14.5.04

El porno vende mucho

El Pentágono cruza los dedos para que no aparezcan en los medios de comunicación norteamericanos más fotos de las torturas de la prisión de Abu Ghraib, de la que hoy han salido libres 315 presos. Algunos periódicos parecen tener demasiada prisa o están dispuestos a publicar cualquier cosa. El patinazo del mes corresponde al diario The Boston Globe. Hace unos días, publicó una foto que mostraba abusos sexuales a mujeres iraquíes protagonizados por soldados norteamericanos. Las imágenes estaban sacadas en realidad de una web porno.

El periódico de la competencia, Boston Herald, no perdió la oportunidad de mofarse del rival con el titular: "Globe caught with pants down: Paper duped into running porn photos". El Globe empleó esa técnica periodística, tan lamentable como extendida, que dice que se puede informar de cualquier tontería que salga de la boca de un político en una conferencia de prensa. Fue un político, un concejal de Boston, el que mostró la foto en una conferencia de prensa y, por lo visto, el periódico no necesitaba ninguna confirmación más. El director se disculpó al día siguiente, tanto por el carácter explícito de las fotos, como por no estar confirmado que tuvieran que ver con las torturas de Irak. No tuvo valor para informar del origen real de las imágenes.