30.11.04

Medallero de la comisión

La mejor foto aparecida en la primera plana de un periódico es, sin duda, la de Gorka Lejarcegui, en El País. Acebes, Aznar y Zaplana, los tres con la mano izquierda en el bolsillo, encabezan a sus huestes a su llegada a la comisión. Un cruce de Reservoir Dogs y El Padrino II. La foto de Gorka que abre la sección de nacional tampoco está nada mal. En un descanso de la comisión, los diputados del PP rodean a su líder, su ex líder, todos de espaldas a la cámara. Sólo se ve de frente a Aznar que mira hacia un lado con esa mirada que derrite casquetes polares. Su ceño.

La mejor foto denuncia (sin intención de serlo) es la que le saca El Periódico al portavoz de ERC. Joan Puig aparece hojeando uno de los muchos libros publicados sobre el 11M. Parece estar pensando ¿qué demonios le pregunto yo a este hombre? Por su intervención, hay que deducir que no lo tenía muy claro y por eso empleó expresiones tan sesudas como "cuando el río suena agua lleva". Cicerón.

La frase más atinada sobre los interrogadores de Aznar está en la crónica de Fernando Garea en El Mundo:

(Aznar) Lo hizo sin dejar pasar ni una sola insinuación y hasta logrando sacar de quicio a los portavoces que, en la mayoría de los casos, cayeron en la trampa de debatir con él, más que interrogarle.

El artículo tiene un rasgo definitorio: se entiende perfectamente. Cosa que no se puede decir de los larguísimos reportajes que El Mundo lleva meses publicando sobre los misteriosos agujeros negros de la investigación. Son como los libros sobre los ovnis: si no te crees la existencia de los extraterrestres, no te enteras de nada. Pero no pueden pasarle a Garea los trastos de matar que con tanta soltura maneja Fernando Múgica. Supongo que en ese momento los reportajes se desmoronarían como los vampiros cuando les da el sol.

El elogio más delirante a Aznar es el que le dedica Jiménez Losantos:

Yo creo que la clave del éxito de Aznar en la comisión del 11M es que es el único que se ha leído a fondo todas las informaciones sobre el 11M publicadas por El Mundo hasta el mismísimo día de ayer.

Ahora empiezo a entenderlo todo.

Eso se llama elogio invertido. El director de El Mundo debe de estar pensando que con columnistas como Jiménez Losantos no necesita tener enemigos. Tantos árboles sacrificados para obtener el papel en el que imprimir tantos artículos y resulta que sólo hay una persona que se los ha leído todos.

Claro que el esfuerzo no está al alcance de cualquiera. En este estado comatoso se ha quedado otra de las personas que parecen haber emprendido esa tarea titánica. Así define Arcadi Espada (post del 21 de noviembre) el estilo de Fernando Múgica:

Lo más misterioso para mí es el periodista. Ese hombre, Múgica fundamentalmente, que acumula párrafos y párrafos rematados con estrambotes de este género: "Las dudas se multiplican. Los detalles sobre los participantes en la trama abren incógnitas desasosegantes. ¿Llegaremos a saber la verdad de lo que sucedió? Parece cada vez más obvio que nada es tan sencillo como nos han contado. Las mentiras juegan ya en ambos campos." ¿De dónde saca las fuerzas? ¿Cómo sobrevive a la horca de sus propios laberintos? ¿Tampoco él lee lo que escribe? Cierto que la vanidad es el motor del mundo. ¿Pero cómo puede serlo el ridículo?

El mejor chiste es el de Ricardo en El Mundo. Un montón de velas con la inscripción "víctimas del 11M" dicen al paso de Aznar: "Después de oír hablar a Aznar del 11M, igual deberíamos pedirle perdón por haber dudado de la eficacia de su gestión".

El premio a la doncella de honor mancillado sólo puede recaer en la Cadena Ser. Nueve folios, nueve, para responder a las acusaciones de Aznar. Y escrito con el estilo de Múgica, me atrevería a decir.

Lo único que les falta es, utilizando la jerga interna de la redacción, el segunhapo (según ha podido saber la Cadena Ser) y el segunlesvi (según les viene contando la Cadena Ser).

El gran ausente de la comisión fue Mariano Rajoy, de profesión presidente del PP, y me extraña porque a esa hora no estaban retransmitiendo ningún partido de fútbol por la televisión. Hoy ha aparecido en público para pillar algunas migajas de titulares. ¡Eh!, estoy aquí. No me olviden. Como empiece a perder pelo, va a coger un preocupante aire a Almunia.

El ventilador

La intervención de Aznar me ha recordado otra comparecencia anterior en el Congreso de un político que también se encontraba en una situación cuando menos apurada. Fue el día en que Alfonso Guerra se vio obligado a dar explicaciones en el Parlamento por los negocios de su hermano, Juan Guerra.

Las palabras de Guerra dieron lugar a miles de frases en forma de noticias y comentarios. Pero quien mejor resumió su intervención fue una memorable tira cómica de Gallego&Rey. En la primera viñeta, se veía a Guerra subiendo por las escalinatas del Congreso desnudo y tapándose las vergüenzas. En la última, el entonces vicepresidente salía todo ufano llevándose puestos los pantalones, las chaquetas y hasta los sombreros del resto de sus señorías.

El ventilador, le llamaban entonces.

29.11.04

El ladrillazo

Juan Varela se sorprende de que los blogs no hayan prestado demasiada atención a la comparecencia de Aznar en la comisión de investigación del 11M. Creo que, por una vez, la pasividad no es síntoma de pereza, sino de madurez.

Sólo alguien obligado por contrato y bajo órdenes directas de sus superiores jerárquicos puede tragarse este intolerable ladrillazo que nos han endilgado los muy honorables representantes de la soberanía nacional, y a la cabeza de ellos el no menos distinguido ex presidente del Gobierno.

La jornada de hoy en el Congreso ha tenido todo el aspecto de ser una interminable sesión de control al Gobierno (bueno, en este caso al ex Gobierno). Aznar ha repetido constantemente la idea de conspiración que, como decía hace una semana el director adjunto de ABC Eduardo San Martín, lleva camino de enterrar en vida las posibilidades del PP de volver al poder. Donde no llegaban las palabras, llegaba el ceño, ese ceño fruncido aznariano, y esa mirada hacia el frente con la cabeza levemente inclinada que lo hace tan tenebroso.

Los diputados, recordando los viejos tiempos de la anterior legislatura, se han estrellado contra el muro que siempre es Aznar cuando se enfrenta a sus adversarios. Algunos perdían de inmediato el interés por hacer preguntas y terminaban por pronunciar largos y farragosos discursos políticos. La sensación de aburrimiento y delirio ha llegado a su cénit en el debate entre Aznar y el portavoz de ERC.

Por cierto, Esquerra lleva camino de convertirse en la versión aznariana del nacionalismo catalán. Se vio hace unos días cuando Carod, vocalizando lentamente, reaccionó con desdén ante la derrota de la federación catalana de hockey sobre patines en su empeño de competir como selección nacional. Se ha visto hoy en la comisión del 11M. Los dirigentes de ERC muestran la misma fingida solemnidad, hieratismo y soberbia que han hecho famoso a Aznar. Algunos políticos tienden a convertirse en clones de sus enemigos.

Sobre si la comparecencia de Aznar ha servido para aportar algún dato más de la investigación de los atentados, tengo que admitir que me declaro incompetente. Me pongo en manos de mis compañeros periodistas que se han visto obligados a aguantar cada minuto de este via crucis. Pero la cruz no la llevaban Aznar ni los diputados, sino los sufridos periodistas que la han presenciado.

Que les den unos días libres a cambio de soportar esta tortura, por amor de Dios.

El diálogo no es imposible

La revista Newsweek ha entrevistado, por separado, a Ariel Sharon y a Abú Mazen. Ambos declaran que están dispuestos a reunirse en cualquier momento. Lo más interesante es que por primera vez surge la posibilidad de que la retirada israelí de Gaza se haga de forma pactada, y no unilateralmente. La segunda opción podría generar en la extensión del caos en Gaza.

Sharon:
Will you coordinate your disengagement plan with the new Palestinian leadership?
I am going to make every effort to coordinate our disengagement plan with the new Palestinian government, one that can assume control over areas we evacuate.

Abú Mazen:
Do you like Sharon's idea of unilateral disengagement from Gaza?
We are ready to take [Gaza] when we rebuild our security apparatus. If you tell me [do it] now, I'll say I cannot, but I'm working very hard to rebuild the security apparatus.

Sharon reitera que los sucesores de Arafat tendrán que poner fin a la violencia si quieren continuar los contactos. Abú Mazen recuerda en su entrevista que eso fue precisamente lo que intentó en su breve mandato como primer ministro, sin que ello alentara a Sharon a reanudar las negociaciones y ofrecer algo a cambio para reforzar la posición de su interlocutor palestino.

Sharon:
After Arafat's death, do you think you might have a Palestinian partner?
I have met Abu Mazen many times and he was against terror, because he did not think it would bring a solution to the Palestinians. Now it depends on whether the [new Palestinian leadership] can bring an end to terror and incitement. Then there might be a window of opportunity.

Abú Mazen:
Israel's chief of staff has said Israel missed a chance in your first term.
They missed many chances. They didn't help me. I concluded a ceasefire for 52 days. They didn't give me anything, lift any roadblocks, release any prisoners, nothing at all. After that they said, 'We're sorry that we didn't help Abu Mazen.' The Americans said the same, but what was the use? The government collapsed. Now if they repeat the same experience with us, it will be disastrous.


El dirigente de Hamás Hassan Yusef ha declarado hoy a la radio israelí que su organización está interesada en formar parte de un Gobierno de unidad nacional palestino. Para hacerlo posible, Hamás estaría dispuesta a poner en marcha una tregua de diez años que obviamente tendría que incluir el fin de los atentados suicidas.

28.11.04

Camino despejado

Maruan Barguti ha despejado la incógnita que planeaba desde hace varios días sobre el nuevo líder de la OLP, Abú Mazen. Desde la cárcel, ha hecho público que no se presentará a las elecciones de las que saldrá el sucesor de Arafat. Las Brigadas de Mártires de Al Aqsa, el principal grupo armado de Fatah, han anunciado hoy que también apoyan la candidatura de Abú Mazen. Desaparece, por tanto, el miedo a que la muerte de Arafat desencadenara una lucha por el poder dentro del movimiento palestino.

