasta ahora por el Congreso, unos 121.000 se han gastado en Irak, 53.000 en Afganistán y 29.000 en la guerra contra el terrorismo y la inversión en seguridad en EEUU y el extranjero. Las cifras no incluyen los miles de millones que EEUU se ha comprometido a gastar en la reconstrucción de Irak y Afganistán.

La mayor parte del nuevo fondo suplementario que pide el Gobierno irá a parar a las arcas del Ejército. También incluye otros gastos desconocidos hasta ahora. Se piden 1.500 millones de dólares para la construcción de la nueva embajada norteamericana en Bagdad. Cuando se abrió en junio la representación diplomática, se dijo que albergará a 1.700 personas, mil norteamericanos y 700 iraquíes. Los costes de las medidas de seguridad serán obviamente inmensos.

Según el NYT, hay otros gastos incluidos en los 80.000 millones solicitados, la construcción de bases militares permanentes:

One military expert who has been briefed by the Pentagon said on Tuesday that part of the $80 billion would be used to establish more permanent military bases in Iraq, assuming the new Iraqi government permits a long-term American military presence. The Congressional agency estimated that the war in Iraq and other military operations against terrorism could cost $285 billion over the next 5 years.

Los costes de las guerras son un factor decisivo, no el único, en el aumento galopante del déficit presupuestario en EEUU. La Casa Blanca dijo ayer que el déficit llegará este año a los 427.000 millones de dólares.

Si duele gastarse los dólares a este ritmo, más duro es el precio en vidas. Hoy miércoles ha sido la jornada con más víctimas para el Ejército norteamericano en Irak desde el comienzo de la guerra. Un helicóptero de transporte se ha estrellado a unos 350 kilómetros al oeste de Bagdad. Se sospecha que la causa ha sido el mal tiempo, pero a esta hora aún no se sabe con seguridad. 31 personas han muerto, todos ellos marines. Desde marzo de 2003, los militares han perdido 33 helicópteros, 20 de ellos por fuego enemigo.

La cifra de bajas norteamericanas es ya de 1.408 muertos.

25.1.05

¿Mujeres? No, gracias

La satisfacción sólo duró unas horas. En Irán, el Consejo de los Guardianes ha anunciado que no permitirá que ninguna mujer se presente como candidata a las elecciones a la presidencia de Irán. Un portavoz había sugerido horas antes que el consejo tenía previsto cancelar una prohibición que ha estado en vigor desde el inicio de la revolución islámica.

El Consejo de los Guardianes es un organismo dominado por los radicales que tiene el privilegio de vetar a aquellos candidatos que no tengan el necesario pedigrí islámico. En las últimas elecciones parlamentarias, impidió que se presentaran miles de candidatos reformistas, incluido el hermano del presidente Jatamí.

Irak: Faltan 5 días

A cinco días de las elecciones de Irak, algunas cosas empiezan a quedar claras. Se da por hecho que el índice de participación entre la minoría suní no será muy alto. Con suerte llegará al 50%. Eso no quiere decir que una cuarta parte de la población de Irak esté dispuesta a pasar a la clandestinidad política. Los líderes suníes agrupados en la Agrupación de Académicos Suníes, la mayoría son clérigos, piden la abstención, pero anuncian que quieren estar presentes en el proceso de elaboración de la nueva Constitución:

"Certainly because we withdrew from the elections, that doesn't mean we won't be part of the drafting of the constitution," said Sheik Moayad Ibrahim al-Adhami, a senior member of the Muslim Scholars Association, which says it represents 3,000 mosques and is the most influential Sunni group to call for an election boycott. "The elections are one matter; the constitution is another."

Son buenas noticias, porque demuestran que los dirigentes suníes, incluidos los cercanos a la resistencia, no apuestan por la guerra civil. Los partidos de confesión religiosa de la mayoría shií tendrán la oportunidad de demostrar la moderación que anuncian en sus declaraciones. Su objetivo no es la formación de una teocracia inspirada en Irán y su primer paso tendrá que ser aceptar una negociación con los grupos que han decidido no presentarse a las elecciones.

Hace unos meses, se creía que los comicios darían como resultado un Parlamento casi monocolor, dominado por la coalición de partidos shiíes promovida por el gran ayatolá Sistani. Ahora ya no está tan clara su victoria. El primer ministro, Iyad Alaui, ha rentabilizado su presencia al frente del Gobierno y, sobre todo, su imagen de tipo duro que promete ante todo seguridad. No se puede decir que hasta ahora haya tenido mucho éxito, pero algunos piensan que su mensaje está calando entre una población machacada por la violencia y la incertidumbre:

Allawi has taken advantage of his incumbency and name recognition, his image as a strongman and his Shiite ethnicity, presenting his slate as a secular alternative to the religious Shiite parties. "He's going to do surprisingly well," predicted Abdul Zahra Zaki, editor of the left-leaning Al Mada newspaper, who said he planned to vote for the prime minister. "People want to give him a chance to continue what he started."

Evidentemente, a Alaui no le perjudica tener la maquinaria de la incipiente Administración iraquí a su servicio, lo que incluye, por ejemplo, tener fondos suficientes para recabar voluntades, también entre los periodistas. Los iraquíes quieren olvidar la pesadilla de la dictadura de Sadam, y sin embargo, eso no les convierte de un día para otro en adeptos a la democracia parlamentaria. Un Gobierno fuerte es lo que piden muchos de ellos.

Por desgracia, en Oriente Medio, Gobierno fuerte también significa mano dura con los detenidos y un manto de silencio cómplice sobre lo que ocurre en comisarías y prisiones. La organización de derechos humanos Human Rights Watch denuncia que la policía iraquí emplea la tortura de forma sistemática contra los detenidos:

Methods of torture cited by detainees include routine beatings to the body using cables, hosepipes and other implements. Detainees report kicking, slapping and punching; prolonged suspension from the wrists with the hands tied behind the back; electric shocks to sensitive parts of the body, including the earlobes and genitals; and being kept blindfolded and/or handcuffed continuously for several days. In several cases, the detainees suffered what may be permanent physical disability.

El recuento de cadáveres continúa. Esta mañana, un juez iraquí ha sido asesinado junto a su hijo cuando salía de su casa en Bagdad. Horas después, se ha difundido un vídeo con la imagen de un norteamericano secuestrado por un grupo no identificado. Roy Hallums, de 56 años, dice en la grabación que su vida corre peligro "porque trabajo para las fuerzas americanas". Hallums es un civil que trabaja para una empresa contratada por el Pentágono y fue secuestrado el pasado 1 de noviembre.

Una imagen bien diferente es la de Ahmed Abdullah al-Shaya, de 18 años. Un periódico norteamericano ha obtenido una cinta con las declaraciones de este colaborador de la resistencia que sobrevivió a un atentado suicida. Al-Shaya es un saudí que llegó a Irak a través de la frontera siria y se ofreció a participar en la lucha contra los norteamericanos. Cuenta que fue engañado. Se comprometió a conducir un camión lleno de explosivos hasta una calle cercana a la embajada jordana y dejarlo allí para que otra persona se ocupara del atentado. Dice que sus jefes hicieron estallar el vehículo justo cuando llegó a la zona de su objetivo.

