17.11.04

El humor de Peres

De vuelta a Madrid, empecemos con algo de humor (negro). Había terminado un homenaje al ex primer ministro Isaac Rabin, y Simón Peres se dirigía al lugar en el que estaba aparcado su coche, junto a la presidenta del grupo parlamentario laborista, Dalia Itzik. Como es normal desde el asesinato de Rabin, a Peres le rodeaba un alto número de guardaespaldas. Peres le dijo a Itzik que se adelantara unos metros. "Si alguien dispara, es mejor que te den a ti que a mí", le explicó. Los escoltas contuvieron a duras penas las risas.

A Itzik no le hizo mucha gracia y protestó. Siempre me dices que soy un caballero, explicó Peres. Esto es para que veas que también puedo comportarme como un israelí.