La vieja guardia de la OLP ha convencido a Barguti de que su hora aún no ha llegado y de que su candidatura sólo iba a provocar el cisma entre los palestinos. Los dirigentes más veteranos de la organización no se han dejado asustar ni por la popularidad de Barguti en la calle ni por las armas con las que cuentan las Brigadas.

Está por ver con qué grado de apoyo cuenta Abú Mazen entre los grupos más radicales. El futuro presidente de la Autoridad Palestina ya ha dicho que quiere "desmilitarizar" la intifada y convertirla en una lucha política que haga posible reanudar las negociaciones con Israel. No es ésa precisamente la posición de las Brigadas.

Hace tan sólo diez días daban a conocer en un comunicado el nombre de diez políticos sospechosos de corrupción y amenazaban con tomarse la justicia por su mano si no se tomaban medidas contra ellos. Quizá si Abú Mazen se decide a dedicar sus esfuerzos contra la corrupción refuerce su legitimidad entre la opinión pública palestina y pueda desactivar las amenazas de los grupos radicales.

Su prioridad es conseguir que las elecciones se celebren en un clima de paz que muchos consideraban imposible hace unos meses. Abú Mazen intentará que esa tregua se prolongue en el tiempo para dar un tiempo a las negociaciones políticas. Quizá sea entonces cuando tenga el apoyo de Bush, que parece dispuesto a dar una oportunidad a Abú Mazen. El futuro de los acontecimientos dependerá de dos diálogos, el que mantenga Abú Mazen con los palestinos, y el de Bush con Sharon. Los primeros tendrán que convencer a los segundos de que esta vez se puede dar una oportunidad a la política.

27.11.04

Darfur: Millones de razones

En Darfur, lo peor está por llegar, según The Economist. Al igual que ha ocurrido en otros conflictos de Africa, los agricultores no han podido sembrar en muchos lugares, entre otras cosas porque han huido de sus tierras, aterrorizados por los crímenes de la milicia aliada del Gobierno.

Las cosechas no saben de combates o treguas. Muchas familias no podrán esperar un año más y tendrán que alimentarse gracias a la ayuda humanitaria.

El Programa Mundial de Alimentos, de la ONU, permitió en septiembre sobrevivir a 1.300.000 personas (y a algunas menos en octubre por culpa de los ataques de la milicia de los janjaweed de y la delincuencia). Los nuevos cálculos prevén que en el 2005 la ONU puede tener que alimentar a 2.800.000 personas. Eso incluye a un millón y medio de refugiados y a muchos otros que continúan viviendo en sus pueblos, pero que ya no tienen nada con lo que mantener a sus familias.

Y mientras tanto, ¿qué hace el Consejo de Seguridad de la ONU? Hace unas semanas, Miguel Angel Moratinos se reunió con el ministro sudanés de Exteriores. Después, dijo que era prematuro hablar de sanciones y que había que seguir negociando.

Esa esa una idea sencilla y fácil de entender. Se podría enunciar en mucho menos de 59 segundos.

¿Es la crisis de Sudán más importante que saber lo que hizo el anterior Gobierno en el caso del golpe frustrado de Venezuela? ¿Es menos importante el destino de dos o tres millones de personas que un golpe promovido por grupos reaccionarios de derecha contra un Gobierno reaccionario de izquierda?

De acuerdo, los venezolanos tienen petróleo y hablan nuestro idioma. Supongo que eso vale para desequilibrar la balanza.

26.11.04

Tiene 59'' para manipular

Antes de que mañana lo lean en los periódicos sin citar la fuente, pueden descubrir una exclusiva en un blog español. Lo que se llama vulgarmente una noticia. Es algo que no se ve todos los días. Juan Varela cuenta en Periodistas 21 que la idea del programa de TVE 59'' surgió de la Moncloa, en concreto del secretario de estado de Comunicación, Miguel Barroso.

Y éste es el comentario que le he dejado en su blog:

Deberías enviar este post a Lorenzo Milá. Quizá así se lo pensaría dos veces antes de enarbolar públicamente la bandera del cambio en TVE. Aunque es cierto que cambio, lo que se dice cambio, sí ha habido. Esta vez, es Moncloa la que diseña directamente la programación de TVE. No se limitan, como han hecho siempre, a imponer declaraciones de ministros en los telediarios o a revisar la escaleta de los programas.

Miguel Angel Rodríguez debe de estar muerto de envidia. Antes se limitaba a recibir por fax o email la escaleta con los temas del informativo y ordenar cambios. Ahora ha descubierto que fue demasiado tímido. También podía, como Barroso, haber ejercido de jefe de programación y poner en marcha sus propios programas.

Supongo que esto es lo que entiende Caffarel por TV de calidad. Nada de vulgaridades. Información política al servicio de los intereses del Gobierno, pero envuelta en un formato ágil y moderno.

Que nadie piense que es inevitable aburrir al personal mientras manipulas. También se puede hacer de forma divertida.

Casablanca: origen del terror

Al enumerar los atentados de Al Qaeda, o de grupos inspirados por Al Qaeda, el de Casablanca, el 16 de mayo de 2003, es uno de los que más puede preocupar en España. Como dijo hace unos días en la comisión parlamentaria el ex comisario europeo Antonio Vitorino, lo que ocurrió en la mayor ciudad marroquí tiene muchos puntos de contacto con el 11M.

Para conocer exactamente quiénes fueron los autores del atentado de Casablanca, y de dónde salieron, recomiendo la lectura de Morocco: slums breed jihad, artículo de Selma Belaala, aparecido en Le Monde Diplomatique (enlace de versión en inglés).

Contra lo que pudiera parecer tras una lectura rápida, Belaala no recurre a las deplorables condiciones socioeconómicas de los barrios bajos de Casablanca para explicar el odio fanático de los grupos salafistas agrupados bajo el nombre de Takfir Waq Hijra. Los militantes de estos grupos no están dispuestos a matar y morir porque sus barrios no cuenten con alcantarillado ni servicios sociales. El nivel de marginación en el que viven va más allá de lo económico: están enfrentados a su sociedad y a todo lo que representa.

Young Takfiri Salafists do not come from the poor quarters of the medina (Casablanca's old town), or from the sprawling working-class housing estates abandoned by political parties and trade unions of the left and taken over by traditional Islamist activists in the past 20 years. Takfirists are outcasts, the alienated remnants of disintegrating social groups who have never known anything other than the sordid, brutal world of the slums. In the name of a sectarian idea of Islam, they are now turning the pitiless ferocity that ordinary Moroccans show towards them against the established order.

Es interesante apreciar que el primer nivel de odio no se dirige contra la sociedad occidental, como ocurre en el caso de Al Qaeda. De entrada, dirigen su violencia contra lo que tienen más cercano. Y aunque la prensa marroquí no hable mucho del tema, llevan tiempo atacando a todos aquellos que no se comportan de acuerdo con su visión fanática:

Figures for 2002, when more than 166 civilians were assassinated, suggest the extent of Takfirist violence in Morocco. But mass media have taken care not to publicise them and do not much cover the violence, which usually happens in the poor districts. The autonomous activities of local gangleaders - self-proclaimed "emirs" such as Fikri in Douar Sekouila on the outskirts of Casablanca and Rebaa, a militia leader in the Meknes suburbs, and some dozen others heading local groups - show they act on their own initiative and not always on instructions from somewhere in Afghanistan.

El salafismo marroquí no es, por tanto, una resurrección de las corrientes islamistas, violentas o no, que periódicamente han sacudido al mundo musulmán. Para Selma Belaala, se trata de la desintegración del Islam tradicional, o al menos de la visión del Islam imperante en un país como Marruecos:

The old medinas could be brutal and rebellious, but remained tolerant. The inhabitants of the marginalised shanty towns, driven by hatred, have embraced an extremist ideology because they are at war with Moroccan society.

Por grave que parezca la situación, aún no se ha llegado al punto de no retorno. Estos grupos están divididos y carecen de un mando unificado. No es una cuestión de elección (como en el caso de Al Qaeda) sino de necesidad. Si algún día decidieran agruparse bajo algún tipo de paraguas organizativo, como fue el caso del GIA argelino, en ese momento sí que deberíamos estar muy preocupados.

25.11.04

Los últimos dinosaurios



El presentador estrella de la CBS, Dan Rather, dejará de presentar el informativo principal de la cadena a comienzos del 2005. Con 73 años, la retirada no parece una mala idea. Lo malo para Rather es que no entraba en sus planes, y no porque tuviera que seguir trabajando en la vejez para poder alimentar a su familia.

En cierto modo, Dan Rather es una muesca más que se pueden apuntar en la culata del revólver los blogs de EEUU. No es una descripción del todo correcta, pero puede encontrarse, de una forma u otra, en la mayoría de las necrológicas (profesionales) que han aparecido en la prensa:

In an interview yesterday, Mr. Rather said that he and Mr. Moonves believed that it was important that he make his announcement well before the forthcoming release of a report by an independent panel investigating the journalistic breakdowns that led CBS News to broadcast and then vigorously defend the National Guard news segment.

Rather fue fulminado por los bloggers de derechas, ahora eufóricos, después de presentar el programa 60 Minutes de la CBS en el que se hicieron públicos unos documentos que demostraban el trato de favor que disfrutó Bush en su privilegiada mili en la Guardia Nacional durante la guerra de Vietnam. Los documentos resultaron ser falsos y la CBS tardó casi dos semanas en confirmar las denuncias que los blogs airearon a lo largo de ese tiempo. La tipografía de la letra de los papeles reveló que no podían provenir de una máquina de escribir de los años sesenta, sino de un ordenador de nuestros días.

Muchas de las críticas que llovieron sobre Rather y la CBS eran obviamente interesadas. Procedían de los medios y blogs que sostienen que en EEUU la inmensa mayoría de los medios de comunicación forma parte de una conspiración izquierdista contra Bush y los conservadores. Esta supuesta conjura judeomasónica (judeo, sí, porque, aunque no se dice con todas las letras, está implícito en las denuncias el hecho de que muchos de estos medios son propiedad o están dirigidos por judíos de la Costa Este), está acusada de falsear la realidad para perjudicar a la derecha. El hecho de que los denunciantes sean tan partidistas y tendenciosos como los medios a los que acusan no es un detalle que les llame la atención.

