22.3.04

Limpiar con sangre

Donde no llega el muro, llegan los misiles lanzados por helicópteros. Hace diez días, un atentado mató a diez personas en la localidad de Ashdod. El suicida venía de Gaza, rodeada desde hace ya tiempo por otra “valla de seguridad” enarbolada por el Gobierno israelí como la mejor medicina contra la violencia. Cuando falló, Sharon optó por la alternativa que más ha utilizado, el arma de los asesinatos selectivos, a pesar de sus cuestionables efectos y de su ilegalidad a la luz del derecho internacional.

Sin embargo, el asesinato de Ahmed Yassin, fundador y líder espiritual de Hamás, va más allá de una simple represalia. Se trata de una consecuencia directa del plan de Sharon de retirada unilateral de Gaza y de abandono de la mayoría de sus asentamientos. Con el prestigio de la Autoridad Palestina bajo mínimos, en especial en Gaza, los israelíes corren el riesgo de entregar el control de más de un millón de palestinos a una organización extremista opuesta a cualquier negociación con Israel. De hecho, Hamás ya había anunciado hace unas semanas que se estaba preparando para responsabilizarse del control administrativo de Gaza y asegurar un mínimo nivel de servicios para sus habitantes.

“La muerte de Yassin forma parte de la ofensiva israelí previa a la retirada (de Gaza)”, escribe hoy en Haaretz Zeev Schiff. “El peligro reside en que Gaza quede consumida por la anarquía y que Hamás tome el control de la calle, impidiendo a la más pragmática Autoridad Palestina imponer la ley y el orden”.

No es la primera vez que el Ejército de Sharon intenta asesinar a Yassin. Pero después del último intento, había desistido de momento, y no por falta de oportunidades. Yassin, condenado a vivir en una silla de ruedas desde su infancia, no vivía en la clandestinidad y acudía con regularidad a una mezquita cercana para rezar. El hecho de que hayan decidido matarlo ahora demuestra que el asesinato es un instrumento político más para las autoridades israelíes, disponible cuando las circunstancias lo requieren. Ahora toca comenzar a limpiar Gaza, antes de abandonarla a su suerte, sin un proceso negociador que garantice su entrega a algún tipo de autoridad política con medios para afrontar la responsabilidad de gobernarla.

Pacificar Gaza a través de la sangre. Una idea curiosa. Todo el mundo da por hecho, y aquí coinciden el brazo armado de Hamás y el ministro israelí de Defensa, que el ataque con misiles creará un ciclo de represalias en el que pueden morir decenas de israelíes y palestinos. “Estamos preparados para una ola de terror en las próximas semanas”, ha dicho el ministro Saúl Mofaz. Otro ministro, el de Interior Abraham Poraz, ha dicho lo mismo, pero en un tono diferente:

“Me temo que hemos abierto un ciclo que muchos pagarán con su vida. Me temo que aumentará la motivación de Hamás. Yassin se convertirá en una especie de mártir, un héroe nacional para ellos, y, lamento decirlo, esto no impedirá a Hamás continuar con sus actividades”.

Poraz votó en contra del asesinato de Yassin en la reunión del domingo del Gobierno israelí. Efectivamente, hubo una votación, porque en el Consejo de Ministros de Israel se vota la eliminación física de los líderes de la intifada, al igual que se vota para aprobar las inversiones en carreteras o las leyes de medio ambiente.

En Israel, se dirá a buen seguro que Israel se reserva todos los medios posibles para acabar con los atentados contra sus ciudadanos. Recuerdo que en 1996 el Gobierno laborista de Simón Peres aprobó el asesinato de “El Ingeniero”, un dirigente del brazo armado de Hamás y responsable de la mayoría de los artefactos explosivos empleados por la organización. Su muerte provocó una terrible cadena de atentados suicidas que mataron a 60 personas en sólo diez días. Lo que no sabía Peres es que esa carnicería terminaría por derrotarle en las elecciones. Fue derrotado por un puñado de votos por Netanyahu y el proceso de paz de Oslo recibió una herida de la que nunca se recuperó.

¿Quién era Ahmed Yassin? Perfil de Yassin. BBC (en español)
Sheikh Ahmad Yassin: a Biography. Perfil de Yassin. The Jerusalem Post.
Israel: Yassin deserved to die. BBC.
Full text: Hamas vows revenge. BBC.
Palestinian Center for Human Rights. Otras siete personas murieron en el ataque con misiles contra Yassin. La lista incluye tres guardaespaldas de Yassin y cuatro asistentes al servicio religioso que acababa de terminar.