24.1.05

Decisión acertada

El defensor del lector de The Washington Post se felicita por la decisión del periódico de retomar la historia de Jumana Michael Hanna y confirmar a los lectores que casi todo lo que contó de ella era falso. Una vez que se publicó el artículo en la revista Esquire, donde quedó claro el impacto que había tenido la primera historia aparecida en el Post, no le quedaba otra opción al diario de Washington, y así se lo habían recordado muchos lectores.

El único inconveniente que anota el defensor es la colocación del artículo. La historia original había aparecido en la primera página y con una foto. La rectificación, en un día en el que la cobertura de la toma de posesión de Bush dominaba las primeras páginas, quedó relegada a la página 18, aunque con una pequeña referencia en la primera.

23.1.05

Una historia en tres capítulos

Capítulo primero:
Jumana Michael Hanna, una mujer iraquí de 41 años, tenía muchas razones para quedarse callada en su casa, pero decidió hablar. En 1993, se casó en secreto con un extranjero, un inmigrante indio. Cuando intentó que las autoridades reconocieran el matrimonio, fue detenida, y también lo fue su nuevo marido. Ahí comenzó un infierno de violaciones y torturas para que confesara que formaba parte de un imaginario grupo de espías. Su marido fue asesinado por los sicarios de Sadam.

En junio de 2003, cuenta su terrible historia, que aparece publicada en The Washington Post, y sus declaraciones sirven para detener a los torturadores y a sus jefes, incluido un general. Para premiar su valentía, ella y su familia viajan a EEUU, donde reciben asilo. El número dos del Pentágono, Paul Wolfowitz, habla de su caso ante el Congreso. Su historia se convierte en un símbolo de las atrocidades cometidas durante décadas por la dictadura de Sadam.

Capítulo segundo:
Tras leer el artículo del Post, una editorial contrata en agosto de 2004 a la escritora Sara Solovitch para que escriba la historia. Solovitch comienza a trabajar con Jumana en el libro. Pasan mucho tiempo juntas y se convierten en amigas. Tras escuchar el testimonio de Jumana, la escritora comienza el lento proceso de confirmar hasta el más pequeño detalle de las revelaciones.

Poco a poco, descubre que algunas de las cosas que le ha contado no son ciertas. Los soldados que investigaron sus denuncias en Irak reconocen que no encontraron pruebas concluyentes, de hecho sólo hallaron huesos de vaca en el lugar en el que Jumana les contó que sus carceleros enterraban a los asesinados. Los familiares de Jumana le dicen que sí estuvo en la cárcel, pero no por casarse con un extranjero (de hecho, la ley iraquí no lo prohibía), sino por otras razones. Otros familiares le cuentan que su marido no ha muerto y que sigue viviendo en Irak.

La emocionante historia de Jumana resulta ser una sucesión de mentiras. Solovitch publica un reportaje en la revista Esquire.

Capítulo tercero:
El reportaje de Esquire obliga al Post a volver a investigar la historia. El mismo reportero que escribió el primer artículo vuelve a Irak. Los familiares de Jumana le confirman que el marido está vivo. Le dicen que fue encarcelada por engañar a varias personas para que les entregara dinero a cambio de conseguirles visados para viajar al extranjero. Todos los policías iraquíes detenidos a causa de la denuncia fueron puestos en libertad por falta de pruebas.

Epílogo:
La historia de Jumana no sólo tenía valor por sí misma, sino por lo que representaba. Lo malo de convertir una historia personal en un símbolo, un recurso propio del periodismo, es que el reportero tiene que ser capaz de poner en duda todos sus elementos, incluso los más obvios, inmediatamente después de habérselos creído. Cuando el periodista no lo hace y se conforma con la primera versión, pone su credibilidad en manos de una sola persona. Y puede haber tenido la mala suerte de toparse con un mentiroso.

Algunos periodistas creen que basta con mirar a los ojos de una persona para saber si les está diciendo la verdad. Definitivamente, se trata de un recurso sobrevalorado.

21.1.05

Un testigo molesto

La presión de los conservadores norteamericanos sobre Kofi Annan empieza a surtir efecto. El secretario general de la ONU ha comunicado al jefe de la UNRWA (la agencia de Naciones Unidas dedicada a ayudar a los refugiados palestinos) que no podrá continuar en el puesto tras concluir su mandato.

The Guardian:

The Bush administration has blocked the reappointment of the UN's Palestinian refugee agency chief, Peter Hansen, after a campaign by conservative and Jewish groups in the US, and the government in Jerusalem which accused him of being an "Israel hater". (...)

"I was willing to stay. There are certain facts about the views of certain groups in the US and Israel about how I have carried out my functions and those groups influenced the decision not to reappoint me," he said.

El Gobierno israelí se cobra así una pieza largamente deseada.

Departing head of UN refugee agency decries conditions in Gaza as horrendous. Peter Hansen spoke out about the conditions in Gaza at a recent conference sponsored by the Faculty for Israeli-Palestinian Peace held in East Jerusalem.

Palabras, palabras



George Bush:

We are led, by events and common sense, to one conclusion: The survival of liberty in our land increasingly depends on the success of liberty in other lands. The best hope for peace in our world is the expansion of freedom in all the world.

Freedom. Liberty. Free. En sus distintas variaciones, la palabra libertad se repitió 49 veces en el discurso de Bush en su toma de posesión. Hubo otras palabras que brillaron por su ausencia: Osama, Qaeda... Irak. ¿Quién quiere manchar un momento tan emocionante hablando de cosas desagradables?

Es más sencillo colocar de forma genérica esos asuntos en un contexto alentador y excitante: la lucha por la libertad. No hay valor más digno ni bandera más necesaria para cualquier político. También ha sido a lo largo de la historia el gran pretexto, enarbolado con las peores intenciones por políticos sin escrúpulos o incluso dictadores. Ya saben, aquello de "libertad, libertad, cuántos crímenes se han cometido en su nombre".

No se puede negar que Bush ha presentado a sus compatriotas una meta tan ambiciosa que quizá resulte imposible acercarse a ella. Las elecciones de Afganistán e Irak son momentos importantes en la historia de esos países, y es de esperar que también sean el comienzo de algo memorable. Pero Bush no se conforma con objetivos tan modestos. Su discurso, en teoría, le obliga a una defensa intransigente de la libertad y democracia en todo el planeta, también en aquellos países, aliados de EEUU, donde sólo hay dos opciones, la dictadura o el régimen autoritario.

¿Presionará a esos aliados para que garanticen los derechos políticos de las mujeres, celebren elecciones libres, respeten los derechos de las minorías y no torturen a los adversarios políticos? Si hay que guiarse por lo que ha ocurrido en los últimos cuatro años, la respuesta debería ser: no lo creo.

Quizá, como se ha escrito en el diario francés Liberation, "el problema con este discurso es que tenemos la impresión de que lo hemos oído mil veces y ya no nos lo creemos".