Y sin embargo, lo que importa no es la identidad del denunciante, sino el contenido de la denuncia. Tanto la CBS como otros importantes medios de comunicación norteamericanos se han visto sacudidos en los últimos años por escándalos que han minado su credibilidad. En el caso, además, de los informativos de TV de las tres cadenas generalistas, la crisis coincide con un periodo de lenta decadencia con aspecto de ser irreversible.

La CBS decidió emitir el programa sobre el cómodo paso de Bush por la Guardia Nacional no mucho antes de las elecciones del 2 de noviembre. Versaba sobre algo conocido en EEUU, de lo que ya se había hablado cuatro años antes. La cercanía de los comicios no era motivo suficiente para dejar de dar la noticia, siempre, claro está, que la información fuera cierta en todos y cada uno de sus puntos.

Los documentos ofrecían un nuevo aspecto no confirmado hasta entonces: se demostraba por primera vez que Bush había desobedecido una orden expresa de un superior, lo que no es poca cosa si estás destinado en una unidad militar.

Cuando se sospechó, primero, y se confirmó después que los papeles eran una falsificación, todo el andamio del reportaje se vino abajo.

Por eso, Rather no puede alegar, y no lo ha hecho, que hayan sido los blogs los que le han derrocado con buenas o malas artes. Sólo puede culpar al equipo de 60 Minutes y a sí mismo, por haber permitido la difusión de un reportaje de un tema tan grave basándose en documentos falsos.

Los medios de comunicación, incluida la CBS, habrían exigido la dimisión de cualquier político que hubiera cometido un error similar. Aunque parezca mentira, se puede exigir el mismo grado de responsabilidad a los periodistas.

La lista de patinazos periodísticos ya es preocupante: Jayson Blair y sus reportajes inventados hasta la última letra en The New York Times ante las narices de sus jefes. Las crónicas llenas de situaciones y entrevistas inexistentes de Jack Kelley, el corresponsal de guerra más conocido del USA Today. La cobertura parcial y entregada a los intereses del Gobierno de Bush en la búsqueda de las armas de destrucción masiva iraquíes. Como decía no hace mucho Carl Bernstein (cosecha Watergate), los propios periodistas son los responsables de la mayoría de sus males.

La jubilación de Rather (que pretende seguir colaborando con el programa 60 Minutes) es uno de los capítulos de la lenta agonía de los informativos de TV en EEUU en las grandes cadenas. A diferencia de España, la competencia de los canales de noticias (CNN, Fox News, MSNBC...) y de los medios de Internet (incluidos los blogs) está contribuyendo a erosionar el liderazgo de la TV como fuente de información. Eso es especialmente cierto entre los jóvenes de menos de 35 años, que son además uno de los grupos de espectadores más atractivos para los anunciantes.

Nada simboliza mejor esta situación que la posición, antes sacrosanta, de los "anchormen" de las grandes cadenas, los presentadores más conocidos. En unos días, se retira Tom Brokaw (NBC), presentador del informativo líder con casi 11 millones de espectadores diarios. Ahora lo hace Dan Rather, cuyo programa lleva una década anclado en la tercera posición y perdiendo progresivamente audiencia (ahora tiene 7,5 millones diarios). Hubo un tiempo en que estos presentadores eran los sumos sacerdotes de la información. Ahora siguen teniendo audiencias millonarias, pero su posición ha perdido brillo e influencia.

La soberbia es uno de los grandes pecados de los grandes imperios periodísticos, también cuando están encarnados en una sola persona, como es el caso de estos presentadores. Su jubilación es el símbolo del fin de una era. No nos alegremos tan rápido:

On CNN Tuesday, Vanity Fair's Michael Wolff cast the departures of Rather and Brokaw as harbingers of a larger death, the death of network news. And the networks, Wolff said, are in fact happy about this, because Brokaw's and Rather's exits "hastens the day when (the networks) can get out of this business".

Como dice Wolff, es posible que las empresas televisivas aprovechen la desaparición de estos dinosaurios para deshacerse de forma progresiva de un contenido molesto y caro, los informativos, para sustituirlos por programas de más audiencia y con más gancho para los jóvenes y la publicidad. No me hagan dar ejemplos.

El candidato inesperado

El diario israelí Maariv contaba ayer que Maruan Barguti ha tomado la decisión de presentarse a las elecciones a la presidencia de la Autoridad Palestina que se celebrarán el 9 de enero. Citaba fuentes cercanas al dirigente de Fatah encarcelado en Israel con cinco cadenas perpetuas. Las declaraciones públicas de sus abogados y su mujer no han ido tan lejos. Sí han dicho que Barguti se lo está pensando, a pesar de que, oficialmente, Fatah y la OLP ya tienen un candidato: Abú Mazen.

No es conveniente entrar en análisis apresurados sobre las consecuencias de una noticia que aún no se ha producido. Si el anuncio se confirmara, la vieja guardia de la OLP estaría ante un dilema inesperado: mantener a un candidato no muy popular y enfrentarlo a una muy probable derrota en las urnas. En ese caso, se vería si Fatah es un partido que puede mantener la disciplina de sus bases o sólo un movimiento político en el que los dirigentes han perdido la confianza de sus seguidores.

En anteriores encuestas, y siempre por detrás de Arafat, Barguti ha ostentado la condición de segundo político palestino más popular. Abú Mazen, el histórico número dos de la OLP, no pasaba del dos o tres por ciento de apoyo.

La candidatura de Barguti sería todo un desafío a la vieja guardia de la OLP y a las estructuras políticas del movimiento palestino. Supondría el divorcio definitivo entre los políticos de siempre de la OLP y la generación de líderes que surgió de la primera intifada y que ahora tiene en torno a 40 años. Ya sólo por eso, es probable que Barguti no se atreva a dar ese paso, pero quién sabe. Habrá que esperar unos días.

24.11.04

A falta de Bush...

Atrios, uno de los bloggers progresistas de más éxito en EEUU (90.000 visitas diarias de media), está en Barcelona. Desconozco el motivo de la visita, pero podría estirarse un poco y reunirse con Zapatero. Así, el presidente podría decir que se ha entrevistado con una celebridad norteamericana. De momento, el otro ni le llama ni le escribe.

Con estas palabras, describe su llegada a España:

Well, I've arrived here in Barcelona. Free WiFi in the hotel room, so I won't be entirely absent. I plan to spend my time here learning about what it's like to live under the jackboot of socialism in a country which hates freedom, loves islamofascism, and embraces gay rights.

Or something like that.

Tranquilos. Está bromeando.

Los comentarios de los lectores están repletos de sugerencias gastronómicas. Por ejemplo:

Try to sedate yourself with a good Rioja, comrade. Red wine socialism beats red state capitalism every time.

Y valoraciones sobre España:

A nation hated by both the Islamic Taliban and the American Taliban.

So they must be doing something right!

23.11.04

Ben Hur en Faluya


Foto: Anja Niedringhaus, AP.

Soldados norteamericanos disfrazados de gladiadores matan el tiempo en las cercanías de Faluya. La foto es del 4 de noviembre (Vía BAGnews).

Estas fotos de marines recreando la carrera de cuádrigas de Ben Hur me hacen pensar que el Ejército norteamericano debería imponer el béisbol como único pasatiempo de los soldados.


Procesado

Un tribunal militar israelí ha ordenado el procesamiento del capitán que remató de varios disparos a una niña de 13 años en Gaza. Los hechos ocurrieron el 5 de octubre. El cadáver de la niña tenía 15 impactos de bala.

La investigación preliminar del Ejército se había limitado a retirarle de sus funciones por su incapacidad para dirigir su unidad, pero no le había imputado ningún delito por la muerte de Imán Al Hamás. El jefe del Ejército no encontró más motivos para castigar al oficial y el ministro de Defensa afirmó entonces públicamente que no podía creer que un mando militar se hubiera comportado de esa manera:

"I cannot believe that a company commander in the IDF could act in such a manner and I hope for the sake of Israel and the IDF that the findings stipulated in the investigation are final," Defense Minister Shaul Mofaz said on Channel 2's Meet the Press on Saturday.

El ministro puede ahora empezar a creérselo. En esta ocasión, el capitán ha sido procesado por cinco cargos, entre los que se encuentra utilizar su arma de forma ilegal, obstrucción a la justicia y conducta impropia de un oficial. Un programa de la televisión israelí emitió hace unos días la grabación de las comunicaciones internas de los militares, en la que se oía al oficial decir que había "verificado la muerte". Se trata de una expresión empleada por los soldados para confirmar que han acabado con un sospechoso. El tribunal ha dicho que la ley militar no incluye como delito esta práctica no autorizada, por lo que le han procesado por uso ilegal del arma. Según Haaretz:

He is not being charged with manslaughter (homicidio) since there is no evidence that R.'s bullets were those that killed the girl. The decision not to charge the other soldiers at the outpost was because they acted on the assumption that the suspicious figure was a terrorist and not a young girl. R. however, is heard in the tape specifically saying he shot "the girl," and had heard on the communications radio that the figure was a young girl.

La niña se dirigía a la escuela a las siete de la mañana y llevaba una mochila con los libros. Los soldados que le dispararon inicialmente dijeron después que creyeron que se acercaba a su puesto para colocar una bomba. Estaba a unos 70 metros de distancia.

Tanto en este caso como en el de la profanación de cadáveres de palestinos conocido hace unos días, la versión oficial del Ejército suele consistir en describir estos actos como hechos excepcionales que no son representativos de la conducta de los militares en los teritorios palestinos. Lo malo es que ha habido demasiados hechos excepcionales en los últimos cuatro años. Hay un patrón de conducta común, según el editorial del diario Haaretz:

The IDF spokesperson, in response to Yedioth Ahronoth, spoke about the fact that soldiers are operating in a "complex reality" - a phrase that betrays understanding for the soldiers' behavior. But this complex reality is in fact quite simple. For decades the IDF and the settlers have acted as they pleased in the territories, while the Palestinians' image as human beings with rights and with a face has gradually diminished. The process of dehumanization has reached a peak during the last four years, and certainly where there is no respect for human life, there can be no respect for the dead.

22.11.04

Represión en Irán

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) denuncia la represión que las autoridades de Irán están ejerciendo contra los periodistas. Ocho reporteros, la mayoría con experiencia en Internet, han sido detenidos desde septiembre. Con la arbitrariedad que caracteriza al sistema legal iraní, a muchos ni siquiera se les han comunicado los cargos:

Shamsolvaezin said the government has announced no formal charges against any of the journalists. A judiciary spokesman, he said, made vague accusations that the detained journalists had acted against national interests and were guilty of violating public morals.

