5.12.03

1.500 periodistas

Al final, han sido 1.515 los periodistas que han firmado el manifiesto promovido en solidaridad con los trabajadores despedidos de Antena 3. La iniciativa partió de un grupo de periodistas que han coincido en la cobertura de guerras y conflictos con el reportero Carlos Hernández, uno más de los 215 despedidos. Y por eso, el texto dice:

“Queremos protestar con energía por el despido de los 215 compañeros de Antena 3, sirviendo como ejemplo el caso del veterano corresponsal Carlos Hernández, cuya destacada trayectoria profesional y excelente cobertura de la guerra de Irak y otros conflictos armados de los últimos años fueron reconocidas recientemente por la propia Antena 3.

¿Son causas de despido ser honesto, riguroso y humilde? Porque no hay una sola razón empresarial para despacharle de una empresa a la que ha servido desde su creación en 1989.

Los directivos de los servicios informativos le felicitaron a su regreso de Irak por haberse convertido en una referencia informativa de esta cadena y uno de sus rostros públicos durante el conflicto. “Las guerras quirúrgicas no existen; la cirugía se hace con bisturís, no con misiles tomahawaks”, fue una de las muchas frases brillantes con que sembró sus crónicas y sus emisiones en directo desde la capital iraquí”.

Pero además del apoyo a Carlos, el manifiesto amplía su solidaridad a todos los despedidos en protesta por una regulación de empleo que ha tenido un carácter de limpieza de sangre ideológica:

“Consideramos que si hoy no defendemos la independencia profesional es muy posible que mañana las redacciones se llenen de periodistas atemorizados que no se atrevan a levantar la voz, que sólo se limiten a servir a los intereses de sus empleadores o a contar lo que convengan a los Gobiernos, ocultando esa parte minúscula de la Verdad, privilegio al que seguimos teniendo acceso los periodistas”.

La noticia se ha publicado en los diarios El Mundo, El Periódico, ABC, La Vanguardia, El País, El Heraldo de Aragón y La Voz de Asturias, entre otros.