31.12.04

Asia: malas y buenas noticias

No dejan de llegar malas noticias sobre las consecuencias de los maremotos de Asia. El número de muertos ha llegado ya a 125.000. En Indonesia, el Ejército aún mantiene sus operaciones militares contra la guerrilla separatista de Aceh, a pesar de que había prometido centrar sus esfuerzos en las labores de emergencia en una de las zonas más devastadas por la catástrofe.

¿Es realmente grave la situación en esa región de Indonesia? Veamos:

"The indications are the disaster is going to be a lot worse than we have anticipated already," UN Children's Fund (UNICEF) communications director John Budd told AFP by telephone from Jakarta. "Aceh really is ground zero."

Budd said up to 500,000 people were "extremely vulnerable" because of a lack of shelter, while 900,000 children were suffering from a combination of illness, injury, trauma, separation from families and being orphaned.

He said there was a desperate shortage of food and fuel across the province, which had already suffered from a lack of infrastructure due to a decades-long violent struggle between separatist rebels and the government.

Y en Tailandia, en algunas playas en las que han muerto centenares de personas, los turistas han vuelto a extender sus tumbonas. Mientras la población local continúa enterrando a sus muertos, otros se quejan de que no tienen la vista que les habían prometido en la agencia:

An indignant Russian who arrived at the Novotel Phuket Resort on the day after the tsunami loudly complained that there was no champagne reception. Other guests have pestered the hotel's grieving staff with complaints that their rooms lack good views. (...)

Some Thais are amazed that the foreigners can be so insensitive to be sipping cocktails poolside while surrounded by death and grief. "I think the people are good, but I don't know why they stay here now when we are so sad," a waiter at the Novotel said, asking that his name not be reported out of fear of losing his job.

No todo es tan deprimente. La cantidad de dinero prometida por la comunidad internacional (en estos casos, sí se puede utilizar esta expresión sin resultar cínico) ha alcanzado la cifra de 500 millones de dólares. A los 250 millones destinados por los Estados se ha unido una cantidad similar a cargo del Banco Mundial.

La reacción solidaria, en la que Internet está teniendo un protagonismo esencial, ha servido para que algunos Gobiernos incrementen sus aportaciones. Es el caso del Reino Unido, donde las contribuciones individuales de los ciudadanos llevaban camino de superar a las cantidades comprometidas por el Gobierno. Por ello, Blair ha decidido aumentar la ayuda hasta los 90 millones de dólares, lo que convierte a su país en el que más dinero enviará.

Para donar dinero en España.

Luces de peligro

Una de misterio. El FBI investiga varios casos en los que pilotos norteamericanos descubrieron que alguien intentaba cegarles con luces láser en el momento del aterrizaje:

Pilots from time to time encounter laser beams that stray into the cockpit on approach to an airport, but a recent rash of such incidents at least seven since Christmas has them worried about an organized effort to take down airliners.

Though there have been no reports of accidents caused by lasers, they can temporarily blind and disorient a pilot and could lead to a plane crash.

¿Ensayos de atentado? ¿Gamberrismo juvenil? ¿Leyenda urbana?

FBI Probes Lasers Aimed at Plane Cockpits.

30.12.04

Imágenes de la tragedia


Foto: Babu, Reuters.

Galería de fotografías en Newsday.

La suma del recuento oficial de muertos hecha por cada país llega hasta las 114.000 víctimas, aunque la cifra real quizá no se conozca nunca.

Asia: Un reto gigantesco



Ante la mayor operación humanitaria de la historia, es lógico que sobre el terreno se produzcan problemas de coordinación e incluso caos en la entrega de esa ayuda. Pronto aparecerán titulares con la denuncia y no conviene convertir ese hecho en la noticia más importante de la catástrofe de Asia.

Los desastres naturales golpean con más virulencia a los países del Tercer Mundo no sólo porque estén peor preparados para prevenirlos, sino también porque no tienen los medios necesarios para el día después. Insistir demasiado en ese desorden puede hacer que los ciudadanos de los países occidentales reaccionen con cinismo y piensen que no merezca donar dinero que no va a llegar a los damnificados.

Las dimensiones de la tragedia hacen casi imposible que la ayuda llegue a todos y cada uno de ellos, pero ése es el gran reto. La Organización Mundial de la Salud calcula que son cinco millones de personas las desplazadas por la catástrofe.

"We estimate that up to five million people have been displaced and are at risk across the region," Harsaran Pandey, spokeswoman for the WHO in South Asia, told AFP. The global health body said between one and three million of those affected were in Indonesia, with another one million in Sri Lanka. The rest were spread between India, the Maldives and other nations.

Internet puede convertirse en el principal medio para que las personas hagan sus donaciones. Ya está ocurriendo en EEUU (quizá en España no se llegue a tanto), donde el dinero recaudado en la red supera ya el obtenido a través de las llamadas telefónicas.

At Amazon.com alone, more than 53,000 people had donated more than $3 million by yesterday evening after the company made an urgent appeal on its home page. Catholic Relief Services was so overwhelmed with Web traffic that its site crashed. Online donations to the Red Cross outstripped traditional phone banks by more than 2 to 1.

Como es obvio, la mayor parte de la ayuda procede de los Gobiernos. La cifra de fondos prometidos que se maneja actualmente es de 250 millones de dólares. El país más rico del mundo, y el mayor contribuyente de la ONU, no sale de momento muy favorecido en la comparación con el resto de los Estados occidentales. En EEUU, ya se comenta que los 35 millones de dólares que Bush ha anunciado equivalen a lo que el país se gasta en Irak en tan sólo siete horas. Como ha dicho el senador demócrata Patrick Leahy, lo que se gasta cada día antes del desayuno.

The usual U.S. contribution during major disasters is 25 to 33 percent of total international aid, according to Brian Atwood, director of the U.S. Agency for International Development during the Clinton administration.

So far, the U.S. contribution is 13 percent of the $270 million in international aid that the United Nations said Wednesday had been pledged since the tsunami struck. Spain has pledged $68 million, almost twice what United States has contributed so far. Japan has provided $30 million, Britain $29 million, Germany $27 million, Australia $27.6 million, France $20.5 million and Denmark $15.5 million, the United Nations reported.

A estas cifras, hay que añadir por ejemplo los 75 millones de dólares prometidos por Suecia.

Sólo los Gobiernos y la Cruz Roja tienen los medios suficientes como para volcar sobre diez países diferentes una ayuda masiva y coordinada. La necesidad más acuciante es el agua. La falta de agua limpia es el principal factor de riesgo, al ser el origen de la propagación del cólera, la disentería y las enfermedades relacionadas con la diarrea. A diferencia de lo que se suele contar, no son los cadáveres la fuente de contagios más peligrosa:

The idea that dead bodies are a hazard is "one of the biggest myths of disease", said Gregory Hartl, spokesman for the World Health Organisation. "Bodies themselves do not cause disease. Most viruses can only survive at temperatures of 38C." Within an hour or so of death, he said, there is little danger of infection even if the person has died of an infectious disease. "Somebody handling a body immediately after death should take the precaution of wearing gloves, but they are not a public health hazard," he said.

A study carried out this year by Oliver Morgan of the London School of Hygiene and Tropical Medicine found that, in natural disasters, people usually die of their injuries and are unlikely to have infections that can cause epidemics.

La ayuda ya está llegando, pero la propia ONU admite que de momento no está llegando a las víctimas. Algunos lugares se encuentran con el inconveniente añadido de que carecen de combustible suficiente para los camiones que deben repartir los alimentos y el agua:

Hundreds of tonnes of emergency supplies of tarpaulins, water purification systems, food and medicines poured into Asia on Thursday, but little was reaching injured, sick and hungry tsunami survivors.
Some survivors have seen no aid since the tsunami struck on Sunday due to the inaccessibility of the worst hit areas, cut off from the outside world by flooding and downed bridges, and the sheer magnitude of the disaster affecting many countries.
Aid started pouring into Indonesia only to stop at the airport due to a lack of fuel for trucks to move it.
Rescue workers were still struggling to reach some cut off areas and many have been too busy recovering the thousands of disfigured and bloated corpses to help deliver aid.
The United Nations admits only a fraction of aid is getting to where it is needed as the death toll rose above 120,000.
"We are doing very little at the moment," U.N. emergency relief coordinator Jan Egeland acknowledged in New York. The United Nations estimates up to 5 million people need aid.
"It will take maybe 48 to 72 hours more to be able to respond to the tens of thousands of people who would like to have assistance today -- or yesterday, rather," he said. "I believe the frustration will be growing in the days and the weeks ahead."

ReliefWeb recopila los teletipos de las agencias con noticias de última hora sobre la catástrofe de Asia.

Teléfonos y webs para donar dinero en España.

Recortes


¿Qué hay que hacer si unas fotografías revelan un presunto caso de abusos de presos iraquíes por soldados norteamericanos? Se presenta una demanda contra el periodista: Navy SEALs Sue Associated Press Over Iraq Photos.

29.12.04

¿Cuánto dinero es mucho dinero?



No hay tema últimamente que no tenga la capacidad de colocar a EEUU y a la ONU en rumbo de colisión. El último tiene que ver con la ayuda humanitaria a los países castigados por los maremotos del sur de Asia. Un alto funcionario de Naciones Unidas ha acusado de tacaño al Gobierno norteamericano (en realidad, a todos los países occidentales) por la escasez del dinero prometido. Los norteamericanos han reaccionado doblando la cantidad de dinero:

The U.S. had initially said it would give $15 million to help the victims of the Asian catastrophe. Powell said yesterday another $20 million was on the way - part of a global outpouring that totals more than $100 million.

Jan Egeland, the UN's chief of emergency relief, had said Monday that rich nations like the U.S. are "stingy" for contributing only about 0.1% of their gross domestic product.

No son cifras pequeñas, aunque no hay que olvidar que nos enfrentamos a una tragedia de proporciones desconocidas en las últimas décadas. Supongo que las agencias de la ONU intentarán aprovechar la oportunidad para que los países ricos aumenten su ayuda económica a los países subdesarrollados, en especial si atraviesan una situación de emergencia.

La ayuda en los momentos críticos suele llegar en abundancia. Cuando pasan unas semanas y la catástrofe deja de suscitar la atención de los medios de comunicación, el grifo se cierra. Acaba de cumplirse el primer aniversario del terremoto de la ciudad iraní de Bam y todavía la mayoría de los damnificados continúan viviendo en tiendas de campaña.