Since April 2000, Iranian authorities have shuttered dozens of mostly pro-reformist newspapers, causing many journalists and readers to turn to the Internet as the last venue for independent reporting. But this fall, the government turned its repressive gaze toward the Web.

Stop Censoring Us informa regularmente de la campaña del Gobierno iraní contra la expresión de ideas y noticias a través de Internet.

Los Gobiernos que atacan la libertad de expresión no suelen reconocer límites a su obsesión ni admiten puntos de vista diferentes, tampoco cuando la discrepancia se limita a la geografía. Irán ha prohibido la venta de la revista National Geographic (y la entrada en el país de periodistas de la publicación) por llamar en un atlas "Arabian Gulf" a lo que en español conocemos como el Golfo Pérsico:

The Iranian culture ministry's head of foreign press affairs, Mohammad Hossein Khoshvaght, said the ban would stay in place until National Geographic "corrects its error".

"We have asked the foreign ministry to make a complaint. We will not accept the use of the false term 'Arabian Gulf', which is contrary to United Nations documents. We will act against any media using this term," he warned.

No es cierto que National Geographic esté empeñada en cambiar el nombre tradicional del Golfo. En su atlas, mantiene el término de Golfo Pérsico, pero coloca entre paréntesis el otro nombre y explica por qué:

We included "Arabian Gulf," in parentheses, as a secondary or alternate name on the atlas plates that show the gulf at the largest, most detailed scale. That's because we recognize that some countries and organizations use "Arabian Gulf" as their official or preferred name.

We do, and will continue, to recognize "Persian Gulf" as the primary name. But we want people searching for "Arabian Gulf" to be able to find what they're looking for and not to confuse it with the nearby Arabian Sea.

Un disparo en la mezquita

El periodista y blogger Kevin Sites ha publicado en su blog el relato completo de lo que ocurrió en el interior de la mezquita de Faluya cuando un marine remató de un disparo a un iraquí herido.

Sites ya había estado en esa misma mezquita el día anterior. Los soldados habían detenido entonces a varios combatientes iraquíes, les habían curado sus heridas y los habían dejado allí a la espera de su posterior evacuación de la zona. Al día siguiente, escuchan por radio que hay insurgentes disparando desde el edificio. Al llegar a la mezquita, Sites oye unos disparos que proceden del interior y descubre que otros marines ya están dentro:

Immediately after going in, I see the same black plastic body bags spread around the mosque. The dead from the day before. But more surprising, I see the same five men that were wounded from Friday as well. It appears that one of them is now dead and three are bleeding to death from new gunshot wounds. The fifth is partially covered by a blanket and is in the same place and condition he was in on Friday, near a column. He has not been shot again. I look closely at both the dead and the wounded. There don't appear to be any weapons anywhere.

Sites comunica lo que sabe a un teniente, entra en la mezquita y comienza a grabar. Escucha a uno de los marines decir que uno de los iraquíes finge estar muerto. El periodista espera que los soldados registren a los ocupantes para confirmar que no son una amenaza, pero uno de ellos dispara:

While I continue to tape, a Marine walks up to the other two bodies about fifteen feet away, but also lying against the same back wall.

Then I hear him say this about one of the men:

"He's fucking faking he's dead -- he's faking he's fucking dead."

Through my viewfinder I can see him raise the muzzle of his rifle in the direction of the wounded Iraqi. There are no sudden movements, no reaching or lunging.

However, the Marine could legitimately believe the man poses some kind of danger. Maybe he's going to cover him while another Marine searches for weapons.

Instead, he pulls the trigger. There is a small splatter against the back wall and the man's leg slumps down.

"Well he's dead now," says another Marine in the background.

Sites queda paralizado. Cuando ve que los marines se acercan a los otros heridos, se apresura a contarles lo que previamente ha explicado al teniente. Es entonces cuando el marine que ha rematado al herido se da cuenta de que hay un periodista con una cámara dentro de la habitación. Sea por lo que acaba de escuchar o porque es consciente de que su acción ha quedado registrada en vídeo, su actitud cambia por completo:

For a moment, I'm paralyzed still taping with the old man in the foreground. I get up after a beat and tell the Marines again, what I had told the lieutenant -- that this man -- all of these wounded men -- were the same ones from yesterday. That they had been disarmed treated and left here.

At that point the Marine who fired the shot became aware that I was in the room. He came up to me and said, "I didn't know sir-I didn't know." The anger that seemed present just moments before turned to fear and dread.

Sites ha escrito su relato en forma de carta abierta a los miembros de la unidad de marines con la que está empotrado. Dice que ha recibido amenazas y que no tiene ninguna intención de convertirse en un portavoz contra la guerra. Sencillamente, su trabajo consiste en relatar lo que ve:

In war, as in life, there are plenty of opportunities to see the full spectrum of good and evil that people are capable of. As journalists, it is our job is to report both -- though neither may be fully representative of those people on whom we're reporting. For example, acts of selfless heroism are likely to be as unique to a group as the darker deeds. But our coverage of these unique events, combined with the larger perspective - will allow the truth of that situation, in all of its complexities, to begin to emerge. That doesn't make the decision to report events like this one any easier. It has, for me, led to an agonizing struggle -- the proverbial long, dark night of the soul.

El periodista freelance que ahora trabaja para la cadena NBC ha optado por ser muy cuidadoso en su descripción y no da por hecha ninguna conclusión. Los disparos que oye antes de entrar en la mezquita sugieren que los marines dispararon contra otros heridos, pero Sites prefiere no aventurar nada. Tampoco sabe con claridad qué información recibieron esos marines sobre lo que ocurría en el interior de la mezquita. Lo que sí queda claro es que el iraquí que fue rematado ante la cámara de Sites no suponía ninguna amenaza para los soldados.

El rastro de Zarqawi


Y en Faluya, dos periodistas tienen la oportunidad de ver lo que queda de las cámaras de la muerte de Al Zarqawi.

21.11.04

Cadáveres

Esta vez son cadáveres. El Ejército israelí está investigando la profanación de los cuerpos de palestinos cometida por un grupo de soldados. La denuncia ha aparecido en el periódico israelí de mayor difusión, Yedioth Ahronot, acompañada por fotografías que impiden cualquier desmentido. Al igual que en Abú Ghraib, los soldados mostraron sus trofeos ante la cámara de fotos. A la vuelta de sus destinos en los territorios palestinos, enseñaban las imágenes a sus amigos y compañeros. Podrían haberse hecho un collar de orejas, pero las fotos tienen un aspecto menos desagradable.

Un acto tan degradante es excepcional por sus propias características. Los que lo llevan a cabo son siempre una minoría. La aberración permite la excusa moral perfecta: ellos no representan al Ejército israelí, la inmensa mayoría de los soldados no se comportan así.

Hubo un tiempo en que actos como éstos hubieran sido impensables. Ahora ya no. En los últimos cuatro años, se ha producido un deterioro progresivo del comportamiento del Ejército. El alto mando militar acepta como algo inevitable que mueran civiles palestinos en las operaciones militares. Los abusos no son castigados, a veces ni siquiera son investigados.

Cuando los generales deciden disparar un misil contra el coche en el que viaja un dirigente de Hamás y mueren tres, cinco o quince civiles, los soldados contemplan con atención la reacción de sus superiores. Ven que no hay críticas ni censuras, no hay tragedia, sino la constatación de que se trata del precio que hay que pagar para acabar con los terroristas. Si acaso, la culpa es del terrorista por circular por la calle en un coche o residir en una ciudad. Si tuviera un mínimo de sensibilidad, viviría en una tienda de campaña en campo abierto para que se le pudiera matar con más limpieza.

Los soldados toman nota y obran en consecuencia. Cuando alguien fotografía sus fechorías, es porque está convencido de que saldrá impune.

Los generales tienen menos estómago y se manchan menos las manos que los soldados. Es seguro que ahora estarán horrorizados al ver las fotos de sus héroes enarbolando restos humanos. Los soldados implicados no entenderán nada. ¿No se puede jugar con unos cadáveres y sí se puede matarles, aunque sean civiles, cuando están vivos? Al menos, los primeros no se quejan.

Ensañarse con los muertos del enemigo es una típica muestra de racismo. No son enemigos hasta la muerte, sino más allá de la muerte. Hay otros ejemplos similares. Mejor me ahorro enumerarlos.

¿Cambios? ¿Qué cambios?

La primera ronda de relevos en el Gobierno norteamericano comienza a dejar claro que la tan comentada rectificación de rumbo del segundo mandato de George Bush es sólo una quimera. Los nombramientos tienen una constante. Los asesores del presidente en la Casa Blanca han ocupado la mayoría de los cargos vacantes. Bush está tan satisfecho con su gestión desde el 2000 que piensa aplicarla con más decisión a partir del próximo 20 de enero.

El caso más relevante es el de Condoleezza Rice y su llegada al Departamento de Estado. Se acabó el contrapeso moderado de Colin Powell. La Casa Blanca tendrá un brazo ejecutor directo, dispuesto a cuadrarse ante las órdenes del jefe.

El último editorial de la revista The New Republic lo deja claro en dos frases:

Pero el nombramiento de Rice es un dato revelador del próximo mandato. Revela una Administración que ha interpretado su victoria electoral como la prueba de que su política ha sido un éxito objetivo, y que cree que el mayor problema del primer mandato fue una excesiva apertura a puntos de vistas diferentes.

Irak, Irán, Corea del Norte, la guerra contra Al Qaeda, las relaciones con Europa, el conflicto entre israelíes y palestinos... No parece que la Casa Blanca haya cerrado con sobresaliente los distintos frentes abiertos en los últimos cuatro años. Sólo en el caso de las relaciones con China, se aprecia una mejora clara y contrastada respecto a la situación que había al comienzo del primer mandato de Bush.

Esta Administración no premia la competencia, sino, por encima de todo, la lealtad. Cuando el secretario de Finanzas, Paul O?Neill, demostró que no era un creyente convencido de la política de recortes fiscales masivos, recibió el encargo de dimitir. Cuando el jefe del Ejército de Tierra predijo que se necesitarían centenares de miles de soldados para asegurar la estabilidad de la postguerra iraquí, se adelantó su paso a retiro.

