9.1.04

Couso en Counterpunch



La web de la revista Counterpunch, digna representante de la izquierda norteamericana, publicó ayer un artículo sobre el ataque al Hotel Palestina y la muerte de Couso. The death of José Couso in Baghdad comienza con dos citas:

"I think war is a dangerous place, and I think that nobody would kill a journalist intentionally." George W. Bush

"The death of José Couso was a premeditated crime, an attack on journalists to prevent us from telling the story of something the US has tried to hide from the start of the war: the slaughter of civilians."
Mónica G. Prieto, Baghdad correspondent for the Spanish newspaper El Mundo.


En realidad, estos dos testimonios, como casi toda la información que aparece en el artículo, provienen del reportaje “Hotel Palestina” emitido por Telecinco el pasado 8 de octubre. De hecho, el autor del artículo vive en Madrid y supongo que lo vio en su momento. Pero lo importante en este caso no son las cuestiones de copyright, sino que la historia de la muerte de Couso no se olvide fuera de España.

Los medios de comunicación norteamericanos recuerdan constantemente el alto precio que los periodistas pagaron durante la guerra (14 muertos en 21 días de combates, siete de ellos víctimas de disparos norteamericanos), aunque casi siempre de forma genérica. Pocos cuestionan el comportamiento de sus soldados, en el caso del ataque al hotel Palestina.

Dentro de unos días, Reporteros sin Fronteras harán publico el resultado de la investigación que han llevado a cabo sobre ese ataque. El autor de las pesquisas ha sido el periodista francés Jean Paul Mari, de la revista Le Nouvel Observatour. Mari estaba en el Palestina el 8 de abril, y unas semanas después de la guerra llegó a entrevistar al capitán Philip Wolford, el jefe de la compañía de tanques que atacó el hotel. El testimonio de Wolford apareció en un artículo titulado C’est moi qui ai donné l’ordre de tirer.