27.12.04

El día después de la tragedia



Blogs y webs del sureste asiático están ofreciendo testimonios y fotos sobre la tragedia causada por los maremotos. El número de víctimas alcanza ya cifras difícilmente imaginables. A las 21.00, se habla de más de 20.000 muertos.

Algunos bloggers estaban de vacaciones en alguno de los lugares afectados. Este blog tiene colgadas unas 60 fotografías que reflejan los daños causados. Su autor vio llegar una ola gigantesca y se salvó porque pudo subirse a los pisos superiores del hotel.

La mayoría de los testimonios que estamos escuchando proceden de turistas que se han salvado por poco. Desgraciadamente, se sabe mucho menos de las centenares de miles de personas que viven en zonas muy aisladas y a las que hasta ahora no ha podido llegar mucha ayuda.

Boing Boing tiene una lista de blogs (aquí y aquí) que están aportando información sobre la tragedia.

Teléfonos y direcciones para aportar donativos en España.

Avance de Hamás

La primera ronda de las elecciones municipales palestinas demuestra que Hamás dejó de ser hace tiempo una fuerza política confinada a los límites de Gaza. Fatah continúa siendo el primer partido de Cisjordania, pero ya no puede decir que representa (junto a la OLP) a todos los palestinos. Es probable que los sectores integristas cuenten con el apoyo de al menos la tercera parte de la población.

No conviene dar demasiada importancia a estos primeros resultados, ya que los comicios se celebraron en pueblos pequeños. La única ciudad importante en la que hubo votaciones fue Jericó, donde ganó Fatah. En total, se votó en 26 localidades. Los concejales elegidos tendrán que elegir, de entre ellos, al alcalde.

La Autoridad Palestina no ha dado resultados por partidos. Algunas de las candidaturas vencedoras son independientes, aunque disfrutan del apoyo de algún partido. Ésa es la razón de que los cálculos no coincidan en todos los medios.

Las primeras estimaciones indican que Fatah ha ganado al menos en doce pueblos, y Hamás en siete. En otros siete lugares, ninguno de los dos ha obtenido una victoria clara y tendrán que pactar con independientes. Otros cálculos afinan más y adjudican a Fatah la victoria en 16 municipios. Hamás habría ganado en nueve. Algunas de las victorias de los integristas han tenido lugar en pueblos cercanos a Hebrón, en el sur de Cisjordania, una zona de costumbres conservadoras.

Como en cualquier elección local, la personalidad de los candidatos puede ser más relevante que el partido político por el que se presenta. Será en las grandes ciudades donde se pueda hacer una lectura más política de los resultados. Habrá que ver entonces cómo afronta Fatah estos comicios sin Arafat. Si obtiene unos malos resultados, quizá pierda interés en la convocatoria de unas elecciones legislativas, pendientes para los próximos meses.

Lo que sí queda claro es que los palestinos están muy interesados en votar. El índice de participación de estos comicios locales ha sido muy alto, superior al 80%.

Google y la moral

El buscador de Google News es un robot que no tiene formación periodística ni toma días libres. En el caso de las noticias de EEUU, da un servicio bastante interesante. Por la razón que sea, en España deja mucho que desear.

A veces, el algoritmo de Google revela una cierta carencia de criterios morales. Anoche, a las nueve y media, la noticia más importante no era la muerte de más de 10.000 personas por el seísmo y los maremotos del sur de Asia, sino el bienestar de unos conocidos futbolistas:

Maldini y Zambrota escapan del terremoto asiático.

Lo lees y te vas a cenar, convencido de que la tragedia no es para tanto. Si Maldini se ha salvado, al menos se podrá seguir jugando la Liga de Campeones. Podía haber sido peor.

26.12.04

Nadar junto a un tsunami

¿Cómo es nadar junto a una playa precisamente cuando un tsunami se lanza sobre la costa? A Michael Dobbs, reportero de The Washington Post, le ocurrió mientras se daba un baño matutino en Sri Lanka y lo cuenta en un artículo:

I was a quarter way around the island when I heard my brother shouting at me, "Come back! Come back! There's something strange happening with the sea."


24.12.04

Alerta naranja

Tanto que nos quejábamos de la alerta naranja de la Administración de Bush (siempre declarada en oportunos momentos preelectorales) y ahora el Gobierno de Zapatero se anima a seguir el mismo camino. Las fuerzas de seguridad y las policías autonómicas y locales (con del Ejército a mano, por si es necesario) se encuentran movilizadas para impedir que se produzca un atentado terrorista del que nada se sabe.

El ministro de Interior nos cuenta que la amenaza es genérica, no se refiere a una ciudad ni objetivo definidos. Si tenemos que creerle, habrá que llegar a la conclusión de que las fuerzas de seguridad no tienen pruebas o indicios de que exista un peligro inminente de atentado. La medida, de todas formas, va más allá de las competencias del ministro, porque (nos dicen los periódicos) ha sido Zapatero el que ha tomado la decisión. Y lo ha hecho después de una reunión del gabinete de crisis que se produjo el pasado domingo.

La convocatoria de esta reunión no deja de ser sorprendente. Hagamos memoria. Es el mismo gabinete de crisis que Aznar se negó a convocar después del atentado del 11M. Ahora Zapatero lo hace cuando, que todos nosotros sepamos, no ha ocurrido nada que lo justifique. Y a pesar de esa tranquilidad, allá fueron a Moncloa los dos vicepresidentes, los ministros de Interior, Exteriores y Defensa, y el director del CNI.

¿Nos oculta algo el Gobierno? Es posible, sobre todo si la alerta proviene de informaciones obtenidas por los servicios de inteligencia que no pueden desvelarse. No es que quiera preocupar a nadie, pero parece difícil llegar a una conclusión diferente. De otra manera, ¿cómo se puede justificar una movilización policial total durante más de dos semanas?

Parece un contrasentido que el presidente se apresurara a restar importancia a la decisión que acababa de tomar. Y es lo que hizo Zapatero:

"Nadie debe ver en esta decisión ocasión para alarmas injustificadas, pero nadie debe ver tampoco rigor excesivo por nuestra parte. Es lo que, a juicio del Gobierno, hay que hacer con entera normalidad".

Ni alarmas injustificadas, faltaría más, ni rigor excesivo. El justo medio, que tanto gusta a los Gobiernos españoles. Y, sobre todo, la normalidad. No importa que el Gobierno haya tomado una decisión claramente "anormal" (por poco habitual). Duerman tranquilos, que el Gobierno vela por ustedes.

24 horas después del anuncio del plan de emergencia, nos enteramos de que tres miembros de una presunta célula islamista han sido detenidos en Barcelona después de que intentaran conseguir 400 kilos de explosivos. Quizá investigaciones como ésta hayan sido las que han obligado a Zapatero a convocar el gabinete de crisis. Aunque cuesta creer que pueden aportar a estas investigaciones los dos vicepresidentes y los ministros de Exteriores y Defensa.

Tiene que haber razones de peso para convocar en domingo y sin aviso previo al gabinete de crisis y no vale con referencias vagas a la normalidad. Crisis y normalidad son conceptos opuestos en países como España.

Ante amenazas como las de los atentados de los grupos integristas, los Gobiernos cuentan con dosis extraordinarias de paciencia y comprensión entre los ciudadanos. Pueden echar mano de esa bolsa de confianza cuando no pueden revelar datos sensibles. Eso sí, siempre que no abusen de esa confianza. No queremos terminar pensando que el Gobierno emplea las alarmas para envolver al presidente en un manto de firmeza y determinación. Ya sabemos que su labor consiste en protegernos ante cualquier amenaza. Les pagamos para eso.

23.12.04

Bush y la compasión

Sea por falta de actividad o de compasión, George Bush se distingue de sus predecesores de una forma poco atractiva. En los últimos 100 años, ningún otro presidente norteamericano ha indultado a menos personas en sus primeros cuatro años en la Casa Blanca. Y si descontamos a dos presidentes del siglo XIX que sólo duraron semanas en el puesto, sólo hay otros dos que hayan concedido menos indultos en toda la historia de EEUU: los dos primeros, George Washington y John Adams.

Bush sólo ha indultado en su primer mandato a 31 personas. Su padre, que tampoco se estiró demasiado, concedió la gracia presidencial a 77. Clinton concedió la clemencia a 456 convictos, incluidos 176 en su último día en el cargo (un exceso que causó una fuerte polémica).

Ni siquiera los bloggers de derecha comparten tanta racanería cuando las cárceles federales de EEUU albergan a 150.000 presos.

Y eso que el implacable Bush dijo en un debate que el filósofo que más le había influido era Jesucristo. No será por haber aprendido de él la virtud de la compasión.

22.12.04

La palabra de Tariq Ramadán

El filósofo suizo y musulmán Tariq Ramadán ha decidido renunciar al puesto de profesor que le ofreció la universidad norteamericana de Notre Dame. El Gobierno se niega a concederle un visado (cortesía de la Patriot Act) y no se siente obligado a decir por qué lo hace.

Es otra victoria de los sectores reaccionarios que afirman que las universidades de EEUU están llenas de arabistas que defienden objetivamente a los enemigos del país.

A Ramadán sólo le queda la palabra. Ha publicado en Los Angeles Times un artículo en el que explica las razones de su dimisión: My Fight Against American Phantoms. Por su interés, he traducido el texto:

En los últimos cuatro años, he visitado EEUU más de 20 veces. He dado conferencias sobre filosofía e Islam en numerosas instituciones académicas, desde Dartmouth a Stanford, y en organizaciones como el Instituto Brookings y el Instituto de la Paz de EEUU. Fui invitado a una reunión organizada por el ex presidente Clinton y he hablado en público ante funcionarios de la CIA.

Por eso, cuando me ofrecieron un puesto de profesor en la universidad de Notre Dame, no lo vi como algo especialmente polémico y acepté el puesto como una oportunidad en favor de una mayor relación y diálogo con los norteamericanos.

Después de las necesarias revisiones de seguridad, mi petición de visado se aprobó en mayo. Enviamos por barco nuestras cosas y fue a nueve días de trasladarme cuando me informaron que mi visado había sido anulado. Aunque no nos dieron ninguna explicación, fuentes gubernamentales aparecidas de forma anónima en los medios de comunicación citaron la Ley Patriota (Patriot Act) como base legal de la decisión, pero sin decir exactamente de qué estaba acusado.

Los medios de comunicación especularon sin freno. Se mencionaron todas las viejas y falsas acusaciones de mis detractores: "posibles relaciones con terroristas", "islamista" y la especialmente inexplicable "el yihadista amable". Me acusaron de ser antisemita y de emplear un "doble lenguaje", con un mensaje moderado y amable con los no musulmanes, y otro "radical y extremista" con los musulmanes. Para confirmar esos argumentos, mis críticos apuntaron a mis antecedentes -mi abuelo fue el fundador de los Hermanos Musulmanes en Egipto- como si las ideas y la moral de una persona descendiera de los vicios y virtudes de su linaje.