Los que traen malas noticias, los que no creen con el fervor del convencido, terminan cruzando la puerta de salida. Si los errores se cometen por ejecutar con demasiada pasión las órdenes de la Casa Blanca (Abú Ghraib, las pruebas falsas sobre el arsenal iraquí), siempre son perdonados.

Unos días después de la victoria de Bush, una redactora de Informativos Telecinco escribió que el Gobierno español creía que era la Administración de EEUU la que debía rectificar con vistas a una mejora de las relaciones con España y otros países europeos. Ante tamaña chulería o desatino, le pregunté de dónde había sacado algo así. Evidentemente, no se lo había inventado. El comentario procedía de unas declaraciones de Caldera, el ministro de Trabajo.

Lo tienen claro.

Condoleezza

¿De dónde demonios sacaron los padres de Condoleezza Rice el nombre de su hija? De la música y del italiano. "Con dolcezza"es un término musical que en italiano quiere decir tocar "con dulzura". Es de suponer que Rice lo haya aplicado a
la música, sabe tocar el piano, pero es improbable que lo haya empleado nunca en política exterior.

Un antiguo antepasado de la familia, por el lado materno, fue un italiano que emigró a EEUU y que compró esclavos. Los antepasados de Rice, por el lado paterno, fueron esclavos.

19.11.04

Recuento de cadáveres

El estudio publicado en la revista The Lancet que revelaba la existencia de 100.000 muertos en Irak desde el inicio de la invasión por EEUU y el Reino Unido fue recibido con amplias dosis de escepticismo en los medios de comunicación norteamericanos. Al mismo tiempo, la cifra recibió una gran cobertura en la prensa europea, lo que incluyó algunos errores, como decir que todas esas víctimas habían muerto por razones relacionadas directamente con la guerra o los atentados.

El estudio fue difundido pocos días antes de las elecciones presidenciales. Muchos consideraron que la coincidencia era demasiado sospechosa. La propia metodología del informe planteaba algunas dudas. No se basaba en ningún recuento, sino en una estimación basada en entrevistas realizadas en algunas zonas de Irak. Incluso algunas organizaciones de derechos humanos mostraron su escepticismo ante las conclusiones.

En este artículo de un diario de Baltimore, nos cuentan algunas de las claves del estudio que no han sido bien entendidas. Sus autores nunca pretendieron dar una cifra exacta, ya que eso es imposible. Se trata de sólo una estimación, basada en el principio de que todas las personas recuerdan con bastante precisión las fechas y las causas de las muertes producidas en su entorno más cercano.

Una vez más, hay que insistir en que el informe no habla sólo de víctimas de guerra o de actos violentos. Se trata de muertes producidas en un periodo que coincide con el inicio de la guerra, y que también pueden deberse a la delincuencia común o las enfermedades:

The study, which was carried out over four weeks by a team of seven medical researchers in Iraq, did not say that U.S. soldiers killed 100,000 noncombatants. It said that 100,000 excess deaths occurred since the start of the ground war. That counts the people shot or buried under rubble ?and it also counts the people who died of malnutrition or starvation, who became sick and died from drinking polluted water, and people who died from all other causes directly and indirectly related to the war, including the skyrocketing crime rate.

Uno de los autores del estudio empleó una metodología similar al calcular la cifra de víctimas en la guerra civil del Congo (1.700.000 muertes), sin que entonces el veredicto provocara ninguna polémica.

El artículo incluye una referencia a otro estudio del que no había oído hablar. Esta vez se trata de un informe realizado por el Ejército norteamericano, aunque con otro fin. El texto, aparecido en otra publicación científica, incluía las respuestas de soldados a los que se preguntó cuántas bajas habían causado y si habían matado a iraquíes a los que se pudiera identificar como población civil:

Of 1,650 or so soldiers and Marines in Iraq surveyed, more than 900 claimed kills of at least one "enemy combatant". Remarkably, more than 330 reported that they had been "responsible for the death of a noncombatant".

Writing for The Nation magazine, reporter Jefferson Morely extrapolated those numbers to the ground-combat units in Iraq, concluding that ground-combat troops alone would have been responsible for at least 13,881 civilian deaths so far.

El Ejército norteamericano se niega a hacer ningún tipo de recuento de las muertes civiles en sus operaciones militares. Por razones políticas, en la operación de Faluya sí ha calculado las bajas entre los insurgentes (unos 1.200 muertos, se ha dicho) para reforzar la idea de que la ocupación de la ciudad ha sido un gran éxito.

Algunas ONGs sí realizan una estimación basada en datos concretos aparecidos en medios de comunicación. Iraq Body Count calcula que ya han muerto entre 14.453 y 16.603 civiles, aunque admite que la cifra real es mucho mayor. Evidentemente, miles de muertes por enfermedades, delincuencia común y operaciones militares no aparecen en los periódicos.

El interrogador

Michael Koubi trabajó 21 años en el Shin Bet, el servicio de espionaje e información que opera dentro de Israel y los territorios palestinos. Desde 1987 hasta 1993, fue el jefe de interrogatorios. Alega que con el tiempo suficiente puede hacer hablar a cualquiera, sin necesidad de emplear torturas. Esta es la respuesta que da, en una entrevista con New Scientist, (vía Boing Boing) a una pregunta sobre lo que pudo ocurrir en Abú Ghraib.

What do you make of the torture and abuse that took place in Abu Ghraib prison in Iraq?

I don't want to judge the Americans. In Gaza we have one security person for every 1000 people. In Iraq they have one for every 100,000. They have no information or intelligence on their detainees. Information is the beginning of interrogation, and if there is none, if there is no language between you and the detainee, sometimes you will use more power. That I presume is what happened in Abu Ghraib.

Querido agente de la CIA:

Otra buena razón de la existencia de los blogs. War and Piece nos permite leer el texto completo de la carta que el director de la CIA, Porter Goss, ha enviado al personal de la agencia. El NYT y el WP informaron hace unos días de su contenido. Ahora podemos apreciar en detalle cómo el ex congresista del Partido Republicano está apretando las tuercas a los integrantes de la CIA para que se conviertan en unos leales soldados de George Bush.

Un párrafo llama especialmente la atención:

I also intend to clarify beyond doubt the rules of the road. We support the Administration and its policies in our work. As Agency employees we do not identify with, support, or champion opposition to the Administration or its policies. We provide the intelligence as we see it - and let the facts alone speak to the policymaker.

Como si no hicieron otra cosa en los meses anteriores a la invasión de Irak. Dieron argumentos sobre la presencia de unas armas inexistentes a la Casa Blanca para que convenciera al Congreso y a la opinión pública norteamericana sobre la necesidad imperiosa de invadir Irak. Pero hubo filtraciones sobre algunos puntos de vistas divergentes y eso molestó mucho al Gobierno de Bush y a sus partidarios en los medios de comunicación.

Que no se vuelva a repetir.

18.11.04

Luces, cámara, acción

El asesinato de Margaret Hassan vuelve a poner sobre la mesa el tratamiento por los medios de comunicación de los secuestros en Irak. Al Jazeera ha decidido no difundir las imágenes de su muerte. Hasta el momento, ninguna agencia ha tenido acceso a esa cinta y, por lo tanto, las televisiones no se han visto en la tesitura de decidir cuántos segundos pueden emitir de su muerte.

El debate no parece estar en el si (se utilizan las imágenes) sino en el cómo, o en el cuánto. Los medios no se atreven a decretar un apagón que no sería informativo, sino tan sólo visual. Y mientras tanto, se extiende la idea de que esas cintas de vídeo son el arma más efectiva con que cuenta el grupo terrorista de Al Zarqawi.

No hemos visto morir a Margaret Hassan, pero sí la vimos implorar por su vida. Al igual que en el caso de Ed Begley, sólo la sangre echa para atrás a los periodistas de televisión. Cuando un rehén aparece suplicando por su vida, cuando pide a su Gobierno que acepte las exigencias de los secuestradores, se considera que esas imágenes son emitibles. Y en esos casos, no se desperdicia ningún segundo.

Michael Ignatieff es uno de esos periodistas que sabe ir más allá de lo evidente, de lo que tenemos ante los ojos, para explicarnos cuáles son las consecuencias, a veces hasta morales, de nuestros actos. Lo vuelve hacer esta semana en el NYT, The Terrorist as Auteur, en un texto de obligada lectura para periodistas:

Thinking about this is hard. We know we are trapped in a vortex, but we do not even understand the churn that is dragging us down. All we see clearly is our own coarsening complicity. TV news editors still screen the worst moments out, but over the past 25 years, they have spared us less and less: now we see actual human beings begging for their lives. This is terrorism as pornography, and it acts like pornography: at first making audiences feel curious and aroused, despite themselves, then ashamed, possibly degraded and finally, perhaps, just indifferent. The audience for this vileness is global. A Dutchman who runs a violent and sexually explicit Web site that posts beheadings notes, in his inimitable words, that "during times of tragic events like beheadings," his site, which usually gets 200,000 visitors a day, gets up to 750,000 hits.

En esta época que vivimos en la que se confunde con demasiada facilidad al autor con el cómplice, resultaría cómodo colocar en el mismo plano moral al asesino de Margaret Hassan con alguna de esas 750.000 personas que por todo el mundo pueden estar ahora buscando las imágenes de su decapitación en esa web holandesa. No serviría de nada, excepto para dar rienda suelta a ese pequeño censor que todos llevamos dentro.

Sin embargo, conviene no olvidar que las imágenes se ruedan y se preparan para ser vistas. Y eso también ocurre en el caso de los asesinatos de rehenes en Irak. Como cuenta Ignatieff, cada detalle se prepara con esmero:

We now have the terrorist as film director. One man taken hostage recently in Iraq described, once released, how carefully his own appearance on video was staged, with the terrorists animatedly framing the shot: where the guns would point, what the backdrop should be, where he should kneel, what he should be scripted to say.

Hay algo en lo que los atentados de Irak no aportan nada nuevo a la historia del terrorismo. Los terroristas no aspiran a vencer por sí mismos, pretenden que sean otros los que les concedan la victoria. ¿Cómo pueden hacerlo? Imitándoles. Ellos tienden una fina telaraña y esperan que la presa entre en el juego.

