28.1.04

El Lord absuelve a Blair

Hace unos días, se creía que hoy iba a ser una de las jornadas más duras para Tony Blair e incluso algunos pensaban que sería el principio de su final como primer ministro británico. De ningún modo. El informe de Lord Hutton (la investigación de la guerra entre Blair y la BBC sobre los informes de los servicios de inteligencia a cuenta de la amenaza de Sadam y el posterior suicidio del científico David Kelly) ha terminado siendo una clara victoria para Blair y una resonante derrota para la cadena pública británica.

Todas las controvertidas medidas tomadas por el Gobierno han sido aprobadas por Hutton. Se ha dado por satisfecho con el proceso de elaboración del informe de los servicios de inteligencia. A pesar de que se ha confirmado que el principal portavoz de Blair, Alastair Campbell, hizo sugerencias para hacer más contundente las conclusiones del informe, Hutton ha decretado que su contenido era coherente con la información con la que contaban los espías británicos. Hutton no cree que hubiera exageraciones ni manipulación. Sencillamente, se cree la declaración que hizo el jefe de la comisión que elaboró el informe.

Como sabrán todos aquellos que leyeron el guión del programa de la BBC Panorama, (ver más abajo el post La BBC, Blair y los 45 minutos), el Gobierno fue filtrando datos a la prensa, sobre todo a The Times, para que se conociera el nombre de la fuente utilizada por la BBC (David Kelly) en una de sus más polémicas informaciones: la noticia de que el Gobierno había manipulado el informe de los servicios secretos para hacer más terrorífica la amenaza de Sadam.

Hutton niega que hubiera un plan deliberado para filtrar el nombre de Kelly. El Gobierno daba por hecho que su nombre iba a conocerse, y por eso era mejor ser franco con la prensa si ésta preguntaba en concreto por Kelly. (Cualquier periodista que haya tratado con políticos sobre asuntos confidenciales sabe que este argumento es risible. Cuando los políticos no quieren hablar de algo, no hablan).

En definitiva, el muy honorable Lord Hutton se cree todas las explicaciones del Gobierno, todas le parecen razonables y ninguna le merece una crítica de peso.

Con la BBC, las cosas son diferentes, entre otras cosas, porque la posición de la televisión pública era casi insostenible. Hutton ha dicho que no es cierto que el Gobierno supiera que era falsa la información de que Sadam estaba en condiciones de usar sus armas de destrucción masiva en un margen de 45 minutos, como había informado la BBC. Los directivos de la BBC permitieron que Andrew Gilligan diera una noticia que incluía un hecho falso, sin que ningún editor revisara esa información. La BBC cometió un grave error al no investigar los desmentidos del Gobierno y al no comprobar las notas que tomó Gilligan durante la entrevista con Kelly.

Hutton tiene razón en todos estos puntos. La arrogancia de un poderoso medio de comunicación se juntó a la desconfianza hacia el Gobierno (que estaría encantado si pudiera limitar la independencia de la BBC) y la incapacidad de una burocracia por aprender de sus errores.

Conclusión: Lord Hutton da credibilidad a todas las críticas dirigidas a la BBC y ninguna a las críticas dirigidas contra el Gobierno. El mejor resumen del informe lo da un participante en el foro abierto por la BBC. Un tal John Cooper, de Birmingham, dice: “Así que el establishment judicial británico cierra filas para proteger al Gobierno. ¡Oh, qué sorpresa!”

Titulares de la prensa británica:
BBC targeted as Hutton clears Blair. The Guardian
Hutton castigates BBC over “unfounded” Iraq report. The Independent
Hutton criticises Gilligan and BBC over report. The Times
BBC castigated in Hutton report. BBC
Informe completo de Lord Hutton