Una y otra vez, luché por desmentir esas malintencionadas alegaciones. Pero no funcionó. Tras 20 años de estudiar y enseñar filosofía, he aprendido a apreciar la dificultad inherente de reconocer "la verdad". Pero también he aprendido que en el mundo de los medios de comunicación de masas, "la verdad" no está basada en la claridad, sino en la repetición. Una presunción repetida tres veces se convierte en un hecho.

¡Es una verdad realmente extraña! He escrito 20 libros y 700 artículos. ¿Han leído mis detractores alguno de ellos? ¿Están familiarizados con mis extensos estudios sobre las escrituras islámicas y mis esfuerzos por ayudar a los musulmanes a que sean fieles a esos principios y que, al mismo tiempo, afronten los desafíos del mundo contemporáneo? ¿Conocen mi declaración del 12 de septiembre del 2001 en la que pedí a los musulmanes que condenaran los atentados terroristas? ¿O mis condenas del antisemitismo? ¿Han leído mis escritos en favor de los derechos de las mujeres y del feminismo islámico y en contra de los malos tratos y la discriminación?

La base de mi mensaje a los musulmanes de todo el mundo es ésta: Conoce lo que eres, lo que quieres ser. Encuentra valores comunes y construye, junto a los ciudadanos no musulmanes, una sociedad basada en la diversidad y la igualdad. Nuestro éxito colectivo descansa en la ruptura de los guetos colectivos, en la colaboración más allá de las asociaciones restringidas y en fomentar la confianza mutua, sin la cual vivir juntos es casi imposible.

Ése es mi historial, transparente y claro. No tengo motivos para estar preocupado. Por eso, en septiembre, cuando la universidad me recomendó que volviera a solicitar el visado, lo hice. En ese momento, el secretario de Estado, Colin Powell, dijo que mi caso sería revisado con equidad.

Eso fue hace dos meses, pero desde entonces ni la universidad ni yo hemos sabido nada. El último contacto con la Administración de Bush indica que no se tomará ninguna decisión a corto plazo. Básicamente, mi petición, la solicitud de la universidad y la protesta de la comunidad académica han sido ignoradas. Es una afrenta a la justicia, a mi dignidad como académico y una violación de mi derecho básico a saber de qué estoy acusado y qué pruebas existen en mi contra.

Vivir en una especie de limbo, en un simple apartamento, sin saber dónde, y a qué lado del Atlántico, irán mis hijos a la escuela dentro de unas semanas ha sido extremadamente difícil para mi familia. Para aliviar esto y preservar mi dignidad, tomé la semana pasada la difícil decisión de renunciar a mi puesto en la universidad. A pesar de mi dimisión, estoy esperando a que la Administración de Bush revele los resultados de su investigación, para que mi nombre quede limpio de todas las acusaciones falsas y humillantes que he recibido en los últimos meses.

El Gobierno de EEUU ha descendido rápidamente a un unilateralismo cerrado y preocupante. Pero los ideales de EEUU están encarnados en muchos de sus ciudadanos. Estos ideales resultan evidentes en la valiente postura de la universidad de Notre Dame y de todos los organizaciones cívicas y académicas, intelectuales, periodistas y gente corriente que me ha defendido. Ellos dejaron claro que hay que respetar la libertad de cátedra, incluso si discrepaban con algunas de mis ideas. Pidieron transparencia y diálogo, y alertaron contra la censura arraigada en el miedo y la sospecha. Son ellos los que representan la dignidad de EEUU.

Tariq Ramadan.

21.12.04

Las reformas que nunca llegan

Para todos aquellos interesados en extender la democracia en el mundo árabe no hay textos más importantes que los informes publicados en los últimos años bajo el título Arab Human Development Report. Realizados por un equipo de expertos árabes por encargo de una agencia de la ONU, trazan un panorama desalentador de la situación política y socioeconómica de los países árabes y de la necesidad ineludible de poner en marcha reformas que extiendan la democracia.

Muchos de los llamamientos que ha hecho EEUU a favor de la libertad y la democracia en Oriente Medio están basados en estos documentos.

El informe de este año debería haber estado en la calle en octubre. ¿Por qué no ha aparecido aún? Por presiones de EEUU. Lo contaba hace unos días Thomas Friedman, corresponsal diplomático del NYT, y ahora lo ha confirmado el propio coordinador del informe. El Gobierno norteamericano no está contento con algunas de las frases que aparecen en el prólogo sobre el conflicto árabe-israelí y la guerra de Irak.

El Gobierno egipcio, que ha demostrado muy poco interés en fomentar la democracia en su país, tampoco está muy contento con otros capítulos del informe. En concreto, por pedir un aumento de la libertad de expresión en el mundo árabe.

El coordinador del informe, el sociólogo egipcio Nader Fergani, denuncia que EEUU ha amenazado con tomar medidas si sus amables peticiones son rechazadas:

U.S. officials have denied trying to delay or suppress the report, which was originally due to come out in October. But U.N. officials said parts are being rewritten after the United States and some Arab governments asked for changes.
Fergani said the United States had already penalised UNDP by $12 million because it did not like the previous report.
"My understanding is that this time they are threatening a much heavier penalty -- the entire U.S. contribution to the UNDP budget, or $100 million," Fergani told Reuters.
Washington is unhappy, Fergani said, with sections in the report on the U.S. occupation of Iraq and the activities of its ally Israel in the Palestinian territories.
Asked what evidence he had, he said: "Of course there are no official documents. In cases like this, you don't give your opponents something with which to fight back."

Entre las conclusiones más citadas de anteriores informes, está una en la que aparece España, en términos comparativos. Curiosamente, nadie se pone de acuerdo sobre la comparación. Yo siempre he pensado que tenía que ver con el número de libros traducidos al año de otros idiomas: se traducen en España más libros al año que en todos los países árabes juntos. En The Economist, la comparación era aún más reveladora:

Another, no less grave, result is the dearth of creativity. The report comments sadly on the severe shortage of new writing, and, for instance, the decline in the film industry. Nor are foreign books much translated: in the 1,000 years since the reign of the Caliph Mamoun, say the authors, the Arabs have translated as many books as Spain translates in one year.

Otros sustituyen la producción editorial de libros traducidos con el Producto Nacional Bruto. Pero sean libros o dólares, el panorama es el mismo. Y la necesidad de que se sigan publicando estos informes también. El primer informe, en 2002, se descargó de Internet un millón de veces. Apoyar la edición de 2004 es mucho más importante que mil cumbres llenas de discursos vacíos como la celebrada hace unos días en Marruecos.

Es una lástima que sea más fácil hacer declaraciones vacías a favor de la libertad que apoyar a los árabes que se atreven a denunciar los rincones oscuros de la política de sus Gobiernos.

Los ayatolás deben de estar muy contentos. Los del turbante, también.

20.12.04

La luz en los agujeros negros

Los agujeros negros son invisibles por definición. Lo absorben todo, incluso la luz que les rodea. Ésa también es la intención de los arquitectos de los agujeros negros del 11M. Que lo consigan es un asunto bien diferente. Aún hay algo de luz, por ejemplo en los argumentos que utiliza el periodista Florencio Domínguez (autor de varios libros sobre el terrorismo de ETA), en El Correo (via Arcadi Espada):

"Los callejones del 11M":

Hay que comenzar señalando que la idea de las relaciones entre los dos terrorismos es una tesis sobrevenida, que aparece a medida que nos alejamos del día del atentado y que se sustenta en un par de casualidades, en interpretaciones forzadas de algunos hechos y en el uso de un argumento diabólico: la exigencia de que el otro pruebe que no hay tales vínculos en lugar de que quienes sostienen la existencia de los lazos presenten pruebas de sus afirmaciones. Y conviene también dejar sentado que la tesis de las complicidades ETA-islamismo no tiene apoyo entre los responsables de los servicios policiales españoles que se ocupan de la investigación. Son ámbitos políticos o mediáticos los que defienden la idea por encima de las evidencias.

Domínguez, sin embargo, sí tiene pruebas y las explica, pruebas sobre la historia de las relaciones entre ETA y los gobiernos de países islámicos. Pero no las encontrarán en el universo de los agujeros negros. Allí están demasiado ocupados intentando que sea escuchado ese héroe que es Rafá Zouhier. Ahora ha grabado un "llamamiento dramático". Lo siguiente será una solemne declaración institucional.

19.12.04

A veces llegan cartas

Va a ser verdad que Internet ha puesto fin al dominio absoluto que los medios de comunicación han tenido siempre sobre la libertad de expresión. No me refiero aquí al derecho constitucional ni a la posibilidad de solucionar el mundo desde la barra de un bar. Estoy hablando de la capacidad de comunicar información a un alto número de personas y, por tanto, de influir en el debate político y social.

El caso Echevarría (ese nombre le ha puesto la defensora del lector de El País) ha demostrado que los periódicos ya no pueden enterrar debajo de sus alfombras algunos de los problemas que hasta ahora solían ocultar a sus lectores.

Es lo que intentó el director adjunto de El País, Lluís Bassets, cuando mantuvo "congelada" durante tres meses la presencia del crítico Ignacio Echevarría en Babelia. Echevarria había escrito una crítica ferozmente negativa de la última novela de Bernardo Atxaga. La obra era el lanzamiento estrella de la editorial Alfaguara, propiedad del Grupo Prisa, editor del periódico. La expresión conflicto de intereses se inventó, supongo, para cosas como éstas.

La penitencia pareció excesiva a Echevarría. El crítico escribió una carta abierta en la que denunciaba su ostracismo y contaba la historia. No la publicó en ningún medio, sino que, a través del email, la lanzó al viento para que la recogiera quien quisiera. Ningún periódico, ni siquiera los dirigidos por gente que hace vudú con figuritas de los responsables de El País, se atrevió a tocarla.

Podría haber servido como noticia de una sección de cultura o podrían haberla escogido como ejemplo de las tormentosas relaciones entre críticos y escritores, o de los riesgos que acechan tras la conversión de los periódicos en piezas claves de imperios empresariales que también cuentan con los libros entre sus preciadas inversiones. Podría, pero no. La respuesta de los medios fue el silencio.