Ignatieff cierra el artículo con una obviedad que no por repetida deja de ser necesaria. Al Zarqawi quiere que los norteamericanos se vayan de Irak, pero no es ésa la única victoria a la que aspira. Cree que saldrá ganando con independencia de la decisión que adopten sus enemigos:

But his calculation is that either way, he cannot lose. If we remain (in Iraq), he has also bet -- and Abu Ghraib confirms how perceptive he was -- that we will help him drive us into ignominious defeat by becoming as barbarous as he is. He is trailing the videos as an ultimate kind of moral temptation, an ethical trap into which he is hoping we will fall. Everything is permitted, he is saying. If you wish to beat me, you will have to join me. Every terrorist hopes, ultimately, that his opponent will become his brother in infamy. If we succumb to this temptation, he will have won. He has, however, forgotten that the choice always remains ours, not his.

17.11.04

Powell y los periodistas

Otra razón más para lamentar la dimisión de Colin Powell (No, no me refiero al hecho de que su sucesora no tiene novio y de que si lo tuviera, quizá no tendría ganas de destruir el mundo. Al menos, eso es lo que piensa un humorista).

A diferencia de sus compañeros de Gobierno y de los políticos de otros países, incluido el nuestro, Colin Powell sí cree en la libertad de prensa. Incluso cuando los periodistas le vuelven loco con sus errores:

And the Fourth Estate really isn't identified particularly in the Constitution except in the First Amendment: speech or the right of the people to peacefully assemble will not abridged, will not be restricted in any way. People are supposed to be able to come out and shout and scream at their government.

Hopefully, they won't do it too often and hopefully they won't do it to me too often, but they do. And it's sometimes quite annoying. It sometimes makes my life miserable. Very often, it's dead-on and then I'm embarrassed. Very often, it's totally wrong and then I'm just mad. But the best thing about being mad is you get over it and you get mad and you read a paper and you throw it across the room, you get your remote, you start clicking for some -- you know, get me Judge Judy. I don't want to watch this any more, you know. (Laughter.) I've had enough of these guys.

And so, you get annoyed. But I have been around a lot of years and I get over my annoyance quickly because I understand that is the nature of our system. You must have a free press that screams and hollers and makes your life miserable. You all know the famous expression to -- you know, to take care of the oppressed and to go after those who are afflicting the oppressed; to comfort the afflicted and to go after those who are doing the affliction, that's part of a free press.


Ana, siempre Ana

Su amor platónico estaba ayer mucho más guerrera que el general que tanto le atraía. En la FAES, nada menos. Ana Palacio:

Reagan y Thatcher fueron tan impopulares como Bush, pero la historia demostró que tenían razón. La libertad está amenazada hoy tanto como ayer. Sólo hemos sustituido los ejércitos rojos por los terroristas.


La historia absolverá a Ana Palacio. Lo que no sé es cómo.

La mukata de Oleiros



La España profunda, esta vez en versión revolucionaria, también sabe emplear las tecnologías más modernas. El Ayuntamiento gallego de Oleiros ha conseguido titulares en España e Israel gracias a unos paneles luminosos con insultos a Sharon. Le llama bestia y nazi. Es el mismo Ayuntamiento que puso a la venta con gran éxito unas camisetas en las que la bandera de EEUU aparecía impresa en un rollo de papel higiénico. Finos analistas.

El embajador israelí en España ha reaccionado airado (es la condición natural de los diplomáticos de su país, siempre a la caza de conspiraciones antisemitas). Los representantes de otros Estados tienen que pasarse la vida en cócteles y aburridas reuniones. Los israelíes tienen la mano rota de tantos puñetazos que pegan en la mesa.

El alcalde de Oleiros no cabe en sí de gozo. La visita a la web del Ayuntamiento revela hasta qué punto el pueblo se le queda pequeño. Y como si fuera un jefe de Estado, agradece por escrito las muestras de apoyo recibidas: "García Seoane agradece los miles de gestos solidarios que recibió hoy desde todas partes del mundo".

Como los grandes estadistas internacionales, el alcalde es muy consciente de la importancia de sus actos y, por eso, ha decidido suspender la venta de camisetas en las que aparece Sharon con cuerpo de bestia y devorando a unos niños. Lo hace porque lo pide el Gobierno. Pobre Moratinos. No tiene bastante con reparar las relaciones entre España y EEUU. Ahora también tiene que salir al paso de los aires de grandeza de un alcalde.

Oleiros, Washington, Londres. Las grandes capitales del mundo.

El humor de Peres

De vuelta a Madrid, empecemos con algo de humor (negro). Había terminado un homenaje al ex primer ministro Isaac Rabin, y Simón Peres se dirigía al lugar en el que estaba aparcado su coche, junto a la presidenta del grupo parlamentario laborista, Dalia Itzik. Como es normal desde el asesinato de Rabin, a Peres le rodeaba un alto número de guardaespaldas. Peres le dijo a Itzik que se adelantara unos metros. "Si alguien dispara, es mejor que te den a ti que a mí", le explicó. Los escoltas contuvieron a duras penas las risas.

A Itzik no le hizo mucha gracia y protestó. Siempre me dices que soy un caballero, explicó Peres. Esto es para que veas que también puedo comportarme como un israelí.

15.11.04

No le echaran de menos

Desde Jerusalen:
Colin Powell ha anunciado hace unas horas su dimision. Los neoconservadores que promovieron la guerra de Irak y que veneran el suelo que pisa Sharon estaran de enhorabuena.

En varias capitales de Oriente Medio, no le echaran de menos, ni siquiera en Jerusalen, aunque en ciertos puestos sensibles, los que llegan despues siempre terminan mejorando tu reputacion. En los ultimos 18 meses, con la Administracion norteamericana centrada logicamente en el avispero de Irak, Powell ha brillado por su ausencia en el conflicto entre israelies y palestinos. En otras epocas, los secretarios de Estado de EEUU solian tener una habitacion reservada de forma casi permanente en el hotel King David de Jerusalen. La suite de Powell ha estado tanto tiempo vacia que supongo la habran ofrecido a otros clientes para no perder dinero.

Quiza resulte excesivo cargar las culpas sobre Powell. Se ha limitado a aplicar la politica de George Bush, que aposto desde el primer momento por dejar las manos libres al Gobierno israeli y congelar los contactos con los palestinos hasta la desaparicion de Arafat. Hoy el ministro palestino Saeb Erekat ha despedido con elogios a Colin Powell. Supongo que sera porque les trato con respeto en los pocos contactos que tuvo con la Autoridad Palestina. Y poco mas.

Pocas veces un secretario de Estado norteamericano ha sido tan irrelevante en este conflicto. Es cierto que en el comienzo de su gestion, nombro a su viejo amigo, el ex general de marines Anthony Zinni, como enviado especial a la zona. Mas tarde, Zinni abandono el puesto y empezo a desarrollar una abierta aversion por la politica de la Casa Blanca en Oriente Medio. Tras su salida, nadie le sustituyo.

Powell tuvo un papel relevante en la formacion de la llamada hoja de ruta. Pero cuando tanto Arafat como Sharon incumplieron las promesas realizadas, el Departamento de Estado ni se inmuto. Pocas veces, un boceto de plan de paz tuvo una vigencia tan escasa.

El momento cumbre de Colin Powell en su cargo fue al mismo tiempo el mas penoso. El secretario de Estado fue el encargado por la Casa Blanca para presentar ante el Consejo de Seguridad de la ONU las pruebas que revelaban la existencia de armas de destruccion masiva en Irak. Bush estaba convencido de que la credibilidad con la que cuenta Powell en la sociedad norteamericana, incluidos los medios de comunicacion progresistas, seria un aval de peso.

No estaba equivocado. Al dia siguiente, los editoriales de The New York Times y The Washington Post se derretian en elogios. No hay que insistir mucho en el valor de las pruebas aportadas por Powell. Nunca antes un secretario de Estado habia contado tantas mentiras, exageraciones y bulos ante un foro tan distinguido. Fue la CIA la que aporto las pruebas y Powell quien dio la cara.

La identidad del sustituto es (quiza con la permanencia, o no, de Rumsfeld en el Pentagono) la decision mas importante que afronta Bush en el periodo que culminara el 20 de enero con el inicio de su segundo mandato. Las quinielas de las ultimas semanas apuntan a tres nombres:

Condoleezaa Rice. La actual consejera de seguridad nacional tendria un perfil publico aun mas reducido que el de Powell. Su gran ventaja es que cuenta con la confianza absoluta del presidente. Su punto flaco es que no se le conocen muchas ideas propias, ya que hasta ahora ha aplicado a rajatabla el nombre de su cargo y se ha limitado a asesorar a Bush. Es experta en la Union Sovietica, lo que, por ejemplo, le permitira tener conversaciones en ruso con Abu Mazen. Algunos periodicos de EEUU tambien la consideran candidata al Departamento de Defensa.

John Danforth. El actual embajador de EEUU en la ONU es un conservador no extremista que podria ser un contrapunto moderado frente a los halcones del Pentagono. Es un reverendo protestante, lo que le permitira interpretar con facilidad los designios de Dios (cuando se los cuente Bush, que es quien tiene hilo directo con el Altisimo).

Paul Wolfowitz. El Armagedon estaria mas cerca con Wolfowitz en Estado. Bueno, quiza no tanto. Es el arquitecto intelectual de la invasion de Irak y un convencido de que el derrocamiento de Sadam iba a inaugurar una era de democracia liberal en Bagdad, y por extension en todo Oriente Medio. Tambien estaba seguro de que los iraquies recibirian con los brazos abiertos a las tropas norteamericanas y que Irak podria costear con facilidad su propia reconstruccion. Todo un adivino. Cuenta con una amplia experiencia academica en la universidad, lo que demuestra que leer muchos libros no siempre tiene consecuencias positivas en el intelecto. Fue embajador de EEUU en Indonesia. Siempre ha sido un gran partidario del Likud. En una ocasion, en un discurso ante una organizacion judia norteamericana, hablo en terminos generales del sufrimiento de los palestinos y de la posibilidad de que en el futuro existiera un Estado palestino. Se llevo un buen abucheo.

No hay que ser un genio para saber que Israel recibiria con una gran sonrisa el nombramiento de Wolfowitz. Y en Paris, Madrid y Berlin, aumentaria de forma exponencial el consumo de analgesicos.

Nota: Lo de la falta de acentos es aun mas grosero que las dotes adivinatorias de Wolfowitz.

