11.6.04

Rectificar es de... ¿valientes?

El indescriptible error de la agencia Efe en la traducción de unas palabras de Donald Rumsfeld ha provocado hoy otra cadena de errores en la prensa española, al menos entre los principales periódicos. Se demuestra una vez más lo mal que los periodistas de este país gestionan los errores propios. No me refiero al número, mayor o menor, de errores, sino a la forma de rectificar, aclarar o precisar informaciones que se revelan como falsas. No es un deshonor rectificar. A fin de cuentas, como dice Nacho Escolar, las erratas son las últimas que abandonan el barco.

Hagamos memoria: el jefe de Pentágono anunció el 4 de junio en un discurso pronunciado en Singapur que las organizaciones terroristas preparaban atentados para este verano en EEUU, España, Indonesia y otros países:

"El nivel de la amenaza sugiere un alto interés por parte de los terroristas en atacar Estados Unidos y muchos países más. España, Indonesia y otras cinco, diez o quince naciones".

Los medios de comunicación informaron de estas no muy responsables palabras y de la airada reacción del Gobierno español, que no había sido informado de tamaña amenaza.

Mentira. Rumsfeld nunca anunció atentados. Efe lo achaca a un error de traducción, pero se me antoja que esto se acerca más a una simple invención. Estas fueron las palabras de Rumsfeld y su traducción real:

The threat levels suggest a good deal of interest on the part of terrorists in attacking the United States, attacking most western countries. We've seen it, as I say, in Spain and many other countries. We saw it here in Indonesia, in Bali. We've seen attempted attacks in five, or ten, or fifteen other countries. I think one reasonably has to expect that that intention is there.

El nivel de amenaza sugiere que los terroristas tienen un gran interés en atacar a EEUU, en atacar a la mayoría de los países occidentales. Lo hemos visto en España y en muchos otros países. Lo vimos aquí, en Indonesia, En Bali. Hemos visto intentos de atentados en cinco, diez o quince países. Creo que se puede deducir razonablemente que esa intención existe.


Menudo estreno para Alex Grijelmo, recientemente nombrado presidente de la agencia Efe. Grijelmo se ha pasado años clamando en El País por un uso correcto y responsable del idioma español y ahora descubre que tiene que pagarles a sus redactores cursos acelerados de inglés.

El error tuvo consecuencias políticas, gracias a la reacción del Gobierno español, que, por otro lado, no podía hacer otra cosa, teniendo en cuenta la posible repercusión del mensaje en la industria turística a pocas semanas del comienzo del verano. Además, como los clientes de una agencia son los demás medios de comunicación, el patinazo repercutió en todos ellos.

Hoy, varios periódicos insisten en el error al dar a la rectificación un espacio y relevancia muy inferior a las que tuvo la noticia original. El premio a la información mejor escondida se lo lleva El País. La noticia (Efe tradujo mal las declaraciones de Rumsfeld que motivaron la queja del Gobierno español) está en la página 32 y va a una columna (en realidad, ocupa media columna). ¿Acompaña la información a otras noticias relacionadas con EEUU, la guerra de Irak o la lucha contra el terrorismo? Junto a ella, nos enteramos de que la Audiencia Nacional le ha negado beneficios penitenciarios a Galindo. Sin comentarios.

No he encontrado ninguna referencia en La Razón. Ante tamaño descaro, quiero creer que dieron ayer la noticia. La Vanguardia lo deja como apoyo en la página 24 con un texto de muy pocas líneas. El Periódico de Catalunya le da algo más de aire. Está en la página 27, segunda página de la sección de Política, con el titular: El Gobierno se disculpará por atacar a Rumsfeld sin motivo.

El Mundo se queda a dos aguas. Incluye la rectificación en una página, la 10, encabezada por unas declaraciones de Zapatero sobre la retirada de las tropas españolas de Irak. Está en el contexto adecuado. El titular (Rumsfeld no dijo lo que Efe le atribuyó) obliga a leer el texto para enterarse de verdad. Pero la noticia va como apoyo en la parte inferior de la página, por debajo de otro apasionante despiece titulado La Constitución europea, según España, que los lectores habrán devorado con placer.

ABC dio ayer la noticia del error y hoy va un paso por delante con el titular: El Gobierno opta por el silencio y no rectifica sus ataques contra Rumsfeld. Va en la página 13 con foto de la vicepresidenta Fernández de la Vega. El detalle lamentable está en la página 5 de la sección de opinión. Una breve nota, con foto de Grijelmo, valora así la rectificación de Efe:

Ejemplo de gallardía y gesto de transparencia que distingue a su presidente, Alex Grijelmo, por hacer de la fe de errores un titular de excepción.

¿Gallardía? Sólo faltaba. Ahora resulta que cumplir con tu obligación es un gesto de valentía que hay que elogiar. Mal andamos si rectificar un error que ha tenido graves consecuencias se considera algo inusual. Parece que ABC considera más importante quedar bien con un directivo de otra empresa que con sus lectores.

Se suele decir en nuestra profesión que perro no come carne de perro. Me parece que tenemos que cambiar de dieta.