14.9.04

Sólo un día más

Un día más en Irak. Un día más en el que corre la sangre. Los medios de comunicación se centran en la matanza de Bagdad, pero hay mucho más. Hoy ha ocurrido esto en Irak:

-Un coche bomba explota en un mercado de Bagdad, cerca de una comisaría. Mueren 47 personas en el peor atentado terrorista en Irak en los últimos seis meses.
-Tirotean un autobús policial en Baquba. Mueren 12 personas. El grupo del terrorista jordano Al Zarqawi reivindica los dos atentados.
-Un soldado norteamericano muere y otros cinco resultan heridos en una emboscada cerca de Mosul.
-Dos soldados norteamericanos mueren y tres quedan heridos al explotar una bomba al paso de un convoy militar en Bagdad.
-Aparece en Internet una cinta en la que los miembros del grupo de Al Zarqawi decapitan a un rehén turco.
-Un grupo de insurgentes abre fuego contra un convoy norteamericano que iba a entrar en Ramadi. Los soldados responden y matan a diez personas.
-El ataque contra un oleoducto en el norte de Irak obliga a cerrar una central eléctrica, lo que deja sin luz a buena parte del país, incluidas algunas zonas de Bagdad.
-Un grupo terrorista iraquí afirma haber secuestrado a dos australianos en Irak y amenaza con matarlos. Nada se sabe aún de los dos periodistas franceses y las dos voluntarias italianas secuestrados desde hace unos días.

La prensa española no hace más que comparar lo que está ocurriendo en Irak con las expectativas creadas por Bush para justificar la invasión y posterior derrocamiento de Sadam. Contrastar las declaraciones de los políticos con la realidad es un ejercicio periodístico normal y necesario, siempre, eso sí, que los periodistas no intenten ajustar la realidad a sus preferencias.

Y lo que ocurre en EEUU es que cada vez está más claro que el baño de sangre iraquí no está perjudicando a las posibilidades de reelección de Bush. Lo malo para Kerry no es que los sondeos sigan colocándole a cerca de diez puntos de Bush, sino que también está por detrás en algunos Estados clave, como Ohio, Florida y Pennsylvania. Si Kerry no gana en dos de esos tres Estados, tiene casi garantizada la derrota.

Parece difícil que los republicanos puedan obviar la situación de Irak en su campaña. De hecho, no lo hacen, pero siempre en un contexto favorable para sus intereses. ¿Cómo lo hacen? Evidentemente, no continúan prometiendo que aparecerán las armas de destrucción masiva, no son tan idiotas. Estos dos párrafos, sacados del discurso que Bush dio en Michigan hace unos días, dejan claro a qué me refiero:

We have led, many have joined, and America and the world are safer. This progress involved careful diplomacy, clear moral purpose, and some tough decisions. And the toughest came on Iraq. We knew Saddam Hussein's record of aggression and support for terror. We knew his long history of pursuing, even using, weapons of mass destruction. And we know that after September the 11th, our country must think differently. We must take threats seriously before they fully materialize. (...)

I have a decision to make. (Se refiere a la decisión de invadir Irak.) The decision only comes to the Oval Office, a decision no President wants to make, but must be, must be prepared to make, and that is: Do I trust the word of a madman, forget the lessons of September the 11th, or take action to defend this country? Given that choice, I will defend America every time.


Sadam Hussein y el 11 de septiembre en el mismo párrafo o, incluso, en la misma frase. No necesita más.