Abu Mazen: primer aviso

Desde Jerusalen:
Abu Mazen y la OLP han desmentido que el tiroteo de ayer en Gaza fuera un intento de asesinato contra el futuro candidato a la presidencia palestina. Algunos dicen que todo fue producto de la confusion y de la pasion del momento. Otros apelan al caos que se ha vivido en Gaza en los ultimos meses para entender este tipo de incidentes. Como es habitual con los politicos, tambien echan la culpa a los periodistas, en esta ocasion a Al Jazeera por apresurarse a informar del atentado frustrado.

No parecen que sean desmentidos muy convincentes. Los dirigentes palestinos necesitan de forma desesperada dar una imagen de unidad, pero no pueden ocultar las profundas divergencias que existen entre ellos y la calle. Probablemente, los agresores de anoche no pretendian asesinar a Abu Mazen y a su principal aliado en Gaza, el ex ministro Mohamed Dahlan. Creo que su objetivo era intimidar a Abu Mazen y lanzarle el primer aviso: no te queremos en Gaza porque no estamos dispuestos a poner fin a los atentados de la intifada.

Los agresores han sido identificados como miembros de las Brigadas de Martires de Al Aqsa (ahora han tomado el nombre de Brigadas de Abu Ammar, por Arafat). Estos grupos de jovenes radicales que no reconocen a mas lider que al encarcelado Maruan Barguti, quieren continuar con la intifada hasta el fin de la ocupacion israeli. Abu Mazen esta convencido de que la violencia hace imposible ahora cualquier negociacion con Israel y EEUU, y por eso es contraproducente para los intereses palestinos.

La vieja guardia de la OLP es tan diversa como el movimiento palestino. Es casi seguro que apoyara a Abu Mazen para las elecciones con las que se sustituira a Arafat. El futuro presidente palestino no tiene madera de lider, no es muy conocido ni valorado por la opinion publica, ni desde luego cuenta con apoyos entre los grupos mas radicales. Casi siempre vivio bajo la sombra de Arafat, y cuando tuvo discrepancias con el, lo que ocurria con una cierta frecuencia, preferia apartarse y no dar la batalla. Aunque mantuviera los cargos oficiales, en esos momentos de discordia no tenia ningun inconveniente en desaparecer del mapa, volverse a su casa y dejar que pasara el tiempo.

Ahora ya no puede hacer eso. Tiene que empezar a ganarse los apoyos de la calle y de una circunscripcion muy particular: los jefes de las distintas fuerzas de seguridad palestinas. Durante los pocos meses en los que Abu Mazen fue el primer ministro, intento centralizar el control de estas fuerzas uniformadas. Arafat se ocupo de pararle los pies. Tuvo que aceptar que Dahlan fuera el ministro de Seguridad, pero no permitio que controlara a las distintas policias.

Abu Mazen continuara desde el poder con su plan de unificar las fuerzas de seguridad para que no esten bajo el control de clanes familiares o grupos politicos. No podra hacerlo con la simple autoridad de su cargo. Tendra que convencer a los mandos policiales con el argumento de que solo asi aumentara la seguridad y, en un segundo paso, solo asi se podran arrancar concesiones a Israel en unas hipoteticas negociaciones.

En cierto modo, y como cuando dirigio brevemente el Gobierno, Abu Mazen vuelve a estar en manos de Sharon. Si el primer ministro israeli no encuentra motivos para aliviar la situacion humanitaria de Cisjordania, su nuevo adversario no tendra nada tangible que ofrecer a su gente. La respuesta popular consistira en proseguir con la intifada en su vertiente mas violenta, aunque esta opcion solo consiga empeorar la situacion.

14.11.04

Tiroteo en Gaza

Desde Jerusalen:
A solo 48 horas del entierro de Arafat se ha producido el primer acontecimiento que pone en duda las posibilidades del liderazgo palestino de organizar una pacifica transicion. Dos personas han muerto hoy en Gaza en un tiroteo que ha tenido lugar en una tienda de duelo cuando el candidato de Fatah a la sucesion de Arafat, el ex primer ministro Abu Mazen, recibia las condolencias por la muerte del presidente palestino. Un grupo de encapuchados armados ha entrado en la tienda disparando al aire e insultando a Abu Mazen y a su aliado: el ex ministro Mohamed Dahlan.

Los guardaespaldas de Abu Mazen le han tirado al suelo para protegerle de un posible intento de asesinato y han abierto fuego contra los agresores. Algunas informaciones, todavia confusas, cuentan que se trataba de miembros de las fuerzas de seguridad que dirige Moussa Arafat, enemigo declarado de Dahlan. Esta identificacion hay que tomarla con cautela.

Unas horas antes, el comite central de Fatah ha eligido a Abu Mazen candidato a la presidencia de la Autoridad Palestina, lo que automaticamente le convierte en el favorito para las elecciones que se celebran en enero del 2005. Llama la atencion que se hayan dado tanta prisa cuando ni siquiera se han cumplido los tradicionales tres dias de duelo, que ademas en estas fechas coinciden con los tres dias festivos posteriores al fin del Ramadan.

No estaba previsto y parece proceder del susto que ha recibido la vieja guardia de la OLP al escuchar que el encarcelado lider de Fatah, Maruan Barguti, no descartaba presentarse a las elecciones. Ni estaba confirmado ni Barguti ha hecho ningun anuncio oficial a traves de sus abogados. Las noticias o especulaciones han servido para adelantar la candidatura de Abu Mazen.

Volviendo al tiroteo de Gaza, los dirigentes palestinos han intentado acallar los temores a un enfrentamiento armado entre facciones palestinas. Ya han dicho que se ha tratado de una confusion provocada por el exceso de celo de los guardaespaldas y los nervios de los asistentes al duelo. Los desmentidos suenan mas falsos que un duro de madera. Los agresores lanzaron gritos contra Abu Mazen y Dahlan a los que llamaron "agentes de los americanos", un apelativo que Dahlan ha recibido en varias ocasiones y que oiremos mucho antes de los comicios.

El incidente dice mucho de lo que podria haber ocurrido si el entierro de Arafat se hubiera trasladado a Gaza, como pretendia el Gobierno de Sharon. Gaza esta infestada de grupos armados, varios dirigentes de la OLP se la tienen jurada entre ellos y las acusaciones de corrupcion forman parte del menu politico cotidiano. A pesar de las imagenes que vimos del entierro de Ramala, en menos de dos horas despues la explanada habia quedado vacia y la gente volvia a sus casas. Dudo mucho de que la jornada hubiera sido tan pacifica en Gaza.

Los limites de la violencia

Desde Jerusalen:
No hay nada como hacer reporterismo con una cerveza en la mano. No suena muy serio, pero sirve para enterarse de ciertas cosas. Por ejemplo, en Jerusalen es util para constatar que la estrategia de los atentados suicidas ha terminado siendo una estrategia suicida para los intereses palestinos. Los bares y restaurantes de Jerusalen, una ciudad no muy conocida por su ambiente nocturno, vuelven a estar repletos de gente.

Las medidas de seguridad continuan siendo evidentes. Cada local nocturno cuenta con un joven que pasa el detector de metales manual a cada visitante y revisa los bolsos de las chicas. Los camareros ya no se molestan en comentar que a la factura hay que sumar un reducido extra para costear los gastos de seguridad. Todo el mundo lo da por hecho.

Y ahi se acaba la preocupacion. Antes la simple vision de uno de estos seguratas, mas las noticias de atentados suicidas, servia para desalentar a cualquier interesado en comer fuera. Ahora ya no es asi. Las medidas tomadas por el Gobierno de Sharon, con una represion durisima contra la poblacion civil palestina, no solo contra los grupos armados, han cumplido su proposito. Los israelies han reanudado sus rutinas diarias, incluida la diversion.

Tambien las calles peatonales, que habian quedado desiertas por la dificultad de establecer un perimetro de seguridad efectivo, tienen llenos los locales de ocio. Se ha vuelto a la epoca anterior a los atentados suicidas, cuando solo habia que recorrir unos kilometros para encontrarse con dos mundos diferentes. Los atentados hicieron que los dos pueblos tuvieran la misma sensacion de terrible inseguridad, a la que ciertamente no estaban acostumbrados los israelies.

Israel ha sufrido varias guerras, pero en los largos intervalos entre ellas siempre podia regresar a la normalidad. Es obvio que los palestinos no estaban, ni estan, en la misma situacion.

Ahora, los turistas judios norteamericanos vuelven a llenar los hoteles. El aeropuerto de Ben Gurion, el mayor del pais, acaba de inaugurar una moderna terminal de pasajeros, que ha sustituido a las desvencijadas instalaciones anteriores. Las autoridades parecen confiadas en una mejora del panorama economico.

Es cierto que toda esta situacion puede virar en redondo con uno o dos atentados masivos. No importa. Mas tarde o mas temprano, los israelies volveran a su estilo de vida anterior. Son gente dura, al igual que los palestinos. Ni unos ni otros cambiaran de posicion politica o sentimientos personales a golpe de bomba.

La violencia, ademas de moralmente reprobable, no siempre es tan efectiva para cambiar la voluntad de la gente. A veces, tiene el efecto contrario. De ahi una de las grandes paradojas de la guerra entre israelies y palestinos. Ambos lados son conscientes de la inutilidad de la violencia, por no hablar del alto precio en vidas humanas, pero no pueden dejar de recurrir a ella.

Como suele decir Amos Oz, los dirigentes israelies y palestinos son cirujanos cobardes que no se atreven a operar al paciente. Prefieren seguir recetandole la medicina de siempre. Aunque saben que no va a funcionar.

Nota: Y sigo disculpandome por la falta de acentos.

13.11.04

El testamento

Desde Ramala:
Mientras permanecia a unos metros de la tumba de Arafat, una media hora despues del entierro, no podia dejar de pensar que habia visto ya esas imagenes muchas veces. Los policias uniformados disparando al aire. Los jovenes golpeandose en el pecho y prometiendo dar su sangre por Arafat y Palestina. Todo eso ya lo habia visto antes, a pesar de que el momento no admitia comparacion con ningun suceso del pasado. Habia muerto Arafat, el hombre sin el cual es imposible entender la historia de Oriente Medio de las ultimas tres decadas.

Entiendanme. Los palestinos han sufrido por la muerte de Arafat. Esa agonia se ha prolongado durante dias por la incompetencia de los dirigentes palestinos, que pretendian prolongar de forma irreal las esperanzas en la recuperacion del lider. Ahora hay algo mas importante que todo eso, y es la simple supervivencia personal. Los palestinos no se van a rendir, pero ya tienen claro que solo pueden confiar en aquellos que nunca les van a fallar: sus familiares, sus amigos mas cercanos. Nadie mas.

