14.10.04

No va más

Ya sabemos que si Kerry gana las elecciones, tendrá que agradecérselo a los tres debates que ha mantenido con Bush (el último, anoche), y en especial al primero. Eso no quiere decir que Kerry haya ganado en todos, pero sí que, en su conjunto, le han permitido revivir su campaña y presentarse ante los votantes como un candidato solvente al cargo presidencial.

Respecto al debate de anoche, las encuestas dan resultados más confusos que en las dos citas anteriores. En la primera, la victoria de Kerry fue incontestable. En la segunda, el asalto terminó en tablas: los dos candidatos salieron fortalecidos del combate.

Ahora hay sondeos sobre el tercer duelo que consideran a Kerry el ganador (Gallup por 14 puntos, CBS por 14 entre los votantes indecisos), mientras que el de ABC apuesta por el empate. Los aficionados a los marcadores deportivos lo tienen difícil. En realidad, la prioridad para ambos en los dos últimos debates ha sido reiterar sus posiciones con la vista puesta en sus votantes tradicionales. Está por ver qué efecto tendrá en los indecisos.

Al ser el tercero, el debate de anoche fue el menos interesante (y el que incluyó más manipulaciones de hechos y cifras). Tanto Bush como Kerry no tuvieron empacho en repetir frases ya empleadas antes. El presidente insistió una y otra vez en que Kerry es un político demasiado progresista, sin la energía suficiente para enfrentarse a los terroristas y obsesionado con subir los impuestos de los norteamericanos. El demócrata insistió en describir a Bush como un político desconectado de la realidad y cuya incompetencia ha contribuido a agravar los problemas que sufre el país.

Mi frase favorita es aquella en la que Kerry intenta descalificar la credibilidad de su contrincante en relación al gigantesco déficit presupuestario:

"Being lectured by the president on fiscal responsibility is a little bit like Tony Soprano talking to me about law and order in this country."

Ingenioso. Espero que no empiece a repetirla como un loro, al igual que hace Bush con aquello de "you can run, but you can?t hide".

Consumidos los tres debates y a tres semanas de las elecciones, los dos candidatos llegan a la última curva casi igualados en los sondeos. La mayoría de ellos da un empate técnico, con ventajas inferiores al margen de error. Una encuesta que desde agosto había sido bastante desfavorable para Kerry, la de The Washington Post y la cadena ABC, le concede ahora una ventaja de un punto (49% a 48%).

Ahora es cuando todos cruzan los dedos. Cualquier noticia fuera del control de las campañas (por ejemplo, un atentado terrorista) puede desequilibrar la situación. Un estudio reciente de un sociólogo de la Universidad de Cornell ha descubierto que siempre que el Gobierno norteamericano hace pública una alerta al aumentar el riesgo de un atentado, las encuestas han recogido un aumento en el apoyo a Bush, también en los asuntos no relacionados con la seguridad. (Texto del informe, 12 págs, pdf).

¿Por qué será que no me extraña nada?

Transcripción del tercer debate Bush-Kerry.
Shaping Opinion: Early Reaction To the Final Presidential Debate. Resumen del veredicto de los analistas en periódicos, televisiones y blogs de EEUU en WSJ.

LOS OTROS DEBATES:
Por qué ha ganado Kerry. Análisis del primer debate.
Bush recupera la energía. Análisis del segundo debate.