9.11.04

Una muerte muy lenta

Tanto la agencia Reuters como la cadena árabe Al Arabiya han coincidido esta tarde en anunciar la muerte de Arafat. Sin embargo, hace unos minutos, el ministro palestino Nabil Shaath ha dicho en una conferencia de prensa en París que Arafat está todavía vivo, aunque su situación es crítica. La ceremonia de la confusión sobre su estado de salud está alcanzando niveles difíciles de superar.

La visita de los principales dirigentes palestinos al hospital de París ha desatado las especulaciones. Reuters ha citado a tres fuentes diferentes para informar del fallecimiento de Arafat:

"He is dead. It is possible they will delay the announcement," one Palestinian source said. "He died after bleeding in the brain began last night. His bodyguards started hugging and kissing and telling each other to be strong."

Desde Ramala, el portavoz oficial de la presidencia ha anunciado que anoche su líder sufrió un derrame cerebral y que su estado de coma se ha agravado. También ha despejado una de las incógnitas que más repercusiones puede tener a corto plazo: el lugar del entierro. Los palestinos quieren enterrarlo en Ramala, en la misma Mukata en la que ha vivido encerrado en los últimos tres años. Que consigan su propósito es un asunto bien diferente. Los israelíes han pasado de negar con rotundidad que el funeral se celebre en Jerusalén a anunciar en concreto que Árafat deberá ser inhumado en Gaza. Cuanto más lejos de Jerusalén, mejor.

El Gobierno de Sharon ha dicho que no permitirá que el funeral se celebre en territorio israelí. Ramala no está obviamente en Israel, así que hay que pensar que Sharon quiere infligir a su viejo rival la última humillación con su entierro en Gaza. Habrá que ver si la OLP acepta esta imposición o si tiene alguna forma de influir en la voluntad israelí (los norteamericanos pueden echar una mano al respecto).

Como ha dicho Al Jazeera, lo más probable es que el anuncio oficial de la muerte de Arafat se haga en territorio palestino, y no en París (mucho menos en una sala con publicidad del hotel como ha ocurrido en el caso de la conferencia de prensa de esta tarde). En ese caso, será en Ramala y los políticos que den la noticia serán aquellos que pretenden suceder al presidente palestino. Será su simbólica manera de anunciar a la opinión pública de su país quién está al mando a partir de ahora.

Abú Mazen y Abú Alá tienen previsto volver rápidamente a Cisjordania tras entrevistarse con Chirac. Esta noche o mañana por la mañana, informarán al Comité Ejecutivo de la OLP y comenzarán los preparativos y negociaciones para el entierro de Arafat.

Mi vida con Arafat. Alberto Sotillo, de ABC, entrevista a Mohamed al Daya, guardaespaldas personal de Arafat desde 1989 hasta 2001. Cuenta también sus recuerdos de las negociaciones entre Arafat y Clinton.

Poll: 60% Palestinians believe PM Qureia can't run PA. Una encuesta de la Universidad de An Najah, en Nablus, revela que el 60% de los palestinos no confía en la capacidad del primer ministro, Abú Alá, (Ahmed Qureia) para dirigir la Autoridad Palestina. La opinión sobre Abú Mazen es algo mejor. Un 43% le cree capaz de dirigir la OLP y un 42%, no.