12.12.03

James Nachtwey, herido en Irak

.

Malas noticias de Irak. Uno de los mejores fotógrafos de guerra del mundo, para muchos el mejor y desde luego el más premiado, ha resultado herido en un ataque contra un convoy militar norteamericano. James Nachtwey, acompañado por el reportero de la revista Time Michael Weisskopf, viajaba en un humvee con unos soldados cuando alguien lanzó una granada contra el vehículo. Weisskopf tuvo tiempo para recogerla y lanzarla, pero al estallar arrancó la mano del reportero e hirió con metralla a los otros ocupantes del humvee.

La lista de conflictos en los que ha estado presente Nachtwey es casi un recorrido por todas las guerras de los últimos 25 años: Ulster, Centroamérica, Afganistán, Líbano, Gaza y Cisjordania, Chechenia, Suráfrica… por todos ellos ha pasado Nachtwey. Es miembro de la agencia Magnum y colabora habitualmente con la revista Time y otras muchas publicaciones.

En el 2000, salió en EEUU su último libro, “Infierno”, un trabajo que hubiera dejado horrorizado a Dante. En una entrevista aparecida en la revista Enfocarte, explicaba qué efecto quiere provocar con sus fotografías:

“Creo que la gente se debe ofender con el genocidio. Se debe ofender con la limpieza étnica. Se debe ofender con el hambre. Mi trabajo no es hacer que esas cosas sean cómodas o fácilmente digeribles. Mi trabajo no es hacer sentir cómoda a la gente con estas cosas, ni entretenerles. Mi trabajo es concienciar a la gente del hecho de que son crímenes contra la humanidad”.

Nachtwey ha aplicado siempre en su trabajo la vieja máxima de Robert Capa, si la foto no es lo bastante buena es que no estás lo bastante cerca.
Esperemos que las heridas que ha sufrido en Irak no le impidan volver a acercarse al lado oscuro de todas las guerras. Que es a fin de cuentas el único que siempre conviene recordar.