Extra, extra:
Howard Kurtz, WP. Cobertura del discurso de Bush por los medios de comunicación norteamericanos.
No room for progressives on cable news inauguration coverage. En los canales televisivos de noticias (CNN, FOX, MSNBC), los políticos y periodistas conservadores derrotaron en número a los progresistas por goleada. FOX: 19 a 7. CNN: 10 a 1. MSNBC: 13 a 2.

Cheney se relaja

Nunca pensé que una entrevista con Dick Cheney pudiera ser divertida. Me refiero a escuchar algo más que todos vamos a morir, el fin del mundo está cerca, los terroristas van a colocar bombas en nuestras papeleras, todas estas cosas dichas con esa cadencia que me recuerda a cierto personaje de "La guerra de las galaxias".

El vicepresidente de EEUU y su esposa se bajaron de la "Estrella de la Muerte" en el día de la toma de posesión del patrón y concedieron una entrevista al programa de radio de Don Imus, una mezcla de periodista y showman algo desquiciado de ideas muy diferentes a las de Cheney. El resultado es curioso y demuestra que el vicepresidente no carece de sentido de humor.

Imus es un tipo que hace preguntas como ésta:

IMUS: Mr. Vice President, when you were defense secretary for President Bush 41, I guess the perception -well, the perception was that you were a fairly -what's the right word- reasonable guy. For example, you were against invading Iraq, thinking that taking down Saddam Hussein -suggesting that we get bogged down there and we'd be there forever.

And then the perception, whether it's accurate or not, is that now, in some people's minds, you're Slim Pickings on that missile in "Dr. Strangelove."

Ya en plan más serio, Cheney nos mete miedo con una descripción de la amenaza que supone actualmente Irán muy, muy similar a lo que nos contaban de Irak hace dos años. Ahora bien, antes de empezar a ponernos nerviosos, quede claro que ésta es la prioridad de Cheney sobre el asunto:

We don't want a war in the Middle East, if we can avoid it. And certainly in the case of the Iranian situation, I think everybody would be best suited by or best treated and dealt with if we could deal with it diplomatically.

Bueno, ya me siento mejor.

20.1.05

Una esponja peligrosa



Desde los tiempos en que Arabia Saudí prohibió a Pokemon por "promover el sionismo y el juego", no me había reído tanto. Un grupo conservador norteamericano lanza una campaña contra un personaje de dibujos animados, SpongeBob SquarePants (en España, Bob Esponja), porque, dicen, se está utilizando para promover la homosexualidad entre los niños. Una respuesta apropiada:

Mark Barondess, the foundation's lawyer, said the critics "need medication."

El factor rebaño

El director de El Periódico, Antonio Franco, reconoce en el Congreso de Periodismo Digital de Huesca que el periodismo está en crisis. Los medios de comunicación han rebajado su calidad, dice, y tienen menos crédito y menos independencia. A diferencia de otros colegas suyos, Franco no arremete contra el periodismo digital, lo que le honra, ni cree que Internet sea un nido de víboras.

Una de las virtudes que se están perdiendo entre los periodistas es el individualismo. Predomina el factor rebaño, por el que muchos reporteros se consideran, ante todo, periodistas del diario X o de la televisión Z. Se les escapa alguna maldad sobre sus jefes, pero han perdido la capacidad de cuestionar las decisiones de sus empresas. Influye también la falta de interés del español medio por cambiar de aires laborales. Una vez conseguido el puesto, toca hacerse fuerte en la trinchera y tragar lo que sea para no arriesgarse a probar suerte en el inhóspito mercado laboral.

En Slate, Jack Shafer nos explica que no tiene por qué ser así. Microsoft ha vendido recientemente Slate al grupo editorial que publica The Washington Post y como el trabajo de Shafer consiste en informar sobre los medios de comunicación, ahora se pregunta si va a tener valor para criticar a algunas de las empresas de sus nuevos jefes. De momento, se muestra optimista. The Accidental Employee:

The biggest problem I'll face as a (Washington) Post Co. employee will not be finding the nerve to slam the company's properties, but rather restraining myself from overcriticizing them to prove I didn't leave my cojones behind at Microsoft.

A ver si es verdad. Lo importante es que la actitud de entrada de Shafer no es borrar de la casilla de las críticas a las empresas de sus nuevos jefes, sino lo contrario, de forma irónica, y, sobre todo, lo cuenta en su artículo para que todo el mundo se vaya haciendo a la idea. Es una consecuencia, como cuenta en su artículo, de una tradición individualista de los periodistas norteamericanos que en España se está perdiendo.

Extra, extra:
El Congreso de Periodismo Digital de Huesca incluye un muy interesante taller impartido por John Lee Anderson, de la revista The New Yorker, sobre cómo escribir un perfil periodístico. Anderson ha escrito excelentes reportajes sobre las dos guerras de Irak, la que terminó en abril de 2003 y la que comenzó meses después. Precisamente esta semana, publica un largo perfil del primer ministro iraquí, Iyad Alaui. Si aún queda alguien interesado en lo que sucede en Irak, debería leerlo.

8.000 palabras mortales

George Bush jura esta tarde (18.00 hora española) el cargo de presidente de EEUU e inicia su segundo mandato. Inmediatamente después pronunciará un discurso que se espera dure en torno a 15 minutos. Sabia decisión.

El récord del discurso más largo de todas las tomas de posesión en la historia de EEUU lo tiene William Harrison, y pagó un duro precio por el exceso. El 4 de marzo de 1841, consumió una hora y 40 minutos en pronunciar más de 8.000 palabras. Harrison había tomado antes la decisión más trascendental de su mandato: decidió no ponerse abrigo, sombrero o guantes. Cogió un fuerte resfriado que empeoró hasta convertirse en neumonía. Murió un mes después.

19.1.05

Erratas con sabor a sangre

El BOE debería tener una sección de erratas en la sección de condecoraciones. Podría servir ahora para que el Gobierno español se pensara algo más algunas de las distinciones concedidas a 22 personalidades marroquíes justo antes de la visita de los Reyes a Marruecos.

Lo cuenta hoy Alí Lmrabet en El Mundo y lo han denunciado varias organizaciones marroquíes que luchan por los derechos humanos. Dos de los condecorados, los generales Hosni Bensliman y Hamidou Laanigri, han sido acusados de autorizar u ordenar torturas y secuestros:

Incluso la Asociación Sahara Marroquí (ASM), que defiende la "marroquinidad de las provincias del Sur", acusó al Gobierno de Rodríguez Zapatero de apoyar "la represión, la tortura y el encarcelamiento de periodistas en Marruecos". En su comunicado la ASM expresa "su estupefacción" e "indignación" ante la condecoración concedida al general Hamidu Laanigri, director general de la Seguridad Nacional marroquí, y dice que el gesto "anima a hacer perenne la violación de los Derechos Humanos en Marruecos", sobre todo cuando el reconocimiento procede de "un país democrático" europeo.

La asociación acusa a este general de ser responsable de raptos, torturas y violaciones de miles de detenidos entre los que "figuran inocentes". Estos hechos, señala, se produjeron en la época en que Laanigri estaba al frente de la Dirección General de Vigilancia del Territorio (DGST) y tuvieron lugar en la sede del organismo en Tamara.