Pero cuando Lluís Bassets se despertó, el dinosaurio todavía estaba allí, y cada día que pasaba se hacía más grande. Fue ese universo paralelo a los medios de comunicación que habita en Internet el que recogió la carta y la mantuvo viva. En algunos casos, fueron las webs, en otros, los blogs, y en general, el email, los que convirtieron la relación entre un colaborador y un periódico en una noticia. (No olviden que el email es algo más que el sustituto tecnológico del correo de carta y sello).

Y mientras, los lectores de El País no se enteraban de nada (lo que incluye a los suscriptores de elpais.es).

Hace unos días, la sección de cartas al director de El País publicó una misiva, no sabemos si les llegó por email o por el correo del zar, firmada por un auténtico diluvio de escritores y colaboradores del periódico: seis con nombre y apellidos (Rafael Conte, Mario Vargas Llosa, Rafael Sánchez Ferlosio, Juan Marsé, Eduardo Mendoza y Félix de Azúa, además de un estremecedor "68 firmas más":

Por la presente, algunos críticos, redactores, escritores, lectores y colaboradores de EL PAÍS expresamos nuestra preocupación por el daño que ha sufrido el crédito del periódico a raíz de la carta abierta que el crítico de Babelia y colaborador de la sección de Cultura del diario Ignacio Echevarría dirigió el pasado 9 de diciembre a Lluís Bassets, director adjunto de EL PAÍS, en la que se denunciaba la represalia y la censura de los que ha sido objeto por ejercer la crítica literaria tal y como venía haciéndolo desde hace catorce años en estas mismas páginas.

Igualmente manifestamos nuestra preocupación por la posibilidad del futuro ejercicio libre de la crítica en las páginas de EL PAÍS.


El segundo párrafo de la carta convertía de forma automática la noticia en el incidente más grave que ha sufrido en su historia la redacción del mayor periódico de España. No estaban todos, pero los 6+68 pesaban más que toda la Real Academia Española. El ejercicio libre de la crítica en El País se convertía, para ellos, en una "posibilidad" y se sugería que estaba amenazada.

Los lectores de El País que se temían lo peor con ese "68 firmas más" estaban en lo cierto. Ahí estaban, por ejemplo, Javier Marías, Fernando Savater, Javier Cercas, Álvaro Pombo, Francisco Rico, Victoria Camps, Ana María Moix y Luis Antonio de Villena. Y asi hasta 68 puñaladas en el corazón de Bassets y del director de El País, Jesús Ceberio.

También estaba Arcadi Espada, que en su blog había lanzado una andanada contra la defensora del lector, Malén Aznárez, en forma de artículo imaginario. Es decir, del artículo que Aznárez no se había atrevido a escribir.

Hoy la defensora del lector se aplica el cuento y dedica su artículo semanal a la polémica. Y, por una vez, la defensora abandona su posición digamos institucional para ponerse del lado de los lectores (Puede leerse el artículo completo en escolar.net). Aznárez da la palabra a la responsable de Babelia y le hace a Bassets las preguntas que se están haciendo todos los lectores del periódico.

Bassets niega que hubiera censura (es cierto, la crítica se publicó), pero admite que a partir de ese momento Echevarría entró en la nevera:

Su artículo contra Atxaga llevó a interrogarnos sobre el papel de este crítico y decidimos congelar por el momento su colaboración.

Y ahí se quedó, en la celda de aislamiento, durante casi tres meses. Que cada uno juzgue si ésa es una forma inteligente y honesta de tratar a un colaborador. Ceberio admite que ha gestionado mal este conflicto, pero nos quedamos sin saber a qué se refiere exactamente. No sabemos qué es lo que hubiera hecho de forma diferente. Sí se queja de que se haya llegado a conclusiones desmesuradas (se supone que se refiere a la carta de los escritores).

La defensora del lector le echa valor y cierra el artículo corrigiendo al director. No es que se haya gestionado mal la crisis, sino que todo es "un auténtico disparate":

No sólo debían haberse extremado todo tipo de precauciones para evitar el conflicto y las sospechas, sino que antes que nada debió de hablarse con Echevarría en vez de mantener silencio durante tres meses. Si, como ha asegurado Jesús Ceberio, la decisión no fue prescindir del mismo, "sino congelar la relación durante un tiempo", parece de locos haber llegado a una situación que ha desembocado en la pérdida de un crítico de prestigio, y dado pie a graves repercusiones para la credibilidad del periódico.

Los tres meses se han convertido en la prueba de cargo contra los responsables del periódico. Como recuerda Aznárez, Echevarría ha escrito críticas negativas de otros conocidos escritores, algunos de ellos publicados por Alfaguara. Curiosamente, uno de ellos, Javier Marías, está entre los firmantes de la carta de protesta.

Esta vez, los tres meses y un futuro no muy halagüeño en El País parecían el prólogo de una represalia por una crítica denunciada en público por el director del periódico. Echevarría iba a decir adiós a su puesto de trabajo y en el tumulto El País se arriesgaba a perder buena parte de su credibilidad.

Llegados a este punto, hay que plegar un poco las banderas de Internet y reconocer que sería improbable un artículo como el de Aznárez si los 6+68 no hubieran alzado su voz en favor de Echevarría. Pero la carta de los ilustres fue el desenlace lógico de la aparición de la carta de Echevarría en Internet. Convirtió la discusión privada entre un colaborador y su periódico en un asunto público, en una noticia que conocieron todos menos aquellos que tienen como única fuente informativa a los periódicos.

Es posible que los 6+68 no estuvieran sólo preocupados por la suerte personal de Echevarría. Sabían que su denuncia había tenido una gran difusión y sabían que a partir de entonces todos sus artículos publicados en El País aparecerían a ojos de los espectadores rodeados por un gran interrogante. ¿Son éstos los que no se atreven a escribir como Echevarría?, pensarían algunos.

El caso Echevarría. El artículo de la defensora del lector de El País, en el blog de Nacho Escolar.
Carta abierta a Lluís Bassets. La carta de Ignacio Echevarría y la crítica del libro de Bernardo Atxaga, en en el blog de Nacho Escolar.
Preocupación. Lista completa de autores de la carta de los 6+68, en el blog de Arcadi Espada.

Lunes, 16:30:
El País publica hoy en las Cartas al Director una carta de Ignacio Echevarría:

Quiero expresar, en primer lugar, mi sorpresa por el hecho de que se pueda tratar por extenso el caso Echevarría, como lo llama la Defensora del Lector, sin darme voz alguna ni haber reproducido de ningún modo la carta abierta mandada por mí a Lluís Bassets con fecha del pasado día 9.

En sus declaraciones, el señor Bassets da a entender que soy yo quien ha roto unilateralmente las relaciones con el diario "sin tantear ninguna otra posibilidad". ¿Le parece poco haberle escrito pidiéndole explicaciones, primero, y dejando pasar a continuación más de un mes a la espera de una respuesta que él prometió darme en el plazo de unos días?

Usted mismo admite haber decidido unilateralmente "congelar" su relación con un colaborador de modo indefinido, sin informarle en absoluto de ello. ¿No autoriza esto a hablar de "represalias" contra ese colaborador, a quien se priva de un medio de sustento, aparte de callar su voz?

El señor Bassets (que, increíblemente, no duda en hacer suyas las palabras dichas por mí y que a él le parecen tan ofensivas) alude a una frase que yo acepté suprimir de mi reseña. Y dado que él mismo enjuicia esa frase, creo que los lectores tienen derecho a conocerla. Decía así: "Ocasiones hay en que la indigencia narrativa admite ser tomada por indicio de incompetencia moral. Ésta parece ser una de ellas".

Me pregunto si no hay también ocasiones en que la indigencia periodística admite ser tomada, asimismo, por indicio de incompetencia moral.
Ignacio Echevarría. Barcelona.

Memorias del enemigo

Hay dos países en el mundo (me temo que habrá alguno más) que no permiten a la premio Nobel iraní Shirin Ebadi publicar sus memorias. Uno de ellos es Irán (qué sorpresa) y el otro es Estados Unidos (me lo temía). Lo impide una ley de 1917 que permite al presidente prohibir transacciones comerciales con el enemigo en tiempos de guerra o de emergencia nacional.

La defensa por Ebadi de los derechos humanos en Irán no parece suficiente. Y eso a pesar de la opinión del Departamento de Estado norteamericano sobre la trayectoria de la abogada iraní:

Since being forced from her position as the president of the city court of Tehran, she has used her legal expertise to promote and protect some of the most basic and necessary human rights... She has provided legal representation to many activists who are the targets of government harassment because of dissident opinions and democracy promotion. She has courageously fought for equitable and just treatment for women in Iranian society, and she has also helped to organize efforts to publicize and alleviate the harsh conditions of street children in Iran.

El Departamento del Tesoro ha sugerido al representante de Ebadi en EEUU que solicite un permiso especial, que probablemente sería concedido, para poder publicar el libro. Ebadi se ha negado. Es tan inocente como para pensar que no es sospechosa de nada por el hecho de haber nacido en Irán. Los burócratas del Tesoro no piensan igual. No es necesario llevar barba y turbante para pensar como un ayatolá.

17.12.04

El segundo entierro de Arafat

Arafat fue enterrado dos veces. El tumulto que se originó en la mukata cuando llegó el helicóptero que trasladó su cuerpo desde El Cairo hasta Ramala impidió que se respetaran las normas que el Islam impone en los entierros. Estaba previsto el traslado del ataúd hasta el interior de la mukata donde los dirigentes palestinos y los invitados extranjeros le presentarían sus respetos. Las miles de personas que habían saltado los muros lo impidieron y el cuerpo fue conducido directamente hasta el lugar elegido para la inhumación.

La religión musulmana obliga a que el cuerpo de la persona fallecida esté en contacto directo con la tierra, lo que no permite el uso del ataúd. Los policías que llevaban el cuerpo de Arafat bastante hicieron con impedir que la gente les arrollara, así que, en medio de la confusión, les fue imposible sacar el cadáver del ataúd.

La principal autoridad religiosa palestina, Taisir Tamimi, recibió la noticia más tarde y ordenó que el error se corrigiera. A las dos de la mañana, y ante un reducido número de testigos, el cuerpo de Arafat fue extraído de la tumba y vuelto a enterrar envuelto en un sudario:

For Tamimi, who had been called to Arafat's deathbed in Paris to oversee arrangements for his burial back in the West Bank compound, the lapse was unconscionable. So in darkness, at about 2am on November 13, Arafat was reburied. "We returned to the grave to bury him according to our religion," the cleric told the Guardian. "We broke the cement and the stones, and we took the coffin out. I saw him, touched him and prayed over him, and I was able to bury him properly."

