17.12.03

Alí Lmrabet

Los amigos y compañeros del periodista marroquí Alí Lmrabet han puesto en marcha una campaña a través de Internet para pedir su puesta en libertad. Lmrabet fue encarcelado por ejercer el derecho a la libertad de expresión. Sus críticas legítimas a la situación política de Marruecos fueron convertidas por el tribunal que le condenó en supuestos insultos al rey Mohamed VI.

Amnistía Internacional ha denunciado su caso y lo ha declarado preso de conciencia. Lmrabet ha recibido varios premios, el último de ellos concedido por el diario El Mundo. En España, y sobre todo en la Universidad Autónoma de Barcelona, donde da clases su compañera Laura Feliú, se está extendiendo un amplio movimiento de solidaridad a favor de Lmrabet. En su última visita a Marruecos, Aznar se interesó por su situación, agravada por una huelga de hambre. No consta que Jacques Chirac haya hecho lo mismo, a pesar de que Lmrabet cuenta también con la nacionalidad francesa.

Deberían tenerlo en cuenta todos aquellos que han defendido la supuesta valentía de Chirac al plantarse ante Bush. Supongo que la clase política francesa considera más importante defender sus vacaciones pagadas en Marruecos que la libertad de expresión.

Para apoyar la campaña de Free Ali Lmrabet, no hay que montar una cadena de emails. En la propia página web, se puede leer el manifiesto y firmarlo.

Carta bomba en Kuwait


Un carta bomba explotó el 12 de diciembre en el despacho del editor jefe de dos diarios kuwaitíes, según informa Memri. Ahmad Al Jarallah no se vio afectado por la explosión, que sí hirió a su secretario. Al Jarallah ha dicho que el atentado es "una reacción a todo lo que he escrito contra los extremistas y terroristas del mundo árabe". La carta llevaba membrete de Beirut.
Al igual que otros periodistas kuwaitíes, Al Jarallah se ha felicitado por la detención de Sadam Hussein y se ha burlado de él por no haberse rendido a los americanos: "Su captura ha demostrado al mundo que no es un valiente. Se rindió sin plantar resistencia. Si hubiera sido un valiente, habría luchado hasta el final o se habría pegado un tiro para evitar que le cogieran vivo, y no ser atrapado como un cobarde".