Bensliman es el jefe de la Gendarmería Real desde los años 70. Laanigri es el director general de la Policía Nacional y fue, entre 1999 y 2003, el jefe de la DST, la policía política marroquí. En sus manos, está la lucha contra el terrorismo integrista, por la que ha recibido numerosas denuncias de violaciones de derechos humanos. Curiosamente, en la entrevista publicada en El País, Mohamed VI reconocía que se habían cometido algunos excesos, quería decir detenciones injustificadas, en los meses posteriores a los atentados de Casablanca.

Zapatero y Moratinos siempre han dicho que la lucha contra el terrorismo integrista, por peligroso que éste sea, no puede hacerse sin olvidar que las democracias están obligadas a respetar la ley y los derechos humanos. No vale decir que esa exigencia sólo vale dentro de nuestras fronteras, y que es lícito aliarse con el diablo para defendernos del mal.

Parece que se pueda sermonear con facilidad a EEUU (por aquello de "es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta"), y cuesta más aplicarse a uno mismo la lección. España necesita la colaboración de las fuerzas de seguridad y de los servicios de inteligencia marroquíes, pero no está obligada a condecorar a dirigentes policiales y militares de tan cuestionable currículum.

La Unión Europea ha exigido a Turquía que pongan en marcha una inmensa lista de reformas políticas que acerquen su sistema político a la realidad democrática de Europa. No veo por qué razón hay que renunciar a una influencia similar en las relaciones con Marruecos.

Errata del mes

Ariel Sharon es el primer ministro israelí, y no palestino como se afirmaba los días 11y 15 pasados en sendos textos de primera página. (Página 12 de El País).

Censure, pero sea amable

Nadie ha dicho que los censores tengan que ser gente desabrida y con malos modos. En el nuevo diario gratuito Qué, lo saben y por eso muestran sus mejores maneras cuando tienen que llamar la atención a esa banda de insurrectos que ha aceptado la invitación de contar con un blog gracias a la cortesía del periódico propiedad de Recoletos.

Y no encargan a becarios la desagradable tarea de avisar a los invitados de que han ido demasiado lejos. Los propios directores están dispuestos a asumir esta noble responsabilidad. Es lo que ha hecho el director de la edición del diario en Zaragoza, Nacho Iraburu, que ha enviado este email a uno de "sus" bloggers:

Me gustaría saber si el texto y la foto que incorporas en tu último trabajo en quezaragoza.com tienen algo que ver o si simplemente las has puesto ahí por casualidad y concurren al azar. El tema de fondo me extraña, al consultar tu propio blog que remites, y todavía me asombra más porque hasta ahora te hemos ido publicando, sin cortapisas, la información que has ido remitiendo en tu blog, incluidas las actividades que impulsas o los comentarios por hallazgos de San Agustín. Llámame cuando te parezca y hablaremos si quieres sobre el cauce informativo que hemos abierto. En todo caso, una línea que vamos a mantener a rajatabla es la del rigor, el respeto y la seriedad de cara a los lectores, en papel y en el diario electrónico.

Lo cuenta el receptor de la misiva: Antonio Tausiet. Dice que el texto, que fue borrado, trataba sobre la aparición de Qué "y las cifras de la competencia". Y sobre la foto..., ejem, es la foto del fundador del Opus Dei. Fina ironía, que se dice.

Me llama la atención lo de "llámame cuando quieras y hablaremos si quieres sobre el cauce informativo que hemos abierto". Censura vale, pero transparencia la que quieras, que aquí no borramos los posts porque seamos mala gente. Haremos lo posible para que las ovejas descarriadas vuelvan al redil.

Lo de los "hallazgos de San Agustín" supongo que es un tema delicado, así que no voy a entrar en él.

Se confirma que los rectores de Qué entienden las bitácoras como una fuente gratuita de información y que están dispuestos a leer todos y cada uno de los posts que se publiquen en "sus" blogs. También queda claro que se van a pasar el día dándole al botón de "borrar".

Bonito estreno:
Con los contenidos del diario en papel, la gente de Qué no es tan estricta. En la edición de Barcelona, se han estrenado alentando la bonita virtud de la xenofobia, según cuenta Magda Bandera. Será que les falta imaginación.

Miércoles:
Opiniones de sus lectores.

18.1.05

La conquista de Babilonia


Soldados polacos en Babilonia.

En épocas anteriores, la conquista de una nación obligaba a destruir su patrimonio cultural (aunque antes no le llamaran así). Se quemaban las bibliotecas, se destruían los palacios, los templos eran derruidos o convertidos a la nueva religión y las estatuas eran decapitadas.

Actualmente, no se llega tan lejos, pero es indudable que los Ejércitos tienen otras prioridades. El conductor de un tanque no repara en que las 70 toneladas de su vehículo terminarán aplastando las losas de un camino pavimentado en el siglo VI A.C. Los soldados que quieren llevarse como recuerdo un ladrillo decorado de la puerta de Ishtar no saben que allí cerca estaba una de las maravillas del mundo antiguo, los jardines colgantes. Las tropas que cavan trincheras o que llenan sacos con miles de kilos de tierra no están pensado en los restos arqueológicos que pueden estar llevándose por delante.

Eso es lo que ha ocurrido, entre otras cosas, en las ruinas de Babilonia. El Ejército norteamericano instaló allí una base militar en abril de 2003. Ya había unas murallas disponibles, parecía una elección perfecta. Sólo había que construir un helipuerto, filtrar petróleo y productos químicos en algunas zonas para asentar el terreno y que no se levantara demasiado polvo, cavar trincheras y minar algunos accesos. Los trabajos corrieron a cargo de la empresa Kellogg, Brown and Root, propiedad del grupo Halliburton. En septiembre, la base fue entregada a las tropas polacas.

John Curtis, conservador del departamento de Oriente Medio del Museo Británico, trabajó como arquitecto en Irak durante muchos años. Supongo que tuvo la oportunidad de comprobar la reconstrucción kitsch ordenada por Sadam para convertir las ruinas en una especie de parque temático de Babilonia.

Acaba de regresar de Babilonia y ha entregado su informe en el que denuncia unos daños muy diferentes. Daños que podrían haberse evitado si los norteamericanos hubieran elegido otro emplazamiento para su base. Pero las murallas eran demasiado apetitosas.

Texto completo del informe de John Curtis
Months of war that ruined centuries of history. Resumen del informe en The Guardian.
Babylon wrecked by war. The Guardian.
Babylon. Wikipedia.


Humor negro



En serio, es una camiseta.

Demasiado tarde, encanto

Bush sostiene que su victoria en las elecciones le permite no tener que asumir responsabilidades por los errores de Irak. Paul Krugman opta en el NYT por la parábola para describir la actitud del presidente de EEUU:

Un hombre encantador corteja a una mujer y le dice que es un rico empresario. Sin embargo, después de la boda, ella descubre que él ha estado falseando las cuentas, que varios empleados le han demandado por acoso sexual y que su empresa está a punto de declararse en bancarrota. Ella le acusa de haberla engañado. "El momento de pedir responsabilidades ya ha pasado", responde.