Lo cuenta Suzanne Goldberg, en The Guardian, en el relato más detallado de las últimas semanas de vida de Yaser Arafat. El artículo no aclara la incógnita sobre el diagnóstico de la enfermedad que mató al presidente palestino. Nadie lo sabe con exactitud, ni siquiera los médicos que le atendieron, y, como no se hizo una autopsia, nunca se sabrá. El enigma ha alentado la sospecha en el mundo árabe de que Arafat pudo ser envenenado por órdenes del Gobierno israelí, pero no hay ninguna prueba ni indicio que demuestre esta teoría.

El artículo, que incluye testimonios de varias personas que convivieron con Arafat en la mukata en sus últimos meses de vida, cuenta que ya estaba enfermo desde el 25 de septiembre. Los médicos le atendieron de lo que parecía una simple dolencia gástrica y aparentemente consiguieron que se recuperara.

El deterioro de su salud se aceleró de forma dramática e irreversible unas semanas después, en concreto un par de días antes del comienzo del Ramadán, el 15 de octubre. A partir de ese momento, las personas que le rodeaban fueron conscientes de la gravedad de su estado y empezaron a llamar a médicos especialistas de otros países. Hasta el 29 de octubre, Arafat no fue trasladado a París, y entonces su situación era ya casi desesperada. Como dice uno de sus asesores citado en el artículo de The Guardian, quizá podría haberse recuperado si le hubieran enviado antes al extranjero. Cuando llegó a París, ya era demasiado tarde.

Cualquiera que lea este relato puede sentirse sorprendido porque no coincide con las versiones sobre el estado de salud de Arafat difundidas por su entorno, tanto antes como después de su traslado a Francia. No es de extrañar si tenemos en cuenta el alto número de mentiras que se contaron.

Su muerte no fue repentina ni inesperada. Su salud fue agravándose en los últimos años. Arafat acabó recluido en la mukata en mayo de 2002 y vivió casi como un preso desde entonces. Las condiciones de vida dentro del edificio eran muy insalubres y Arafat, siempre convencido de que nadie podría controlarle, nunca fue un paciente que hiciera mucho caso a sus médicos. El encierro y el deterioro progresivo de su salud terminaron también por afectarle psicológicamente:

Arafat's psychological state also deteriorated. Dorgham Abu Ramadan, a German-trained cardiologist from one of Gaza's leading families and one of the more recent entrants to Arafat's circle of intimates, took to visiting the muqata at weekly intervals after the doctor moved to Ramallah in 2000. "His psychology was really difficult. He was many times afraid. He wasn't concentrating. He forgot a lot -people's names- and he forgot the words for things. Sometimes he would try to explain something, and he could not. The last year, very often Arafat was not normal. His emotions and psychology were very different. He was a changed man." The account is confirmed by others who say that often Arafat would not speak for days.

Arafat murió como muchos ancianos jefes de Estado. Sin reconocer que su salud no le permitía controlar hasta la más pequeña decisión de su Gobierno y rodeado de aduladores e incompetentes que no eran capaces de decirle la verdad. Su muerte no estuvo a la altura de su azarosa vida, aunque quizá eso era ya imposible.

"People wanted a heroic death," says a man who had been a member of Arafat's inner circle for 20 years. "Everyone expected that Israel would try to kill him, by F-16s, by a rocket, in a direct manner, but no one expected that he would die in this way."

Guerras de religión

"Hollywood is controlled by secular Jews who hate Christianity in general and Catholicism in particular".
William Donohue, presidente de la Liga Católica.

2004: The Year of "The Passion". Frank Rich en NYT.

"My hope of teaching in the United States was based on the sincere aspiration to participate in the pressing and topical debates of our time. An unjust decision does not bar me from continuing this imperative struggle for dialogue and understanding between women and men, between religions and cultures."

Tariq Ramadán renuncia a dar clases en EEUU por la negativa de las autoridades norteamericanas a concederle el visado de entrada en el país.

Muslim academic resigns from US university. The Guardian.

16.12.04

Rumsfeld, vete ya


Yo no he sido. Foto: Kevin Lamarque, Reuters.

Donald Rumsfeld está empezando a perder apoyos entre los conservadores norteamericanos. Al menos, entre los conservadores a los que empieza a indignar la incapacidad del secretario de Defensa de asumir la responsabilidad por los errores cometidos en Irak. William Kristol, director de la revista The Weekly Standard, que los neoconservadores leen entera todas las semanas, dice que Rumsfeld no se merece continuar al frente del Pentágono:

Actually, we have a pretty terrific Army. It's performed a lot better in this war than the secretary of defense has. President Bush has nonetheless decided to stick for now with the defense secretary we have, perhaps because he doesn't want to make a change until after the Jan. 30 Iraqi elections. But surely Don Rumsfeld is not the defense secretary Bush should want to have for the remainder of his second term.

El American Enterprise Institute es otro foro intelectual de los neoconservadores. Uno de sus miembros, Tom Donnelly, critica también a Rumsfeld en la web de The Weekly Standard:

Nor is it Donald Rumsfeld's war, or at least not the war he wants. Even longtime supporters and transformation advocates have begun to recognize that Rumsfeld is now a large part of the problem. Loren Thompson, head of the Lexington Institute, a defense think-tank long supportive of the secretary, told the Washington Post on Monday that Rumsfeld won't face reality: "He knows what the situation is, but he has been unready to change his plans."

En las últimas semanas, dos conocidos senadores republicanos, John McCain y Chuck Hagel, no han escondido su malestar por la decisión de Bush de mantener a Rumsfeld al frente del Pentágono.

Han tardado algo de tiempo en enterarse de quién es el responsable de la situación actual de Irak. La Casa Blanca ha pretendido echarle la culpa de todo a Al Zarqawi, pero ya no cuela.

Se supone que Bush consultará el futuro de Rumsfeld con sus asesores más directos.

Siria: cárceles de cinco estrellas

Ser detenido en Siria resulta una experiencia más agradable que pasar las vacaciones en un Club Med de Maldivas. Todo son atenciones. Así describió en un artículo un periodista sirio su paso por la cárcel tras pasar un mes en manos de la temida Mujabarat (policía secreta):

It became clear to me from conversations with the other detainees that the moral and civilized treatment I was receiving was not given only to me because I was educated, but was being given to all the people, particularly after Dr. Bashar Al-Assad [rose to power]. This made me feel that this man's existence is enough to protect us and our aspirations for freedom and true democracy.

Típico de las dictaduras sofisticadas. No sólo te detienen injustamente, sino que luego, como muestra de arrepentimiento, debes cantar maravillas del trato recibido. ¿La cárcel? Estupenda, volvería mañana si pudiera. Y la comida era excelente.

Otro periodista publicó, también en la prensa gubernamental (la única que existe en Siria) otro artículo en el que se escandalizaba por tantas mentiras. Hakam Al-Baba sabía de lo que hablaba. Él también había pasado por prisión, y no una vez. Desgraciadamente, no disfrutó del tratamiento de cinco estrellas:

[I could not] refrain from smiling when I read this communiqué, ironically published in the Syrian press, which usually does not publish personal communiqués. Mr. Fayyad describes in detail the humane treatment he received, beginning with permission to phone anyone he wished to speak to, and including calling in a private physician, hinting that he spent his detention in hospital with medical treatment, which he forgot to describe as excellent. He notes that his interrogation was nothing more than a sympathetic conversation, and that following this, he had gone home. (...)

In 2001, I published an article on the Syrian media in the Lebanese paper Al-Nahar, which was less [severe] than statements by current Syrian Interior Minister Gen. Ghazi Kan'an, who said that nobody reads the Syrian press. For this, I spent over two weeks with one of the security apparatuses: every day from 9:00 AM to 2:00 PM, and from 5:00 PM to 10:00 PM, during which I listened to threats, warnings, accusations, and interrogation regarding [my] connections. [I had] to confess [to charges] under threat and fear that I never felt in my life, except during similar moments in which I was summoned to a different security apparatus.

La única consecuencia positiva de este singular debate es que Hakam Al-Baba pudo publicar su artículo en un periódico gubernamental controlado obviamente por el Gobierno. El único consuelo.

¿Hemos aprendido la lección?

En días como el de ayer, y el de hoy, queda claro que la información siempre llega más lejos que la opinión en el periodismo. El testimonio de Pilar Manjón y de José Alcaraz en la comisión parlamentaria del 11M lo demuestra una vez más. Sólo las crónicas de sus intervenciones, aparecidas en los periódicos, están a la altura de las circunstancias. Los editoriales y las columnas de opinión, tan solemnes, sólo han rascado en la superficie.

A fin de cuentas, las crónicas no estaban obligadas a limitarse a ella dijo, ella afirmó, ella insistió. Y como ejemplo, éste es el arranque de la noticia sobre la comparecencia de las víctimas en ABC y firmada por J.L. Lorente:

Imborrable lección la que dio ayer la sociedad civil en el Congreso de los Diputados. Las víctimas silenciaron el gallinero en que se ha convertido desde hace meses el Parlamento de la Nación. En tan sólo tres horas, la crispación se convirtió en cordura. Tuvieron que ser José Alcaraz, que perdió a un hermano y dos sobrinos por la barbarie etarra, y Pilar Manjón, una madre de luto por la muerte de su hijo en la masacre de Madrid, quienes pusieran las cosas en su sitio, sacaran los colores a sus señorías y escribieran una de las páginas más brillantes e inesperadas del parlamentarismo español.

La pregunta "¿De qué se reían?" sirve como acertado resumen de la intervención de Manjón, y como titular de la crónica de Salomé García en El Periódico. Es lógico. Se ha convertido en la acusación más grave que hayan recibido nunca los parlamentarios en su propia casa.

Las mayores andanadas de Pilar Manjón estuvieron dirigidas contra los políticos, y por tanto es normal que los medios de comunicación lo hayan destacado. Los titulares principales de primera página de El Periódico, ABC, La Razón, La Vanguardia y El Correo apuestan por esa censura general al lamentable espectáculo dado por los partidos en la comisión de investigación.

Hay dos periódicos que han preferido, y me temo que por razones no muy honestas, otros titulares. El País abre su periódico con "Las víctimas exigen que se asuman las responsabilidades por los fallos del 11-M". El Mundo lo hace con "Las víctimas exigen que una comisión independiente siga investigando el 11-M".