Por eso, una hora despues del funeral, la explanada de la Mukata donde se ha enterrado a Arafat estaba casi vacia. La gente tenia otros planes: volver a sus casas para celebrar con la caida del sol la ultima comida del Ramadan. Querian estar cerca de los suyos. Los otros, incluidos los lideres politicos que han prometido tantas veces la victoria, podian esperar. No se si es resignacion o fatalismo. Los palestinos no tienen mucha confianza en el futuro.

En las conversaciones que tuve ayer con palestinos, ninguno con cargo politico, todos gente de a pie, me han dejado claro que Arafat es, ahora mas que nunca, el padre de Palestina. Incluso los que desprecian a todos los politicos que le rodeaban, y eso incluye a sus futuros sucesores, reconocen que no tendran otro lider como el. Con Arafat se ha ido una parte de su historia, y me temo que muchas de sus esperanzas.

Supongo que esa es la razon de que el momento mas simbolico del funeral no fuera la llegada del helicoptero con el cadaver ni el mismo instante de la inhumacion. Mucho mas significativo fue el instante en el que miles de personas saltaron los muros de la mukata. En realidad, no estaban invitados al entierro de su lider. La explanada estaba reservada a los dirigentes de la OLP, los invitados extranjeros y las fuerzas de seguridad. La gente corriente solo podia subirse a una azotea o ver el acontecimiento por television. Se negaron a aceptar la imposicion. Saltaron las barreras por miles para decir a los nuevos lideres que Arafat es suyo y que no confian demasiado en ellos.

Unas horas antes del entierro, le he preguntado a un abogado sobre su opinion de los pasos futuros que deben dar los dirigentes de la OLP. Ha comenzado dando la respuesta oficial, los lideres deben estar unidos, hay que hacer frente al enemigo, hay que continuar la lucha...

Le he cortado para preguntarle en concreto si un futuro lider podria aceptar algo que Arafat hubiera rechazado antes en cualquier negociacion. Entonces, se ha dado cuenta de adonde queria llegar, ha abierto los ojos, casi escandalizado, y me ha dicho que no. En absoluto, nadie se atrevera a apoyar una propuesta a la que Arafat se haya opuesto.

Con su entrada a la fuerza en la mukata, los palestinos, sobre todo los jovenes, han enviado un mensaje claro a los aspirantes a suceder en el trono al viejo lider: nosotros somos los albaceas del legado de Arafat, no vosotros. El politico que lo olvide pagara las consecuencias.


Una nota de disculpa

Lo primero, por la falta de acentos. Son cosas de los teclados que uno se encuentra por el extranjero.

Lo segundo, por la ausencia de trabajo en los dos ultimos dias. No, no estaba conmocionado por la muerte de Arafat. Ya estoy un poco mayor para eso. Tuve que viajar a Ramala con lo puesto, y eso no incluia los articulos de aseo y un ordenador con el que poder transmitir. Por las especiales circunstancias que vivia Ramala, no habia ningun cafe internet ni tienda abiertos, excepto farmacias y panaderias. Las Brigadas de Martires de Al Aqsa se ocupaban de eso. Y el hotel no tenia conexion a internet, quiza porque es de propiedad saudi.

Bueno, y tambien porque el dia del entierro trabaje mucho. Y, sinceramente, con la pasta que me pagan en mi empresa, tampoco les iba a dejar tirados.

Me dicen que The Guardian cuenta hoy que Maruan Barguti, preso en una carcel israeli con cinco cadenas perpetuas, tiene previsto presentarse a las elecciones presidenciales palestinas. Me parece un anuncio un poco prematuro, pero quien sabe. El domingo contare por que esta noticia no va a dejar dormir tranquilos a Abu Mazen y Abu Ala, los herederos oficiales de Arafat.

10.11.04

Parte de Faluya

En el blog de The New Republic, Spencer Ackerman hace un buen resumen, con multitud de enlaces, sobre el balance de los combates de Faluya hasta primera hora de la tarde: The sunni persecution strategy.

Titulares de 9 milímetros

Hubo un tiempo en que no era extraño que policías y guardias civiles se enfrentaran a tiros en la calle. Evidentemente, ambos pensaban que estaban disparando a delincuentes. Se decía que había aumentar la coordinación entre los dos cuerpos. Algo sí que han cambiado las cosas. Ahora, no se lanzan munición, sino titulares de los periódicos. Y pueden llegar a hacerse bastante daño.

Titular de El Mundo de hoy:
Toro y Trashorras intentaban en 2001 montar bombas con móviles y la Guardia Civil lo sabía.

Titular de El País de hoy:
España ha detenido ya a más de 100 radicales islamistas desde el 11M.

En el subtítulo de la noticia en El País, se dice que España "es el país de la Unión Europea que más terroristas ha encarcelado en 2004". Esta es una noticia que George Bush y John Ashcroft hubieran firmado gustosos. Qué es eso de que sean los tribunales los que decidan quién es terrorista y quién no. Eso es competencia del Gobierno y de su periódico de cabecera. Y punto. Sólo faltaba que los terroristas pudieran defenderse. A dónde vamos a llegar.

Sigues leyendo y descubres que la propia entradilla del artículo dice: "De ellos (los detenidos), casi la mitad permanece en la cárcel".

Una de estadísticas caseras. De la información de El País, se deduce que si eres terrorista y te detienen en España, las probabilidades de que acabes en la cárcel son sólo del 50%. Y luego se quejaban del santuario de Afganistán.

El embajador nuclear

La Casa Blanca y el Pentágono dicen estar muy preocupados por el peligro de proliferación nuclear, sobre todo si los sospechosos residen en Teherán. Con Pakistán, gran aliado en la guerra contra Al Qaeda, es inevitable que sean menos rigurosos.

Cuando se descubrió que el jefe del programa nuclear paquistaní, A.Q. Khan, había recibido de Corea del Norte sistemas de misiles a cambio de venderles tecnología nuclear, los norteamericanos debieron conformarse con un mea culpa público de Khan. Musharraf le perdonó inmediatamente. No hubo una auténtica investigación porque podría haber implicado al alto mando militar paquistaní, quizá incluso al presidente Musharraf.

El nuevo embajador de Pakistán en EEUU, Jehangir Karamat, está a punto de presentar sus cartas credenciales ante Bush. Desgraciadamente para ambos, se ha sabido que el general General Karamat intervino en los planes de Khan para que Pakistán se hiciera con la bomba atómica y autorizó los contactos y acuerdos con los norcoreanos (algo que Karamat niega). Lo hizo cuando era el jefe del Ejército entre 1996 y 1998.

La información proviene de la declaración que hizo Khan en la breve investigación que tuvo lugar en Pakistán y por la que nadie fue procesado, y que ahora rescata The New Republic. Como el artículo es sólo para suscriptores, recojo aquí el párrafo en el que se detalla la intervención de Karamat:

Yet in debriefings by investigators, Khan reportedly asserted that Karamat was immersed in the details of an arrangement in which Pakistan received help with its ballistic missile program in exchange for providing North Korea with uranium-enrichment technology. During his tenure as army chief of staff, Karamat held overall responsibility for Pakistan's Ghauri mid-range missile program.

In December 1997, he reportedly made a secret trip to North Korea. Four months later, in April 1998, he officiated at the first successful test of the Ghauri, widely believed to be a rechristened North Korean Nodong missile. "What Khan is implying is that there was a quid pro quo and that Karamat was aware of what was going on," says Gaurav Kampani, a senior research associate at the Center for Nonproliferation Studies in Monterey, California. "[Khan] is suggesting that [Karamat] presided over the nuclear-for-missile transfer or actually signed off on it." Karamat insisted to The New Republic he did not travel to North Korea and was not aware of or involved in an exchange of missiles for nuclear technology.

Claro que podría ser que el científico Khan fabricara la bomba nuclear sin informar al alto mando militar y al Gobierno paquistaníes, que fuera un proyecto personal que luego entregara a las autoridades. Podría que ser negociara directamente con Corea del Norte sin pedir permiso a los jefes militares. Y que el general Karamat recibiera los misiles norcoreanos sin saber cómo se habían obtenido.

Pero es poco probable.

9.11.04

Bush tropieza en los tribunales

El limbo jurídico de Guantánamo y las consecuencias legales de la guerra contra Al Qaeda no fueron casi discutidos durante la campaña electoral de EEUU. Pero la justicia continúa su curso, y a veces no en los términos que desearía la Casa Blanca. Un juez federal ha decretado que los tribunales militares puestos en marcha por el Pentágono son inconstitucionales. NYT:

A federal judge ruled Monday that President Bush had both overstepped his constitutional bounds and improperly brushed aside the Geneva Conventions in establishing military commissions to try detainees at the United States naval base here as war criminals.

El auto judicial ha interrumpido el juicio de Salim Ahmed Hamdan, que fue chófer de Osama bin Laden en Afganistán y está acusado de formar parte de una organización terrorista.

Lo interesante de la decisión del juez es que plantea que ninguna decisión del Gobierno norteamericano puede vulnerar las Convenciones de Ginebra. Impediría por tanto que se no se conceda a los presuntos miembros de Al Qaeda los mismos beneficios que disfrutan los prisioneros de guerra.

El Gobierno ya ha anunciado que recurrirá la decisión. Según un portavoz del Departamento de Justicia:

"By conferring protected legal status under the Geneva Conventions on members of Al Qaeda, the judge has put terrorism on the same legal footing as legitimate methods of waging war."

Las Convenciones de Ginebra no obligan a que todos los detenidos en un conflicto bélico sean considerados prisioneros de guerra, pero sí exige que en esos casos se pongan en marcha unos mecanismos jurídicos que hasta el pasado mes de junio el Gobierno había rechazado. El juez de Washington ha dicho ahora que los pasos dados por EEUU desde entonces no son suficientes.

Será interesante conocer la decisión de los tribunales federales que examinarán el recurso contra la decisión judicial. Supongo que establecerán los términos por los cuales el Gobierno de EEUU está obligado a aplicar las Convenciones de Ginebra. Y, en cierto modo, acabará con las especulaciones sobre las libertades que Washington ha asumido al negarse aplicar en primer lugar las Convenciones, para hacerlo luego de forma limitada.