Parece un argumento algo crudo, pero funciona. El truco de Irak, crear un problema y luego pedir apoyo para solucionarlo, está a punto de repetirse, esta vez en la reforma del sistema de pensiones.

Hersh: reacciones

El Pentágono ya ha respondido al reportaje de Seymour Hersh publicado en The New Yorker:

A spokesman said Hersh's New Yorker magazine article was based on rumour, innuendo and conspiracy theories.

Pero cuando le han preguntado al portavoz del Pentágono si es cierto que hay soldados norteamericanos dentro de Irán a la caza de objetivos del programa nuclear para un hipotético ataque en el futuro, se ha negado a responder. A fin de cuentas las operaciones de las unidades de las Fuerzas Especiales son siempre secretas.

Los bloggers conservadores no necesitan andarse con subterfugios: quieren que se procese a las fuentes de Seymour Hersh por traición. Con Hersh son más benevolentes: sólo cuestionan su ética y su patriotismo. No deberían enfadarse tanto. El Pentágono ha dicho que todo es falso, ¿no?

17.1.05

Próxima parada: Irán

George Bush intentará construir mejores relaciones con sus aliados europeos en el segundo mandato. La experiencia de Irak le llevará a huir de aventuras militares de fin impreciso. Los neoconservadores perderán el poder y la influencia que consiguieron tras el 11S. Rumsfeld pagará con la dimisión los errores de Irak y abandonará el Pentágono, pero no antes de las elecciones iraquíes.

Pues va a ser que no.

Seymour Hersh bucea en los rincones oscuros del Pentágono y los servicios de inteligencia, y desmiente algunas de las apuestas de las últimas semanas sobre el segundo mandato de Bush. Esto es lo que cuenta en The New Yorker: The coming wars.

Irán será el próximo campo de batalla en la guerra contra el terrorismo. A Irán le faltan de 3 a 5 años para obtener la bomba nuclear, pero EEUU no esperará a que se acerque la fecha límite.

Soldados norteamericanos de las Fuerzas Especiales comenzaron en verano a realizar operaciones secretas dentro de Irán. Su misión consiste en descubrir información sobre las instalaciones en las que los iraníes están trabajando para fabricar armas nucleares. Las patrullas también han colocado mecanismos de detección para tomar muestras que confirmen la emisión de partículas radiactivas.

Más tarde o más temprano, los halcones del Gobierno esperan el fracaso de la negociación de Irán y la Unión Europea. En ese momento, pondrán en marcha la opción militar con el fin de destruir el programa nuclear iraní, o al menos de retrasarlo durante muchos años.

Rumsfeld y el Pentágono cobrarán más protagonismo en los próximos cuatro años, en detrimento de la CIA. Bush ha firmado una orden secreta que autoriza la realización de operaciones de comando contra objetivos terroristas en diez países de Oriente Medio y el sur de Asia. A diferencia de con la CIA, el Congreso no podrá controlar estas operaciones.

Abú Ghraib: la mancha no se extiende

El juicio y condena del soldado Charles Graner por las torturas de Abú Ghrain vuelve a plantear la duda: ¿hasta dónde llegará la búsqueda de responsabilidades por los abusos cometidos por las tropas norteamericanas? ¿Habrá más juicios o los castigos quedarán limitados a un grupo reducido de policías militares?

Los intentos de los abogados defensores de estos soldados por alegar que éstos cumplían órdenes de los oficiales de inteligencia militar no han tenido mucho éxito en los consejos de guerra celebrados hasta ahora. Aparentemente. No han servido para exculparles, pero eso era imposible. Las fotos eran pruebas tan contundentes que no admitían mucha discusión.

Lo que sí buscaban los defensores era reducir la pena, ya que la absolución era imposible. Ningún código de justicia militar permite que un militar se esconda tras la obediencia debida si se trata de cumplir órdenes ilegales. Por la razón que sea, Graner ha recibido una condena de 10 años, cuando la petición del fiscal llegaba a los 15 años.

Graner, que en la vida civil tenía experiencia como funcionario de prisiones, fue siempre señalado como el militar más sádico de todos los implicados, el tipo que parecía disfrutar con los abusos. A él pertenece esta frase:
"El cristiano que hay en mí me dice que esto está mal. Pero el guardia penitenciario que hay en mí me dice "me encanta hacer que un hombre se mee en los pantalones".

Con personajes como éste, es difícil que su declaración tenga mucha credibilidad ante un tribunal. Pero son muchos los testimonios y de soldados muy diferentes como para ocultar el hecho de que los oficiales de inteligencia militar ordenaron a los soldados que vigilaban a los presos de Abñu Ghraib que les mantuvieran despiertos y en estado de extrema tensión. El objetivo era ablandarlos de cara a los interrogatorios. Por su trabajo, los policías ahora enjuiciados fueron felicitados por los interrogadores.

Los superiores a los que hasta ahora no se ha enjuiciado, pero que sí podrían serlo en el futuro, no podían ignorar cómo se estaban cumpliendo esas órdenes. Algunos soldados han declarado que los jefes de inteligencia militar (el coronel Thomas Pappas y el teniente coronel Steven Jordan) llegaron a ver las famosas fotografías en alguno de los ordenadores que había en la prisión.

Aún es pronto para saber si Pappas y Jordan se sentarán en el banquillo de los acusados. Los soldados como Graner no tuvieron ningún contacto con el teniente general Ricardo Sánchez. Pappas, sí. Tampoco recibieron presiones de los generales para obtener información de los interrogatorios de los presos con la que luchar contra la resistencia. Pappas, sí. Y tampoco recibieron, gracias a una orden de Sánchez, el control operativo de la prisión de Abú Ghraib. Pappas, sí.

Si Pappas y Jordan son procesados, los generales comenzarán a poner nerviosos.

Recortes


Abu Ghraib abuse firms are rewarded. Two US defence contractors being sued over allegations of abuse at Abu Ghraib prison have been awarded valuable new contracts by the Pentagon, despite demands that they should be barred from any new government work. The Observer.

Army base has damaged Babylon. Coalition forces in Iraq have caused irreparable damage to the ancient city of Babylon, the British Museum says. BBC.

Está escondido

Decididamente, Osama bin Laden no está poniendo nada de su parte para permitir que le atrapen. En una entrevista con The Washington Post, George Bush nos desvela por qué el líder de Al Qaeda no ha sido aún capturado:

The Post: Why do you think [Osama] bin Laden has not been caught?

THE PRESIDENT: Because he's hiding.

The Post: Our allies have done all they can do to help catch him?

THE PRESIDENT: We're on the hunt.

The Post: Do you think others are on the hunt, too? Are you happy, content with what other countries are doing in that hunt?

THE PRESIDENT: Yes.


Las respuestas parecen un poco breves. Claro que podría ser peor. Podría haber dicho "pasapalabra" o "ésa no me la sé".

15.1.05

Los censores de Recoletos

2005 está en condiciones de ser el año de los blogs en España, o al menos eso piensan algunos. Queda un camino por recorrer bastante largo, tanto en cuanto a calidad de contenidos como a extensión de la mancha. Y para esto último, dependerá mucho de cómo asumen el reto los medios de comunicación tradicionales. Algunos de ellos van a comenzar a crear espacios para los blogs y a prestar más atención a lo que se cocina en la blogosfera.