Ambos titulares son ciertos, pero la decisión de colocarlos en primera página no es nada inocente y no se basa en el respeto al mensaje expresado por la representante de las víctimas. El País emplea el discurso para cargar la culpa sobre el Gobierno de Aznar y exonerar al actual presidente. El Mundo, ante la defunción inminente de una comisión a la que las víctimas han restado ya toda credibilidad, para pedir que se siga investigando en otra comisión, supongo que hasta que algo, lo que sea, confirme sus locas teorías de la conspiración. Su columnista Jiménez Losantos dedica su artículo a... Carod Rovira. Algunos no necesitan más que un folio para retratarse.

En cualquier caso, en los periódicos no ha habido un reconocimiento general de los errores cometidos y denunciados por Manjón. Tampoco se puede encontrar nada parecido a un propósito de enmienda. Quizá estén ocupados en abrir un periodo de reflexionar para llegar a conclusiones que resistan el paso del tiempo. Hoy, los periódicos miran para otro lado, quizá confiados en que las acusaciones a los políticos tapen el resto.

El País titula su editorial con un "Perdón", pero no hay más confesión que una vaga referencia, escrita con la misma intensidad con la que un funcionario rellenaría un impreso oficial:

En la medida en que estos comportamientos hayan sido generalizados, todos los medios y periodistas deberíamos extremar el cuidado y expresar nuestra consideración por las víctimas.

Extremar el cuidado. Muy emocionante. El lenguaje burocratizado y vacío de los políticos cuenta con un ejército de imitadores en los periódicos.

Las víctimas pueden sentirse más o menos molestas, o indignadas, con la cobertura periodística de la investigación. Lo que les duele de verdad es el uso reiterado de imágenes del atentado. Aquí, en teoría, compiten dos derechos: el derecho a la información y el derecho de las víctimas a que se respete su dolor. Los periodistas de televisión se encuentran ante un dilema, profesional y moral, difícil de resolver.

Pilar Manjón dio ayer un ejemplo que revela hasta dónde se ha llegado en este punto. Es una historia en la que los periodistas no tienen muchas coartadas para defenderse:

El uso indiscriminado de las imágenes supera niveles que jamás imaginamos. Se han emitido o se han usado en medios escritos imágenes procedentes de las cámaras de vigilancia situadas en los andenes de Renfe.

Estas imágenes fueron requisadas por la Policía inmediatamente después de las explosiones y estaban depositadas en la Audiencia Nacional. ¿Cómo pudieron filtrarse y llegar a la prensa? ¿Quién lo permitió o lo autorizó? ¿Quién las vendió, si ése es el caso?¿Cómo pudieron emitirse imágenes sometidas a secreto de sumario? Desde aquí exigimos de manera urgente una investigación que depure responsabilidades respecto a la filtración y posible venta de las imágenes de los atentados que estaban depositadas bajo la custodia de la Audiencia Nacional.

Recuerdo que yo estaba viendo las imágenes que dimos procedentes de las cámaras de seguridad de los andenes justo en el momento de las explosiones y alguien me preguntó en la redacción: ¿qué aportan estas imágenes?, ¿qué cuentan que no sepamos ya? Le respondí que no mucho, que era como decirle que no aportan nada, a menos que se me ocurra algo de repente.

Lo cierto es que esas imágenes, aunque terribles y espectaculares (mejor dicho, espectaculares por ser terribles), no aportaban más información que la que ya conocíamos. Una segunda explosión había alcanzado a los pasajeros que huían de los vagones tras una explosión anterior ¿Y? Lo sabíamos ya, verlo no nos aportó mucha información relevante.

Esa es la clave que debería manejar un periodista. ¿Qué información aporta una imagen? Si llegamos a la conclusión de que esa información es relevante y nueva, podemos utilizarla, pero quizá no íntegramente, quizá haya que explicar antes por qué se emplea, quizá haya que oscurecer parte de ella. Demasiados quizás, no se extrañen. No hay muchos manuales que expliquen los pasos que hay que dar en estos casos, y si lo hacen, son tan genéricos que no sirven de mucho.

Creo que no es cierto que haya que vetar el uso de las imágenes del 11 de marzo, como afirmó Pilar Manjón. Esas imágenes, o algunas de ellas, continúan teniendo valor informativo. Pero no todas, ni en cualquier circunstancia, ni con cualquier noticia. Lo que no se puede permitir es la barra libre, utilizarlas sin ningún criterio. Sólo porque existen o porque son espectaculares.

Supongo que éstas son algunas de las preguntas que deberemos hacernos los periodistas en el futuro. Hoy, la inmensa mayoría de los medios de comunicación ha preferido obviar el tema. Espero que sea porque aún hay que dar más tiempo a la reflexión.

Texto íntegro de la intervención de Pilar Manjón en el Congreso.
Texto íntegro de la intervención de José Alcaraz en el Congreso.
Pilar Manjón. Encuentros digitales en elmundo.es

15.12.04

La voz de las víctimas

Parecía imposible, pero lo han conseguido. La comisión parlamentaria del 11M ha conseguido estropear aún más su prestigio ante la opinión pública. Ayer decidieron que la comparecencia de los representantes de las víctimas del atentado se celebrara a puerta cerrada, es decir, sin que pudieran estar presentes los medios de comunicación. La coartada hipócrita consistía en argumentar que se protegía así su intimidad. La patraña no coló. Las víctimas han exigido que se oiga su voz y, al final, los partidos han rectificado.

No querían que se conocieran las críticas que las víctimas les tenían preparadas. En una intervención muy emotiva, a ratos con la voz quebrada, Pilar Manjón ha reprochado a los partidos su desunión y su comportamiento a lo largo de los trabajos de la comisión:

Señorías, les decíamos al empezar esta comparecencia que habían realizado ustedes política de patio de colegio. No es una afirmación gratuita. Con la fuerza de estas convicciones, también venimos a reprocharles como diputados, y por tanto como representantes del pueblo -que no se les olvide- sus actitudes de aclamación, jaleos y vítores, durante el desarrollo de algunas de las comparecencias de esta comisión, como si de un partido de fútbol se tratara.

De lo que se está hablando, Señorías, es de la muerte y de las heridas de por vida padecidas por seres humanos, de pérdidas que nos han llenado de desolación y amargura en el mayor grado posible. ¿De qué se reían, Señorías, ¿qué jaleaban?, que vitoreaban en esta su comisión?

Manjón también ha pedido a los medios de comunicación que dejen de utilizar las imágenes de los atentados por el dolor que provocan en las víctimas:

Queremos también decir no al modo en que se han usado por parte de los medios de comunicación las imágenes de la barbarie. Las imágenes son instrumentos de información, de eso no cabe duda, y tienen el poder de convocar, de sensibilizar a la opinión pública, de explicar en breves instantes lo que un texto difícilmente puede narrar. Pero éste no es el caso, y ustedes lo saben.
(...)

Señores directores de periódicos y agencias de prensa, señores directores de informativos: permítanos dudar de su sensibilidad. Mientras por un lado acuden a nosotros una y otra vez para que les contemos nuestro calvario, mientras son ustedes los encargados de hacerles recordar al mundo que no puede haber más "onces M" en ningún lugar del mundo, se olvidan de nosotros cuando el mercado les llama. Vendida ha quedado su conciencia de periodistas a la ley de las audiencias.

A lo largo de la comisión, la mayoría de los partidos, en especial el PSOE y el PP, se han centrado en lo que ocurrió el mismo día 11 de marzo y lo que pasó entre los días 11 y 14. Pilar Manjón les ha recordado que también debían haber dedicado tiempo a lo que pasó antes del 11:

¿Qué fue lo que ocurrió antes del 11 de marzo para que esta barbaridad llegara a perpetrarse?: tramas de tráfico de explosivos que no se investigan, informes que avisaban de lo inminente de la amenaza terrorista, falta de medios para investigar a presuntos terroristas (faltan policías, faltan traductores, falta presupuesto, en definitiva falta voluntad política para prever lo que se nos venía encima después de pasar a convertirnos en objetivo terrorista).


Veremos qué dicen mañana los periódicos sobre la intervención de Manjón. De entrada, ella ya ha advertido que las víctimas no permitirán que les manipulen:

Queremos repetir de nuevo, Señorías, que somos personas físicas, no marionetas. Que no nos identificamos como colectivo con posicionamientos partidistas de cualquier clase, sino con el dolor y el sufrimiento de los que padecen nuestra condición de víctimas y supervivientes del terror, que no nos dejaremos manipular por nadie. No permitiremos que nadie nos coloque como simpatizante del otro para automáticamente descalificarnos.

Sabemos que corremos el riesgo de que mañana los titulares de algunos periódicos lo intentarán. Unos dirán que estamos manipulados por el PSOE y que es obvio que servimos a sus intereses. Otros que servimos a los intereses del Partido Popular. No se molesten en escribirlo. Lo sabemos y lo esperamos. Y nos adelantamos a ustedes, porque por ese camino no vamos a andar. No entraremos al juego de la polarización social en interés de los partidos.

Texto íntegro de la intervención de Pilar Manjón en el Congreso.

14.12.04

¿Adiós a las armas?

Abú Mazen no ha esperado a ser elegido presidente de la Autoridad Palestina para dejar claro el camino que deberían adoptar sus compatriotas. En una entrevista a un diario árabe que se edita en Londres, ha dicho que hay que poner fin a la violencia como forma de lucha contra la ocupación israelí:

In an interview with the London-based Arabic newspaper Asharq al-Awsat published Tuesday, Abbas said Palestinians should resist Israeli occupation without resorting to violence.

It is important to "keep the uprising away from arms because the uprising is a legitimate right of the people to express their rejection of the occupation by popular and social means," Abbas said.

"Using the weapons was harmful and has got to stop," Abbas said, referring to shootings and bombings by Palestinian militants that have killed hundreds of Israelis since the outbreak of fighting in September 2000.

No más inspectores Clouseau

Me preocupa Fernando Garea. Tiene la habilidad de zanjar en una frase algunas de los galimatías que ha plantado el periódico en el que trabaja, El Mundo, a cuenta de la investigación del 11M. Afortunadamente para su nómina, sus jefes no se dan por aludidos y continúan indagando en sus editoriales sobre las evidentes conexiones entre ETA, Marruecos, Al Qaeda y Rubalcaba (es decir, fue Kennedy el que disparó sobre Oswald, y no como la comisión Warren nos hizo creer).

Garea cierra su larga crónica sobre la declaración de Zapatero ante la comisión del 11M con una frase demoledora:

Antes de expresar su comprensión a quienes consideran "una indecencia" la comparecencia de confidentes, (Zapatero) utilizó un argumento inapelable casi inédito en el Gobierno y en el PSOE: el Parlamento sólo debe buscar responsabilidades políticas y la determinación de la autoría sólo corresponde al juez.

