6.8.04

Bush, el orador

Lo sabía. Más tarde o más temprano, Bush iba a reconocer en público que ha declarado la guerra a los Estados Unidos de América. Ayer, en uno más de sus atormentados combates con la sintaxis, anunció que su Gobierno, al igual que los terroristas, no deja de buscar formas de dañar a su propio país:

Our enemies are innovative and resourceful, and so are we, Bush said. They never stop thinking about new ways to harm our country and our people, and neither do we.

Es decir: Nunca dejan de pensar en nuevas maneras de dañar a nuestro país y a nuestro pueblo, ni tampoco nosotros.

Los bloggers norteamericanos no han dejado escapar la oportunidad. Atrios cree que por fin Bush ha abierto su corazón a sus compatriotas:

Tenía que suceder. Estaba claro que Bush se terminaría cansando de contar una mentira detrás de otra. Así que, en un momento de rara sinceridad, finalmente contó la verdad.

No se pierdan los comentarios en el post de Atrios. Hoy es un buen día para revisar la kilométrica lista de Bushismos, así les llaman, que tiene la revista Slate. Un ejemplo:

"I'm honored to shake the hand of a brave Iraqi citizen who had his hand cut off by Saddam Hussein. Washington, D.C., May 25, 2004".