El periódico gratuito Qué (editado por el Recoletos, el grupo de Marca y Expansión) ha ido más lejos y quiere también albergar a los blogs para que, además de dar imagen de modernidad, le sirvan como fuente de información. Cualquiera que utilice los servicios de Qué para poner en marcha un blog tiene que saber que gozará de menos libertad que si se lo monta por su cuenta, pero todo tiene un límite.

En Periodistas 21, hemos visto hasta dónde pueden llegar. Un lector del blog ha dejado un comentario en el que relata su experiencia. Raúl PC nos da el contenido de dos emails que recibió de Qué. En el primero le dicen:

Como habrás podido observar, tu blog ha estado vetado durante algunas horas. El motivo es que dado su contenido, nos hemos visto en la obligación de estudiar el asunto a fondo. Finalmente hemos decidido publicar su contenido.

Qué detalle. Resulta que Qué funciona con un sistema de... censura previa. Fraga estaría emocionado si lo supiera. Cuando Raúl PC pidió explicaciones, le respondieron:

En lo que escribes das pistas de cómo hacerse con una tarjeta de un móvil. Y eso podría ser peligroso si se le da excesiva publicidad.

Como Qué decidió al final publicar el contenido del blog, se supone que su alarma era injustificada. La información a la que aluden ya había salido publicada en otros medios y se refería a un error de seguridad en esas tarjetas. Curiosa mentalidad. No conviene informar de los problemas de seguridad no sea que se enteren los malos. Ya me imagino el incentivo que tendrían las empresas en corregir esos errores si supieran que nadie está autorizado a desvelarlos.

Si Internet se ha desarrollado hasta el grado que todos conocemos, y han provocado por ejemplo la aparición de los blogs, es precisamente porque ha servido para aumentar la capacidad de elección de los usuarios, para aumentar en definitiva su libertad. Los censores de Recoletos irrumpen en escena para retrasar el reloj unos cuantos años e intentar imponer sus reglas del juego.

Les auguro poco éxito, pero quién sabe. Siempre hay gente poco informada o que está dispuesta a renunciar a ciertas cotas de libertad a cambio de seguridad (comodidad). Todos aquellos que opten por el sistema de blogs de Qué deben saber que lo que escriban no tendrá mucha credibilidad. Sólo podrán contar lo que permita el benevolente censor de Qué. Y de esos ya hay suficientes en los medios de comunicación.

14.1.05

Busque y compare

Lo de Dan Rather y la CBS fue un error muy grave, pero nadie murió por su culpa. Los que convencieron a los norteamericanos de que había que invadir Irak para acabar con la amenaza de las armas de destrucción masiva no pueden decir lo mismo.

The Poor Man ha realizado una curiosa comparación entre el Rathergate (el uso por la CBS de documentos falsos para denunciar los privilegios de Bush en la mili) y el timo del arsenal iraquí.

Algunos ejemplos:

¿Se utilizaron documentos muy cuestionables?:
Rathergate: Sí.
Arsenal iraquí: Sí.

Número de destituciones a causa de la investigación:
Rathergate: 4.
Arsenal iraquí: 0.

Número de guerras comenzadas gracias a esa información falsa:
Rathergate: 0.
Arsenal iraquí: 1.

Coste para el contribuyente de EEUU:
Rathergate: 0 dólares.
Arsenal iraquí: 150.000 millones de dólares.

Número de soldados de EEUU muertos por ello:
Rathergate: 0.
Arsenal iraquí: 1.357.

Irak o Canadá

El Pentágono dice que no es un problema serio, pero cada vez son más los soldados norteamericanos que desertan. Muchos de ellos lo hacen para no tener que ir a Irak y unos pocos intentan pedir asilo en Canadá. Es una historia conocida. Lo que no sabía era el número de ellos que habían decidido dar ese paso. Según The Daily Telegraph, son ya 5.500 los soldados que han desertado desde la invasión de Irak.

El número comienza a ser considerable, aunque evidentemente aún no llega a las cifras de la guerra de Vietnam. Entonces, fueron unos 55.000 los que prefirieron convertirse en fugitivos antes que combatir en el sureste asiático.

Canadá acogió con los brazos abiertos a los soldados huidos hace más de 30 años. Ahora lo está poniendo más difícil. Aquellos que soliciten tener estatus de refugiado deberán demostrar ante una junta de inmigración que si son devueltos a su país, no sólo serán procesados, sino también perseguidos, según el Telegraph. El primer soldado que ha pedido asilo, Jeremy Hinzman, recibirá la respuesta a su petición en febrero.

La pena por deserción en tiempo de guerra puede llegar a ser la ejecución, aunque todos los artículos que tocan este tema dicen que la condena más probable serían cinco años de prisión.

Desde el comienzo de la guerra, 1.360 soldados norteamericanos han muerto en Irak. Los heridos suman ya 10.371.

Recortes


Car bombs echo across Baghdad. Un recuento hecho por Associated Press revela que Irak ha sufrido 181 atentados con coche bomba desde el 28 de junio de 2004, cuando el Gobierno interino de Iyad Alaui asumió el poder. Las explosiones han matado a unas mil personas, tanto iraquíes como norteamericanos. 68 de esos ataques fueron obra de atentados suicidas.

El láser del miedo

Como dice la frase, la Policía no es tonta. Y entre otras cosas, le obliga a investigar cualquier indicio de delito, por pequeño que sea, si lo que está en juego es la comisión de un delito grave. Por eso, el FBI ha investigado en EEUU las denuncias de varios pilotos que dicen haber visto en la cabina destellos de láser proyectados desde tierra con intenciones desconocidas.

Después de estudiar el tema, el FBI no ha llegado a ninguna conclusión alarmante. Da por hecho de que se trata de gamberradas juveniles y no ve indicios de ningún oscuro compló terrorista para cegar al piloto y derribar aviones comerciales cuando están a punto de aterrizar o despegar. Las sospechas se han disipado aún más al saberse que los aviones afectados volaban a gran altura, a unos 3.000 metros. Resulta algo difícil acertar a esa distancia con la pupila del piloto.

Sin embargo, la paranoia no conoce límites y los blogs, nos guste o no, son terreno abonado para muchas teorías de la conspiración. Contaba aquí hace poco cómo uno de los blogs más seguidos en España no se cree que un avión se estrellara contra el Pentágono en el 11S.

En EEUU, la historia del láser y los aviones ha alentado otra sucesión de comentarios en algunos blogs conservadores. No pierden la oportunidad de fomentar el pánico, aunque no tengan pruebas sólidas a mano, aparte de su imaginación calenturienta.

La última teoría es que son terroristas los que están empleando el láser y calcular así la altitud exacta a la que está volando el avión. Se trataría de no desperdiciar ninguno de los misiles tierra-aire con los que estarían a punto de cometer un atentado masivo. Y lo dicen tan convencidos. Algunos especulan con la fecha: el 20 de enero, cuando Bush prestará juramento en el inicio de su nuevo mandato.

El miedo, ese combustible que sirve para mover voluntades a la velocidad de un avión.