Llámenle RIP, carpetazo o muerte natural, pero esta frase pone fin a la comisión de investigación. Los misterios del 11M quedan bajo la responsabilidad del juez, como ocurre en todos los crímenes. La única alternativa es permitir que el diputado Jaime Ignacio del Burgo siga interpretando el papel del inspector Clouseau.

Rodríguez Zapatero abandonó ayer el marketing de la sonrisa y enseñó los dientes. Viendo cómo le fue a Aznar en los medios de comunicación más cercanos al PP, llegó a la conclusión de que la pluma no tiene nada que hacer ante la espada. Leña al mono hasta que aguante, y ya se ocuparán mis partidarios de hacer la ola.

Resulta curioso que haya sido un diputado del PP quien mejor ha descrito la intervención de Zapatero: "Ha sido una comparecencia para los suyos y no le salido mal", dijo Vicente Martínez Pujalte. En el fondo, no me extraña. Es lo mismo que hizo Aznar en su momento. El problema para el PP es que los suyos fueron menos que los del PSOE en las últimas elecciones. Y, por mucho que lo intenten, la comisión no va a cambiar ese reparto de fuerzas.

La parábola de los desiertos y las montañas que manejó Aznar se ha vuelto en su contra. Si hubiera aportado alguna prueba, la insinuación podría haber tenido algún peso. Cuando Zapatero dice que los autores no estaban en los desiertos, sino en Lavapiés (un total que estuvo ayer en todos los informativos de TV), le está diciendo a los españoles que el peor atentado terrorista de la historia de España se preparó y ejecutó ante las mismas narices del anterior Gobierno. El mismo Gobierno que alardeaba de ser el único que sabía aplicar la mano dura que sólo entienden los terroristas. No se olviden de esa idea. La escucharán mucho en la próxima campaña electoral.

La relación entre el 11M y la guerra de Irak ha dado lugar a tantos comentarios interesados que el ruido sólo provoca ya confusión. Son los partidos políticos los que han atizado ese fuego, y no es de extrañar, por tanto, que tanto el PSOE como el PP caigan en contradicciones.

Aznar dijo que el principal objetivo del atentado era echar a su partido del poder. Si es así, ¿por qué se produjo el atentado frustrado contra el AVE (cuando el PP ya había sido derrotado) y por qué se mantiene el riesgo de un atentado integrista, algo que nadie se atreve a discutir? Zapatero dijo que la participación española en la guerra de Irak elevó el riesgo de atentado. Si es así, ¿por qué se mantiene la amenaza, como apuntó ayer Zaplana?

Siempre habrá algún santurrón que diga que hay que desterrar los ajustes de cuentas y los insultos de la política. ¿De qué iban a hablar algunos entonces? Los españoles que quieren, según algunas encuestas, que continúe existiendo la comisión parlamentaria son los mismos que no creen que sirva de mucho. La idea más razonable es que la verdad sobre el atentado del 11M (o lo que pueda saberse de la verdad) sólo se sabrá gracias al trabajo de los jueces, los policías y los periodistas (y sí, también gracias a unos cuantos artículos de El Mundo, aunque no los del estilo Fu Manchú ataca de nuevo).

Todo lo demás es ruido. Y, afortunadamente, ya queda menos de eso.

Comparecencia de Zapatero. El Mundo.
Masivo ZP. Periodistas 21.
Del engaño masivo a la confusión masiva. Diario de un aspirante a tertuliano.
Medallero de la comisión. Guerra eterna.

La destrucción del pacto

Con las comparecencias de Zapatero y Aznar, las dudas se han despejado. La comisión parlamentaria del 11M se ha convertido en un debate sobre el estado de la investigación del atentado. Sólo falta que la cita quede marcada en el calendario político. Todos los años, el presidente y el líder de la oposición (si éste no da la talla, puede ir su antecesor) utilizarán la lucha contra el terrorismo para echarse encima toneladas de basura. Y éstos son los dos partidos que firmaron un pacto contra el terrorismo que decía en su primer punto:

El terrorismo es un problema de Estado. Al Gobierno de España corresponde dirigir la lucha antiterrorista, pero combatir el terrorismo es una tarea que corresponde a todos los partidos políticos democráticos, estén en el Gobierno o en la oposición. Manifestamos nuestra voluntad de eliminar del ámbito de la legítima confrontación política o electoral entre nuestros dos partidos las políticas para acabar con el terrorismo.

Ja, ja, ja.

13.12.04

Vía libre para Abú Mazen

Al final, Maruan Barguti sí ha retirado su candidatura a la presidencia de la Autoridad Palestina. La noticia asegura prácticamente la elección de Abú Mazen como sucesor de Yaser Arafat, y con un porcentaje de votos lo bastante amplio como para que no se discuta de entrada su legitimidad para asumir el cargo.

El desenlace estaba cantado desde hace unos días, según Danny Rubinstein, del diario Haaretz, uno de los periodistas israelíes que mejor conoce la realidad política palestina. Las presiones sobre Barguti para que retirara su candidatura procedían de casi todos los sectores políticos del partido Fatah, incluidos los grupos armados y las organizaciones de presos que podían haber sido la principal cantera de votos para Barguti.

Entre los palestinos, se extiende la idea de que, con o sin Sharon, la muerte de Arafat ha abierto un nuevo panorama político en el que hay algunos motivos para ser optimista (pdf). Y hay que decir que los israelíes parecen compartir ese optimismo, aunque sea por motivos diferentes. En ambos casos, la fuente de esta valoración proviene de momento de las encuestas.

En la contienda electoral, el principal adversario de Abú Mazen pasa a ser Mustafá Barguti (pariente muy lejano del otro Barguti). Mustafá Barguti, médico e impulsor de ONGs dedicadas a la lucha contra la ocupación israelí, representa a los grupos de izquierdas críticos con la Autoridad Palestina. Tiene el apoyo del médico de Gaza, Haidar Abdel Shafi, que fue el portavoz de la delegación palestina en la Conferencia de Madrid de 1991.

Recortes


Bernard Lewis Revisited. What if Islam isn't an obstacle to democracy in the Middle East but the secret to achieving it? The Washington Monthly.

Iraq fuel crisis adds to chaos. Baghdad is in the grip of the most serious fuel crisis since the war, forcing drivers to spend more than a day queuing for petrol and underlining the government's struggle to maintain even basic services weeks ahead of elections. The Guardian.

El caballo

A falta de descubrir la pista de Osama bin Laden, al menos The Washington Post ha encontrado a su caballo en Sudán.


Foto: Evelyn Hockstein, WP.

12.12.04

La lista negra

Mientras en Washington ya están afilando los cuchillos para conseguir que Kofi Annán desaparezca de la escena antes del fin de su mandato, otra de las bestias negras de Bush comienza a sentir que se estrecha el cerco. Payback time, le llaman en inglés.

The Washington Post cuenta hoy que los servicios de inteligencia norteamericanos han grabado las conversaciones del director general de la Agencia Internacional de la Energía Atómica, el egipcio Mohamed Al Baradei, con diplomáticos iraníes. El objetivo es conseguir cualquier cosa que sirva para impedir que Al Baradei pueda presentarse a la reelección de su cargo dentro de unos meses.

EEUU quiere hacer pagar a Al Baradei su negativa a aceptar las pruebas falsas, como la supuesta compra de uranio a Níger por Irak, con las que Washington quiso justificar la invasión de Irak. El egipcio cometió la osadía de afirmar antes de la guerra que no habían encontrado pruebas de que Irak hubiera reconstruido su programa de armas nucleares.

Y eso que algunos decían que un segundo mandato de Bush iba a ser más moderado que el primero. Incluso lo pensaban algunos miembros del Gobierno español. Qué aficionados.

11.12.04

La niñera y el ex policía

De forma inesperada, Bush se ha quedado sin su secretario de Seguridad Interior. El ex jefe de la Policía de Nueva York, Bernard Kerik, ha retirado su candidatura al puesto antes de que pudiera ser votada, como es preceptivo, por el Senado. En un comunicado difundido anoche, Kerik dice que ha descubierto que una asistenta y niñera a la que tuvo en su casa durante un año podría ser una inmigrante ilegal. Además, Kerik no pagó los impuestos exigidos por su contratación:

In reviewing his personal finances this week as he prepared for confirmation hearings, Mr. Kerik said in a statement issued late Friday, he determined that a housekeeper and nanny he had once employed was not clearly a legal immigrant and that he had not properly paid taxes on her behalf.

"I uncovered information that now leads me to question the immigration status of a person who had been in my employ as a housekeeper and nanny," Mr. Kerik said. "It has also been brought to my attention that for a period of time during such employment required tax payments and related filings had not been made."


No se conoce el nombre ni la nacionalidad de la asistenta, porque abandonó el país hace dos semanas.

La revista Newsweek va aún más lejos. Dice haber descubierto pruebas de los problemas financieros que Kerik tuvo años atrás. Lo más grave es que llegó a emitirse una orden de arresto contra Kerik a causa de ciertas facturas impagadas por la propiedad de una casa en New Jersey. Newsweek dice que envió ayer copias de estas pruebas a la Casa Blanca, horas antes de que se conociera la retirada de Kerik.

Cuando Bush eligió a Kerik para el puesto hace una semana, se daba por hecho que su confirmación por el Senado no sería complicada. Algunos políticos demócratas de Nueva York apoyaron su elección. Kerik era el comisionado de la Policía de Nueva York el 11 de septiembre del 2001 y, al igual que en el caso del alcalde Giuliani, su actuación había sido elogiada por todos. Los fallos en la coordinación de los servicios de emergencia y el mal estado de las comunicaciones utilizadas por policías y bomberos, conocidos después, no hicieron mella en el reconocimiento general.

Kerik llegó a ser contratado por la Administración de Bush para trabajar en Irak como asesor en el proceso de entrenamiento y formación de la nueva policía iraquí. Por razones que se desconocen, abandonó el puesto unos meses más tarde, sin haber tenido tiempo suficiente para completar su misión.

En la revisión de sus antecedentes profesionales llevada a cabo por los medios de comunicación, surgieron otros hechos, algo más oscuros, que en principio no han tenido nada que ver con su retirada. Hace unos días, The Washington Post reveló el episodio más controvertido de su larga carrera, ocurrido cuando Kerik trabajaba en Arabia Saudí entre 1982 y 1984 en el equipo de seguridad de un hospital. Los hechos fueron tan graves que acabaron con la detención de Kerik y su expulsión del país.

