20.9.04

Eddie Adams (1933-2004)



Ha muerto Eddie Adams, autor de una de las fotografías más célebres de la guerra de Vietnam. El 1 de febrero de 1968, en el segundo día de la ofensiva del Tet, el general Nguyen Ngoc Loan (el jefe de la Policía survietnamita) se acercó a un prisionero del Vietcong y le disparó un tiro a quemarropa en la sien. Adams, fotógrafo de Associated Press, estaba allí. Recibió un premio Pulitzer por esa foto.

La imagen se convirtió en un símbolo de la guerra y, de alguna manera, fue adoptada por los grupos pacifistas que se oponían a la intervención norteamericana en Vietnam. Representaba todo lo que estaba yendo mal en el sureste de Asia, la incapacidad de EEUU por controlar a un aliado, Vietnam del Sur, tan sangriento como el enemigo del norte, y la brutalidad de un conflicto que, como todas las guerras civiles, estaba degenerando en un ciclo de venganzas sangrientas.

Sin embargo, el autor de la foto no estaba de acuerdo con esa interpretación. No es que justificara la acción del general, pero sabía que las circunstancias personales del verdugo y su víctima no permitían juicios de valor simples. El ejecutado había asesinado a un amigo del general Loan y también había matado a la esposa de ese amigo y a sus seis hijos.

This interpretation long dismayed Mr. Adams, who accepted General Loan's contention that the man he shot had just murdered a friend of his, a South Vietnamese army colonel, as well as the colonel's wife and six children. "How do you know you wouldn't have pulled the trigger yourself?" Adams would later write in a commentary on the image.

Eddie Adams estaba mucho más orgulloso de otras imágenes obtenidas en Vietnam. Tras el fin de la guerra, cubrió la huida de miles de survietnamitas en frágiles botes (de ahí el nombre de "boat people"). Fueron rechazados por los países limítrofes y muchos perecieron ahogados o asesinados por piratas. Adams subió a uno de esos botes y su reportaje gráfico fue escogido por el Departamento de Estado para convencer al Congreso de EEUU de que permitiera la entrada en el país de 200.000 refugiados.

Después de la guerra, continuó trabajando. Suyos son dos célebres retratos de Jacqueline Kennedy, en el día del entierro de su marido, y de la madre Teresa de Calcuta.

El relato de cómo Adams obtuvo la foto premiada por el Pulitzer revela hasta qué punto es verdad una de las máximas del fotoperiodismo, la que dice que la primera virtud del fotógrafo es estar ahí, en el lugar y en el momento exactos en los que se produce la noticia:

On Feb. 1, the second day of the massive military operation, Adams hitched a ride with an NBC crew and rode toward the sound of gunfire in Cholon, Saigon's embattled Chinese quarter.

Finding no action, they were about to leave when Adams saw police walking out of a building with a bound prisoner.

"All of a sudden, out of nowhere, comes General [Nguyen Ngoc] Loan, the national police chief," he once related. "I thought he was going to threaten the prisoner. So as quick as he brought his pistol up, I took a picture. But it turned out he shot him."

The photo was published on newspaper front pages around the world and increased opposition to the war, illustrating for many the brutal nature of the conflict. It also turned the world against Loan.

"In taking that picture," Adams later told Parade magazine, "I had destroyed [Loan's] life. For General Loan had become a man condemned both in his country and in America because he had killed an enemy in war. People do this all the time in war, but rarely is a photographer there to record the act."


Loan también encontró asilo en EEUU y terminó sus días como propietario de una pizzería en Washington. Años después, Adams visitó a Loan y el ex general le dijo: "Usted estaba haciendo su trabajo y yo, el mío".

La fotografía adquirió un valor como símbolo que estaba muy alejada de las intenciones de su autor. Había dejado de ser suya para convertirse en patrimonio de lo que cada uno creía ver en esa foto. Como ocurre muy a menudo con las grandes imágenes de la historia del fotoperiodismo.

Eddie Adams, Journalist Who Showed Violence of Vietnam, Dies at 71. The New York Times.
Eddie Adams, 71; Pulitzer-Winning Photojournalist.. Los Angeles Times.
Eddie Adams Workshop