Nota:
El artículo original que describe esa teoría ya no aparece en su web por razones que desconozco. En los dos enlaces que cito, aparecen varios fragmentos del texto. El primer enlace pertenece al blog de Michelle Malkin, que es además comentarista de Fox News. El título de su primer libro, de gran éxito, lo dice todo: "Invasion: How America Still Welcomes Terrorists, Criminals, and Other Foreign Menaces to Our Shores". Glup.

13.1.05

"Estamos perdiendo"

Bush preguntó no hace mucho a Colin Powell su opinión sobre la situación actual de Irak. "Estamos perdiendo", respondió Powell. Acto seguido, el presidente le pidió que se fuera.

Fuente: Chas Freedman, ex embajador de EEUU en Arabia Saudí, en Powell gives bleak assessment of Iraq.

Faluya, una ciudad fantasma

No hay aún testimonios periodísticos independientes sobre el auténtico estado en que ha quedado Faluya después de los combates de noviembre. La ciudad es demasiado peligrosa como para que los periodistas extranjeros puedan entrar en ella. La mayoría de las personas que huyeron de Faluya antes de que las tropas norteamericanas iniciaran su ofensiva no ha podido regresar. Los pocos que lo han hecho cuentan que la ciudad ha quedado casi destruida.

The Guardian ha publicado un largo reportaje realizado por un médico iraquí, Alí Fadhil, que pudo entrar en Faluya y que tomó imágenes. Su trabajo ha aparecido en un reportaje emitido por Channel 4.

City of ghosts. The Guardian.

El príncipe nazi



Las facultades de psicología deberían contar con estudios de postgraduado especializados en la familia real británica. Los programas tendrían el futuro asegurado, ya que los jóvenes miembros de la familia llevan camino de seguir los pasos de sus padres y abuelos.

El último en unirse al intento de llevar la república al Reino Unido es el príncipe Harry. Asistió a una reciente fiesta de disfraces vestido de nazi, o al menos con una camisa parda y un brazalete con la cruz gamada. Ante el escándalo provocado por la fotografía aparecida en The Sun, Harry se ha apresurado a disculparse con un comunicado:

"I am very sorry if I caused any offense or embarrassment to anyone. It was a poor choice of costume and I apologize."

No es suficiente. Como ha dicho el líder del partido conservador, Michael Howard, que resulta que es judío, no estaría nada mal si los británicos pudieran escuchar la disculpa de boca del propio príncipe, el tercero en la línea de sucesión de la corona.

Una asociación judía ha pedido a Harry que acompañe a la delegación británica que viajará pronto a Polonia para asistir a la conmemoración del 60 aniversario de la liberación del campo de concentración de Auschwitz:

"This was a shameful act displaying insensitivity for the victims, not just for those soldiers of his own country who gave their lives to defeat Nazism but to the victims of the Holocaust who were the principal victims of the Nazis," said Rabbi Marvin Hier, dean of the U.S-based Simon Wiesenthal Centre.

La visita a Auschwitz es una idea estupenda, porque no hay que suponer que el príncipe alberga ideas extremistas. Se trata de un caso evidente de ignorancia elevada hasta el extremo de la estupidez. La disculpa de la edad tiene mal pase. Harry tiene ya 20 años. ¿Cómo puede atreverse el muchacho a utilizar ropa y símbolos de los responsables del holocausto? ¿Cuántos británicos murieron en la lucha contra los nazis?

Cromwell, Cromwell, ¿dónde estás?

12.1.05

El timo del siglo


Sólo hemos encontrado esto.

Se acabó. Finito. Kaputt. No hubo comunicado de prensa ni tampoco ningún alto cargo de la Administración norteamericana lo anunció en público. La búsqueda de las armas de destrucción masiva iraquíes terminó en diciembre, poco antes de Navidad. El equipo de la CIA encargado de descubrirlas ya está de vuelta en casa.

No han encontrado nada.

El informe que el jefe de ese equipo, Charles Duelfer, presentó hace unos meses se da por definitivo. Duelfer está ahora incluyendo algunos datos más con vistas a la publicación oficial del informe, pero no se esperan grandes novedades.

Las mentiras que propiciaron la invasión de Irak ya están amortizadas. La amenaza inminente no existía, los misiles iraquíes no podían alcanzar con su arsenal prohibido objetivos británicos, Sadam no había reanudado su programa de armas nucleares, las miles de litros de antrax no estaban escondidos, los dibujos de los laboratorios móviles de armas biológicas eran invenciones...

Para qué seguir.

How the White House Embraced Disputed Arms Intelligence. NYT

Rather no se entera



Dan Rather ha dado señales de vida. 24 horas después de que la CBS recibiera el mayor varapalo de su historia, el presentador de su principal informativo ha enviado una carta a sus compañeros. Aún no ha hecho declaraciones públicas. Con el inimitable estilo de un anciano que no se da cuenta de que es un peligro al volante, Rather pide a todos que se tomen en serio las críticas del informe y continúen haciendo su trabajo con la máxima dedicación. ¿Su opinión sobre el contenido del informe?

Lest anyone have any doubt, I have read the report, I take it seriously, and I shall keep its lessons well in mind.

¿Es eso todo lo que tiene que comentar? Ni que decir tiene que anoche, al volver a presentar el informativo, no hizo ninguna mención a la crisis.

Típico de los presentadores estrella de la televisión. No se enteran de nada. Y si se produce un error, nunca es culpa de ellos.

El sobre y los periodistas

En Irak, el partido del primer ministro, Iyad Alaui, el favorito de EEUU, ha comenzado a dar sus primeras lecciones de democracia. Con los periodistas, esos tipos retorcidos que siempre se resisten a dar buenas noticias. Lo cuenta el Financial Times:

Después de una reunión convocada por la campaña de Alaui en Bagdad, los periodistas, la mayoría de la prensa escrita en árabe, fueron invitados al piso de arriba, donde cada uno de ellos recibió un "regalo", un sobre con un billete de 100 dólares en su interior.

Muchos periodistas aceptaron la donación desinteresada. Era algo más que una propina por las molestias. Equivale a la mitad del salario habitual de un periodista iraquí.

Uno de los reporteros bromeó con un recuerdo a los tiempos de Sadam. Por entonces, el Gobierno tenía detalles similares con los periodistas de a pie.

Ingratos.

11.1.05

Bush 1, CBS 0.

La CBS ha tenido su Waterloo. Como lo tuvieron The New York Times, la BBC o USA Today. (Aquí no, aquí algunos siguen cavando en los agujeros negros). La credibilidad de los grandes medios de comunicación, en especial en EEUU, sufre otro golpe demoledor.

El informe independiente encargado por la CBS, redactado por un ex consejero delegado de Associated Press y un ex fiscal general del Estado, no ha llegado a la conclusión de que fueran falsos los documentos que denunciaban el trato de favor disfrutado por Bush en la Guardia Nacional. No importa. La investigación ha desvelado los numerosos errores de los directivos de la cadena provocados por la precipitación en sacar en antena una información no confirmada y su incapacidad para reconocer después el desastre.