Varios empleados, de nacionalidad norteamericana, del hospital Rey Faisal, de Riad, denunciaron que Kerik les había vigilado, por orden del director del centro, para asegurarse de que cumplieran las estrictas prohiciones morales vigentes en Arabia Saudí. Según la denuncia, Kerik se aseguraba de que ningún empleado consumiera bebidas alcohólicas o tuviera relaciones sexuales con compañeros de trabajo:

"Kerik was a goon," said John Jones, a former hospital manager, who said he felt harassed by the security team. "They were Gestapo. They made my life so miserable."

"Kerik used heavy-handed tactics in following single men around and keeping them away from some women," said Ted Bailey, who was a doctor at the hospital and now practices in Indiana. Added paramedic Michael Queen: "Men and women had to be careful with security, but Bernie was the one we watched out for the most."


El propio Kerik admitió en sus memorias que su trabajo en Arabia Saudí no fue nada agradable al tener que imponer unas normas injustas:

In the book, Kerik described his discomfort at having to investigate employees' private lives, but said it was necessary because of the Saudis' laws prohibiting drinking and mingling of the sexes in public. "It was challenging, negotiating such a closed, rigid system and trying to find justice in laws that, to an American, were unjust," he wrote.

La denuncia de los empleados por el supuesto acoso provocó una investigación de la policía secreta saudí, que concluyó con la destitución del director y el interrogatorio de Kerik:

They "asked me about what security services I provided for Dr. Feteih. Were we tapping phones? Doing surveillance? The allegations were cryptic, and at the same time ludicrous, but even as I tried to ignore them the scandal grew, and intrigue and treachery multiplied everywhere around us. It was nearly impossible to figure out the angles and who might be playing which side."

He recalled denying the allegations of wiretapping and snooping for Feteih. When a Saudi lieutenant said his wife could be in jeopardy if he lied, he grabbed the man and threatened to kill him, prompting the guards to point their guns at him, Kerik wrote.

"Several stressful minutes later, they were driving me back to my villa. 'You will leave the country,' one of the secret police said to me. To this day, I still can't say... where I fit in the various struggles."


Es la típica historia delirante que sólo podría ocurrir en Arabia Saudí.

Al final, estas graves acusaciones han tenido menos consecuencias que la contratación de una inmigrante ilegal. El patinazo empieza a convertirse en un clásico de la política norteamericana. Hechos similares desbarataron al menos dos nombramientos importantes en la época de Clinton.

10.12.04

Precios populares

Ya están a la venta las entradas para los actos que acompañarán a la inauguración del segundo mandato de Bush. Para agilizar el papeleo, se ha optado por el paquete de entradas. Los precios son muy competitivos.

Por 250.000 dólares, el comprador tiene derecho a dos entradas a una comida "exclusiva" con Bush y Cheney, además de 20 entradas (dos mesas de 10 personas cada una) para una de las tres cenas del 19 de enero. Las tres cenas, que se celebrarán de forma simultánea, contarán con "apariciones especiales" de Bush, Cheney y sus esposas.

Los más tacaños podrán pagar 100.000 dólares, pero se quedan sin la comida con Bush y con menos entradas para las cenas.

En ambos caso, el pack incluye cuatro entradas para un concierto para jóvenes al que asistirán las hijas de Bush, Barbara y Jenna. No está asegurado que haya barra libre, así que las gemelas tendrán que llevar sus propias petacas.

No hay que olvidar que con la cotización del euro por las nubes, los precios pueden ser mucho más asequibles que en otras ocasiones.

It's Inauguration Time Again, and Access Still Has Its Price. NYT.

Apuesta por el diálogo

Dos noticias que indican que los palestinos están dispuestos a dar una oportunidad a la vía pragmática y a no dejar que la violencia sea la única forma de luchar contra la ocupación. El sermón del pasado viernes que fue retransmitido por la televisión pública palestina apostaba por una modernización del mensaje religioso y por abandonar el extremismo y la intolerancia:

Contemporary Islamic discourse must not remain locked in fixed molds and rigid frameworks which no longer suit the developments of our era and of life. In other words, there is a need to develop and renew the modern Islamic discourse. This call for renewal is not foreign to Islam and Islamic thought. Innovation is the law of life and of existence. The alternative to renewal, my brothers, is stagnation.

En el pasado, los temas habituales en los sermones retransmitidos eran la yihad y el martirio. No es una casualidad que el presidente de la OLP, Abú Mazen, asistiera al acto religioso del pasado viernes.

La mayoría de los palestinos se opone a la continuación de los atentados contra Israel, según una encuesta publicada esta semana. Un 52% se muestra en contra de los ataques y cree que son contraproducentes para el interés nacional palestino. Ese rechazo a la violencia era sólo del 27% en un sondeo anterior.

Los partidarios de continuar con la violencia son ahora el 41% de los encuestados, frente al 65% en junio. De cara a las elecciones, el 32% afirma que votará a Abú Mazen y el 26% a Maruan Barguti.

En el otro lado, Ariel Sharon ha obtenido una clara victoria sobre el sector del Likud contrario a la retirada de Gaza y a una eventual negociación con los palestinos. Su siguiente paso será formar un Gobierno de unidad nacional con los laboristas.

Recortes


A very Jewish villain. It's about time we stopped making excuses for Shakespeare, says Jonathan Freedland. As a new film version of The Merchant of Venice proves, the play is indeed anti-semitic. The Guardian.

9.12.04

El método Cheney en España

Relacionar el 11S con Sadam no fue fácil. En EEUU, lo consiguieron mediante un goteo de declaraciones públicas de los más altos representantes del Estado, en especial del vicepresidente, Dick Cheney. Bush también se puso manos a la obra, aunque de forma más sutil. Los redactores de sus discursos escribían una frase en la que se describía el impacto que los atentados contra las torres gemelas y el Pentágono habían tenido en la sociedad norteamericana. La segunda frase se refería a la amenaza que suponían Sadam y sus armas de destrucción masiva. La tercera alertaba del peligro de que armas como ésas cayeran en manos de grupos terroristas.

Cada una de esas tres frases por separado era, al menos, verosímil (bueno, ahora sabemos que la segunda, no tanto). Las tres juntas formaban un cóctel de fármacos que lentamente fue surtiendo efectos.

Cuando las encuestas mostraron que un alto porcentaje de norteamericanos estaba convencido de que Sadam Hussein estuvo implicado personalmente en la matanza del 11S, algunos medios de comunicación se preguntaban: ¿qué hemos hecho mal? Mientras tanto, Cheney exhibía su sonrisa de medio lado.

En España, debemos de ser más crédulos. No ha sido necesaria ninguna delicada operación política para alentar una sospecha similar: la de las relaciones de ETA con el atentado del 11M. Sólo ha sido necesario un periódico, El Mundo, y el eco que han tenido sus artículos en una radio, la COPE.

Ahora es el momento de empezar a cosechar los frutos. El Mundo dice hoy que "prosperan las hipótesis de ETA y Marruecos" y se basa en una encuesta. A la pregunta "¿Cree usted que ETA ha tenido alguna participación en los atentados del 11M?", un 34% dice que sí, un 50,3%, que no y un 15,7% no se pronuncia. Sobre la supuesta participación de los servicios marroquíes (se supone que de inteligencia), un 49,6% está convencido de ello, un 24,4% no y un 26% no sabe o no contesta.

Si hay que creerse los resultados del sondeo, habrá que llegar a la conclusión en paralelo de que el consumo de sustancia psicotrópicas por los españoles está aumentando a buen ritmo. Sólo el 13% de los ciudadanos confía en los trabajos de la comisión de investigación del Congreso para averiguar lo que sucedió el 11M. Además, casi un 60% cree que la comisión no está sirviendo para conocer la verdad. Y sin embargo, un "abrumador" (para El Mundo) 80% quiere que la comisión continúe funcionando mientras existan pistas que investigar.

Se refieren a la misma comisión en la que no se puede confiar y que no sirve para nada.

Claro que intentar encontrar inconsistencias en esta encuesta es un ejercicio absurdo. Lo que importa es crear la mancha y hacer todo lo posible para que se extienda.

Al menos en este caso, y a diferencia de EEUU, los medios de comunicación no tendrán que preguntarse qué es lo que han hecho mal. Está bastante claro.

ERRATA: La confusión que está intentando agitar El Mundo en todo este asunto ha terminado por oscurecer también la mente del redactor de elmundo.es que ha resumido las conclusiones de la encuesta:

Preguntados por la posible participación de ETA o de los servicios secretos de Marruecos, los encuestados respondieron de forma mayoritariamente afirmativa en ambos casos (50,3% en el primero y 49,6% en el segundo), aunque más de un tercio se opone a la hipótesis de la banda terrorista y cuatro de cada cinco rechazan la actuación de Rabat.

El 34% de partidarios de la pista etarra que aparecen en el artículo del periódico pasan a ser un 50,3% en la edición digital. Ese 50,3% se refiere en realidad a los que no creen esa hipótesis. Quizá sea porque la encuesta tiene tanto valor científico como los sondeos que se pueden encontrar en las páginas web.

Recortes


Officer Alleges CIA Retaliation. A senior CIA operative who handled sensitive informants in Iraq asserts that CIA managers asked him to falsify his reporting on weapons of mass destruction and retaliated against him after he refused. WP.

Rumsfeld Gets Earful From Troops. "A lot of us are getting ready to move north relatively soon," said Wilson, an airplane mechanic with the Tennessee Army National Guard, according to a transcript of the meeting released by the Pentagon. "Our vehicles are not armored. We're digging pieces of rusted scrap metal and compromised ballistic glass that's already been shot up... picking the best out of this scrap to put on our vehicles to take into combat. We do not have proper... vehicles to carry with us north." WP.

Viernes 15:30. Ahora resulta que un periodista (lo admite muy orgulloso en un email) sugirió a un soldado que hiciera la polémica pregunta a Rumsfeld. Pero no se inventó el tema del blindaje de los vehículos que preocupa a los soldados, en especial a los de la Guardia Nacional y la reserva que reciben peor material que los soldados del Ejército de Tierra. El director de su periódico, Tom Griscon, defiende la iniciativa del reportero:

"Because someone's in the media who's embedded with them, does that mean they don't have the same opportunity to at least make a suggestion of something that might be asked?" said Griscom, a White House communications director in the Reagan administration. "Is that what makes it wrong, because a journalist did it? That response from the troops was a clear indication that this is an issue on their minds."

Newsmags' kibosh on Christmas. America's two largest news magazines devote this week's cover stories to debunking the story of Jesus' birth. Among the conclusions in Time and Newsweek: Jesus was born in Nazareth, not Bethlehem; there is little evidence of three kings following a star, and the story of the virgin birth may have been borrowed. NYDN.