22.11.03

Bigmouth strikes again

Utilicemos el título de una excelente canción de los Smiths para inaugurar una sección sobre los despropósitos que salen de los labios de algunos de los personajes en cuyas manos está el destino del mundo.
No, no vamos a empezar con Ana Palacio. Vamos a intentar poner el listón un poco más alto. Escuchemos a Tony Blair en la conferencia de prensa con la que se puso fin a la visita de Bush a Londres:
“Nos quedaremos hasta terminar el trabajo”.
Me temo que se refiere a Irak. ¿No será mejor que sean los iraquíes los que terminen el trabajo?