11.2.04

La extraña pareja



¿Cuál fue el número de la revista Newsweek del 2003 más vendido en los kioskos de EEUU? ¿El del comienzo de la guerra de Irak? No. ¿El de la caída del régimen de Sadam? Tampoco. El ejemplar más vendido es el que tenía en portada la foto de Bush rezando y el titular “Bus & God”. Vendió 246.000 ejemplares. El artículo, publicado dos semanas antes del comienzo de la guerra, describía la influencia en Bush de sus creencias religiosas y comenzaba así:

George W. Bush rises ahead of the dawn most days, when the loudest sound outside the White House is the dull, distant roar of F-16s patrolling the skies. Even before he brings his wife, Laura, a morning cup of coffee, he goes off to a quiet place to read alone.

His text isn’t news summaries or the overnight intelligence dispatches. Those are for later, downstairs, in the Oval Office. It’s not recreational reading (recently, a biography of Sandy Koufax). Instead, he’s told friends, it’s a book of evangelical mini-sermons, “My Utmost for His Highest.” The author is Oswald Chambers, and, under the circumstances, the historical echoes are loud. A Scotsman and itinerant Baptist preacher, Chambers died in November 1917 as he was bringing the Gospel to Australian and New Zealand soldiers massed in Egypt. By Christmas they had helped to wrest Palestine from the Turks, and captured Jerusalem for the British Empire at the end of World War I.

Hay que decir que Newsweek pone dos o tres veces al año temas religiosos en portada (como de hecho hace esta semana) y que no es raro que esos números sean los más vendidos.

En el caso de la revista Time, el vencedor fue un tema más clásico: la elección de personaje del año. Vendió 389.000 ejemplares con la portada en la que se premiaba la figura del soldado americano.