La primera consecuencia del veredicto ha sido el despido de la autora del reportaje que se emitió en 60 Minutes, Mary Mapes, y la dimisión forzada de la vicepresidenta de CBS News Betsy West y de los dos responsables del programa, los productores ejecutivos Josh Howard y Mary Murphy. Se han salvado de la quema el presidente de CBS News, Andrew Heyward, y Dan Rather, el presentador de 60 Minutes y del principal informativo de la cadena.

Rather, auténtica bestia negra de los blogs conservadores de EEUU, ha salvado el cuello, porque ya había decidido inmolarse hace unas semanas. Anunció entonces que en marzo dejará de presentar el informativo, aunque seguirá colaborando con 60 Minutes. En un gesto bastante cobarde, ayer optó por no aparecer en pantalla, y a esta hora aún no ha hecho ninguna declaración.

No he leído el informe completo, sí las conclusiones, pero los extractos que sacan los periódicos dejan claro el alcance de las tropelías cometidas. Mary Mapes recibió del ex teniente coronel de la Guardia Nacional Bill Burkett unos documentos que demostraban los privilegios de Bush y cómo había desobedecido a sus superiores. El militar no explicó con claridad de dónde los había obtenido y al final contó a Mapes que la fuente era otro ex militar, que resultó que vivía en el extranjero.

Mapes se creyó la historia de Burkett y no hizo un intento serio por localizar a la persona que le había entregado los papeles. No los compararon con documentos oficiales de la época ni los presentaron en las condiciones adecuadas a expertos que pudieran confirmar su origen.

La presión por ser los primeros en dar la exclusiva hizo que se adelantara la fecha de emisión del reportaje. La precipitación llegó a niveles insólitos. Sólo pasaron seis días desde que Mapes recibió los primeros informes sobre la mili de Bush hasta el día del programa, y sólo cuatro desde la llegada de otra remesa de supuestos papeles oficiales. Los directivos de la cadena confiaron ciegamente en Mapes y se hundieron con ella. Dan Rather no intervino en la elaboración del reportaje y sólo lo vio cuando fue emitido.

A las pocas horas, algunos blogs denunciaron que los documentos tenían que ser falsos. Su tipografía y caracteres revelaban que una máquina de escribir de 1972 no podía haberlos escrito. Pocos días después, The Washington Post y otros medios publicaron artículos que incluían sospechas similares.

En vez de aprovechar la oportunidad para confirmar la veracidad de los documentos, la CBS volvió a cometer los mismos errores. Encargó la comprobación a las mismas personas que habían realizado el programa, que obviamente no encontraron razones para rectificar. Rather utilizó el informativo que presenta para insistir en que los documentos eran verdaderos sin presentar nuevas pruebas que los validaran.

Finalmente, la CBS se rindió a la evidencia, reconoció que los documentos podían ser falsos y encargó una investigación independiente. En ese momento, pocos dudaban ya que se trataba de falsificaciones.

La lectura de las conclusiones de la investigaciones no ha dejado a la CBS más alternativa que reconocer el alcance de la catástrofe. Leslie Moonves, presidente de CBS:

"As far as the question of reporting is concerned, the bottom line is that much of the Sept. 8th broadcast was wrong, incomplete or unfair. We deeply regret the disservice this flawed '60 Minutes' Wednesday report did to the American public, which has a right to count on CBS News for fairness and accuracy in all it does."

El informe no acusa a la CBS de haber emitido el programa con la intención de perjudicar a Bush y beneficiar a los demócratas. Sí recuerda otro error de May Mapes, una llamada telefónica a un asesor de Kerry antes del programa, que podría dar lugar a la impresión de un conflicto de intereses.

Aunque como dice Howard Kurtz en el WP, el desenlace de la historia facilita a la Casa Blanca munición suficiente como para seguir castigando e ignorando a los grandes medios de comunicación, y confiando sólo en aquellos que les son adictos:

Republican leaders were confident the report would add weight to their charge that the media have long been unfair and inaccurate in reporting about Bush. After four years in which Bush's truthfulness has been questioned by the press on matters including economic projections and the threat posed by Iraq, the White House can point to a high-profile episode in which it was indisputably wronged by a major media outlet.

El tiempo pasa rápido en política. Antes de la invasión de Irak, se decía que la ausencia de armas de destrucción masiva colocaría en una posición muy delicada a la Casa Blanca. Bush y sus asesores consiguieron revertir la situación, primero con el argumento de que aún era demasiado pronto para descartar su existencia y después olvidándose de ellas. Se limitaron a definir la guerra de Irak como un capítulo más de la guerra contra el terrorismo.

Las mentiras, que como mucho se adjudicaron en el debe de la CIA, no desgastaron a Bush. Por mucho que les duela a los periodistas, los políticos mienten, exageran u ocultan parte de la verdad con bastante frecuencia. Los ciudadanos se manejan con una cierta dosis de cinismo al respecto. Están dispuestos a soportar de los políticos una dosis razonable de mentiras.

Los periodistas no pueden aspirar a gozar de los mismos privilegios. A fin de cuentas, ellos no pasan el trago de presentarse a las elecciones. Un error grave puede ser suficiente para minar su prestigio. Intentar ocultarlo a veces sólo sirve para aumentar el castigo y para conceder una victoria a los enemigos de los periodistas. Buen trabajo, Dan.

Comunicado del presidente de CBS. (8 págs, pdf).
Resumen del informe de investigación. NYT.
Texto íntegro del informe. CBS News (224 págs, pdf).
Atrios.
Instapundit.
Mediabistro hace un seguimiento de los artículos aparecidos en la prensa de EEUU.

Los números de las elecciones

Me pregunta Wallenstein en un comentario si creo que la victoria de Abú Mazen quedará deslegitimada por las acusaciones de fraude. Supongo que EEUU y Europa tenían tantas ganas de ser testigos de un triunfo claro del candidato de Fatah que es poco probable que los observadores internacionales armen mucho ruido. Por otro lado, tampoco hay que ir de puro y casto en este tema. Muchos países del Tercer Mundo celebran elecciones, bien acogidas en Occidente, en las que el candidato del partido en el poder cuenta con más ventajas.

Lo que sí se puede cuestionar son las cifras de participación facilitadas por la Autoridad Palestina. Como dice Eugenio García Gascón en El Correo, votaron 775.000 palestinos, sobre un censo de 1,1 millones de personas registradas para votar en los comicios. ¿Un 70% de participación? No, tanto:

Ahora bien, la Comisión Electoral Central reconoció la existencia de otro censo que elaboró hace años Israel y según el cual, debidamente actualizado, en los territorios ocupados existe una población mayor de 18 años de 1,8 millones de personas. Como sea que la CEC a última hora autorizó a toda la población -y no sólo a los censados para las elecciones- a que participaran en los comicios, se deduce que el índice de participación fue muy inferior al 70%, aproximadamente el 43%. Esos datos permiten deducir que Abú Mazen únicamente obtuvo el apoyo del 26% de las personas que podían ejercer su derecho al voto.


El porcentaje del 43% que cita Eugenio es una estimación imposible de confirmar. Se desconoce cuántos de los no registrados para votar en las elecciones tomaron finalmente la decisión de hacerlo.