23.12.04

Bush y la compasión

Sea por falta de actividad o de compasión, George Bush se distingue de sus predecesores de una forma poco atractiva. En los últimos 100 años, ningún otro presidente norteamericano ha indultado a menos personas en sus primeros cuatro años en la Casa Blanca. Y si descontamos a dos presidentes del siglo XIX que sólo duraron semanas en el puesto, sólo hay otros dos que hayan concedido menos indultos en toda la historia de EEUU: los dos primeros, George Washington y John Adams.

Bush sólo ha indultado en su primer mandato a 31 personas. Su padre, que tampoco se estiró demasiado, concedió la gracia presidencial a 77. Clinton concedió la clemencia a 456 convictos, incluidos 176 en su último día en el cargo (un exceso que causó una fuerte polémica).

Ni siquiera los bloggers de derecha comparten tanta racanería cuando las cárceles federales de EEUU albergan a 150.000 presos.

Y eso que el implacable Bush dijo en un debate que el filósofo que más le había influido era Jesucristo. No será por haber aprendido de él la virtud de la compasión.