22.4.04

La foto prohibida



La primera fotografía de los ataúdes de soldados muertos en Irak publicada en la prensa norteamericana ya le ha costado el puesto de trabajo a su autor. The Seattle Times, el diario que la publicó, informa hoy que Tami Silicio ha sido despedida por la empresa para la que trabaja en Kuwait. La empresa se llama Maytag Aircraft y realiza labores de mantenimiento para el Pentágono en el aeropuerto de Kuwait.

“Silicio dice que nunca pretendió conseguir notoriedad. Al contrario, confiaba en que la publicación de la foto ayudaría a las familias de los soldados caídos a conocer el cuidado y la devoción con que el personal civil y militar se ocupa de la vuelta de los soldados a casa”.

El Gobierno norteamericano prohíbe desde 1991 que se tomen imágenes de los ataúdes de soldados a su llegada a EEUU. En 1996, el Tribunal de Apelaciones de Washington rechazó una demanda de los medios de comunicación para que la prohibición fuera anulada. Se dice que es una forma de respetar la intimidad y el dolor de los familiares de los soldados muertos. Muchos periodistas sospechan que lo que se intenta evitar es el impacto emocional que supondría para los norteamericanos ver directamente el precio en vidas humanas, de sus compatriotas, de la decisión de su Gobierno de ir a la guerra.

The Seattle Times recibió la fotografía y, consciente de la repercusión del asunto, decidió publicarla acompañada de un reportaje (The somber task of honoring the fallen) en el que se describía la forma sensible y respetuosa en que se realiza la evacuación de los cadáveres de los soldados. El periódico dice que ha recibido numerosas llamadas de lectores y que la mayoría apoya la decisión de hacer pública la foto.